LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

01/10/2022. 13:01:50

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Catherine López,directora de RRHH de la Consultora Norteamericana Real Business

“En las entrevistas de trabajo la clave es la naturalidad”

Legal Today

Catherine López estudió psicología en la Universidad de Georgia (G.O) e hizo una Maestría en Administración de Servicios Profesionales. Desde1995 se dedica asesorar departamentos de recursos humanos y a trabajar con ellos en la selección de personal directivo.

Cada organización es un mundo, lo cual implica que sus estrategias de selección de personal estén muy influidas por la cultura empresarial que las guía. Sin embargo, hay algunas similitudes y consejos que se pueden dar a aquellos que optan a un cargo y que temen no encajar bien en el perfil.

En las entrevistas de trabajo la clave es la naturalidad

Según su experiencia, ¿qué peso tiene un currículum a la hora de postularse para un trabajo?

Hacer un buen CV no es ningún secreto. Las instrucciones para redactarlo bien están al alcance de cualquiera, ya sea a través de Internet o de miles de libros y guías sobre cómo buscar un trabajo. Es por esto que el valor de los curriculum vitae es bastante relativo: el papel lo aguanta todo. Podemos decir que un currículum causa una buena impresión cuando es corto, conciso, con una diagramación sencilla, con información relevante y fácilmente contrastable. La gente no se percata de que el personal de RRHH debe filtrar a los interesados, razón por la cual un CV ganará puntos en la medida en que trasmita el mensaje para el que está hecho sin incrementar el trabajo de quienes debe analizarlo.

 

Pasemos al siguiente paso en la selección: la entrevista de trabajo. ¿Qué le recomendaría a un joven abogado que se presenta a su primera entrevista?

Para muchas personas es confuso saber de qué manera desenvolverse en una entrevista de trabajo. Lo claro es que no hay reglas claras ni una conducta preestablecida que garantice la aprobación del entrevistador. Los entrevistadores tienen opiniones y formas de selección muy diversas que dependen de su experiencia, el perfil del puesto a ocupar y, en este caso, de la cultura empresarial del despacho.
En general las organizaciones diseñan muy bien el puesto a ocupar antes comenzar el reclutamiento. Tienen muy claro qué trabajo tiene que hacer la persona, qué exigencias demandará el mismo. Los profesionales que entrevistan a los candidatos han participado en cientos de entrevistas (incluso los más jóvenes) y son especialistas en percibir qué transmiten las personas. Para contestar a su pregunta yo le recomendaría que intentara ser natural. La experiencia me ha demostrado que
quienes mienten, quienes tratan de agradar forzadamente o a quienes sus nervios les juegan una mala pasada, van por mal camino.

 

Hay toda una gama de mitos sobre las preguntas que un entrevistador debe hacer y aquellas que no debe hacer, ¿cuáles considera usted que son contraproducentes?

En general todas aquellas preguntas  "auto-excluyentes"; es decir, las que demuestran poco interés y ansias de crecimiento. Un ejemplo de una pregunta inoportuna es "¿a qué hora finaliza el horario de trabajo?"

Hoy se trabaja por objetivos, por proyectos, lo que demanda contar con personas comprometidas y con afán de superarse a sí mismas de forma permanente. Esto a su vez conlleva a ceder beneficios a corto plazo en el ámbito laboral y uno de ellos puede ser irse a casa en horario. Las grandes firmas desde hace mucho tienen claro que la mentalidad debe ser enfocada a los resultados y no al cumplimiento o al control. Lo que muchos llaman 'mentalidad de administración pública'.

 

¿Le parece bien que un entrevistado le pregunte  por el sueldo que eventualmente va a recibir?

No está mal preguntar cuál es el sueldo, ya que es evidente que es una información relevante y este tipo de preguntas aportan claridad a la relación. La pregunta empieza a ser inconveniente cuando el postulante transmite un interés exclusivamente económico por el puesto. Lo ideal es demostrar un interés genuino por el proyecto, por la tarea a realizar, y estar motivado en cuanto al desarrollo profesional. Por otra parte, cuando hay un interés casi exclusivo por la Firma esto también llama la atención en forma negativa.

 

¿Una persona puede quedar descartada por ponerse nerviosa durante la entrevista?

Los abogados, dado las enormes responsabilidades que adquieren con sus clientes, deben ser personas ecuánimes, que responden perfectamente a la presión y que tienen un control que les permite reconocer lo accesorio de lo fundamental. Si usted me pregunta si se puede descartar a alguien por ponerse nervioso, la respuesta es que sí. Como en todos los aspectos de la vida, la primera impresión es la que cuenta. Cómo se desenvuelva el candidato en la entrevista, nos da una pequeña muestra de cómo se desenvolverá en su puesto. En este punto hay que aclarar una cosa, no es ético aumentar ese estrés por parte de quienes hacen la entrevista. El entrevistado debe estar lo más confortable posible, de lo contrario se sesgaría el proceso de selección al darle circunstancias diferentes a cada uno de los postulantes.

 

¿Qué le aconsejaría a un abogado joven antes de entrar a su primera entrevista?

Sobre todo que sea claro en la expresión de sus ideas: a una pregunta directa, se prefiere una respuesta directa. Conviene no dar vueltas a un asunto ni abundar en detalles innecesarios. Hay que evitar dar la impresión de que se toma ventaja durante la entrevista, intentado manipular la conversación forzando el desarrollo de la charla. Hay que abrirse a las preguntas; el proceso tiene sentido si las personas que lo llevan a cabo logran captar los rasgos que buscan. En cuanto a la presencia, una extrema informalidad definitivamente llama la atención de forma negativa.

 

Díganos algunas preguntas que nunca faltarán en una entrevista de trabajo

Todas las búsquedas de personal implican una inversión económica por parte de las organizaciones y la posterior formación de los elegidos también. Entonces se trata de determinar lo mejor posible el perfil del candidato para que no abandone el puesto y sea necesario comenzar una nueva búsqueda en el mediano plazo. Las preguntas de "libreto" son por ejemplo: ¿Por qué te postulaste al puesto?, ¿Qué atributos positivos y qué atributos negativos crees que tienes para el cargo?, ¿Conoces a alguien en el despacho?, ¿Dónde te ves en 10 años?  Entre otras. Es importante determinar si el entrevistado tiene claro el rol que debe asumir y qué riesgos va a afrontar. Pero para llegar a este convencimiento es importante sorprender con preguntas provocadores; como decía antes, es muy importante que el entrevistado se abra y muestre su manera de ser.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.