LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

01/02/2023. 01:02:18

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Tu nombre es tu identidad

Socia de +MoreThanLaw, Consultora y Docente de Marketing Jurídico y Marca Personal

Así de rotundo.

El consultor de Marca Personal Xavi Roca, en su recomendable libro Desmárcate, explica que durante los discursos de su graduación en Administración de Empresas uno de los ponentes afirmó algo que le marcó mucho:

Debes conseguir que, en tu tarjeta de visita,

la primera línea sea siempre más importante que la segunda

Y no puedo estar más de acuerdo.

En muchos de los procesos de consultoría de marca personal que realizo a abogados y directivos, me encuentro con talento diluido u oculto bajo la hojarasca de una acumulación de cargos y responsabilidades que, devorados por la vorágine del día a día, han ido asumiendo sin saber cuál es su esencia, qué les define ni qué valor aportan a la sociedad.

Nuestra marca tiene que tener un foco y un elemento de diferenciación que permita destacar de la competencia, que consiga dejar una impresión inolvidable en la mente y corazón de los demás. Pero para comunicar ese valor a través de argumentos racionales y emocionales, de logos, colores, tipografías, imágenes, etc., es fundamental conocernos bien, saber qué nos hace únicos y dónde está nuestra promesa de valor.

Y no sólo debe haber talento y oportunidad de mercado para nuestro cometido, sino que también debe haber esa pasión o motivación que nos impulse y que, cuando expliquemos quiénes somos y a qué nos dedicamos, nos permita desprender ese brillo en los ojos clave para lograr ser la opción elegida

Identificarse con el producto

Nuestro nombre debe aunarlo y representarlo todo. Hay ejemplos corporativos que ilustran bien esta idea. ¿Verdad que cuando pensamos en un pan de molde decimos directamente “pan Bimbo”? ¿o en pequeñas hojas de papel autoadhesivo de varias dimensiones, formas y colores, decimos directamente “Post-it”? Son marcas que han conseguido identificarse directamente con el producto. Ese mismo objetivo tenemos que lograr con nuestra marca personal, que nuestro nombre lleve directamente a nuestra profesión, al servicio que prestamos. En mi caso, sería que cuando alguien escuche “Paula Fernández-Ochoa” me posiciona automáticamente como “Consultora y speaker en marca personal y marketing jurídico, en entornos de alta competición”.

¿Me sirve cualquier speaker de marca personal? No, quiero a “Paula”. Y para que esto ocurra, para que no seamos marca blanca o mercancía sino una marca, debemos trabajar muy bien nuestra esencia y, sin duda, nuestro porqué. Así lo explica Simon Sinek en su libro Start with why, con la Teoría del Círculo Dorado. Y un gran ejemplo es Obama. Se presentó en 2008 porque era necesaria un nuevo tipo de política (New Kind of Politics) que, a nivel internacional, fue descrita con el término acuñado por el politólogo Joseph Nye como soft power (poder blando). El porqué fue la clave del discurso con el que inspiró Obama. Los líderes se dirigen a la gente que cree lo mismo que ellos creen, compartiendo la razón profunda que les mueve. Y ahí está el éxito, con la comunicación de adentro hacia fuera. Como dice Sinek, “la gente no compra lo que uno hace, compra el por qué lo hace”.

La importancia de dejar huella

Nuestro nombre, y con todo lo que hay detrás y significa, nos representa. Y para ello también debemos utilizar los canales y medios adecuados. De nuevo recurro a dos sencillos ejemplos que, lamentablemente, son muy habituales en redes sociales:

  • ¿Qué os transmite ver un usuario similar a éste: @jpp_74_k? Nada. No es identificable, no es fácilmente recordable ni memorable. Tampoco así tiene influencia en la optimización de motores de búsqueda (SEO).
  • ¿Y qué ocurre con todo el trabajo de penetración en el mercado que ha podido hacer un usuario como @JohnWebDesigner si cambia de profesión o añade proyectos de otra índole? ¿Y si utiliza el nombre de su empresa y esta cambia o desaparece? Que esa huella o posicionamiento que ha dejado, si no se pierde, se diluye o deja de tener sentido, necesitándose por tanto un trabajo mayor y más complejo de nueva comunicación.

En esta línea hay un artículo muy interesante publicado en la Revista Forbes titulado “Your Name Will Never Change, But Your Business Will” que refuerza la idea que estoy compartiendo de la importancia que tiene dejar huella con nuestro nombre. Un abogado puede ser, además, autor de libros, conferenciante, músico, tener un negocio de otro sector, finisher de retos deportivos alcanzables por muy pocos, etc. y todos esos logros conforman y dan valor a su principal activo: él.

Por tanto, una marca personal es o puede ser un negocio por sí misma que, además, durará toda la vida, y de ahí que siempre haya que ir alimentando su contenido y conexiones para reforzar su valor y sostenibilidad a lo largo del tiempo. Y como las marcas se están humanizando y vistiendo de personas para conectar, para diferenciarte y brillar siendo la opción elegida en el mercado solo hay un camino: ser tú. Haz de tu nombre y apellidos tu mejor carta de presentación.

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, no pierdas de vista a Actualidad Jurídica Aranzadi

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.

RECOMENDAMOS