LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

30/09/2022. 18:47:53

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Abogacía y desconexión digital durante las vacaciones  ¿es posible?

Psicólogo General Sanitario

A día de hoy, la omnipresencia de la tecnología en el ejercicio no sólo de la abogacía, sino de cualquier profesión, ha motivado la regulación legal de un derecho de reciente aparición denominado “desconexión digital”, cuya finalidad reside en asegurar el correcto disfrute de otros derechos propios de los trabajadores regulados previamente, tales como el derecho al descanso, a la salud y a la adecuada complementariedad entre el ámbito laboral y el familiar[i]. Por tanto, podemos comprender la desconexión digital como el derecho del profesional a no atender cualquier medio telemático procedente del ámbito laboral mientras se encuentre fuera del horario de trabajo, todo ello con el objetivo de asegurar que el trabajador pueda disfrutar de su tiempo de descanso como desee y sin interrupciones[ii].

Este derecho cobra una relevancia esencial considerando las numerosas consecuencias negativas derivadas de un empleo incorrecto de los medios digitales durante la jornada laboral, resultando las más graves las siguientes: prolongación excesiva del horario de trabajo al continuar recibiendo notificaciones fuera de éste; solicitud de realización de tareas imprevistas que puedan retrasar la finalización de la jornada; estrés laboral derivado de la expectativa de encontrarse siempre conectado y, por tanto, potencialmente disponible ante cualquier vicisitud que pueda ocurrir; fatiga mental ante el exceso de información diario sin oportunidad para desconectar y, en última instancia, el riesgo de desarrollo de trastornos tales como el síndrome de “estar quemado” o la adicción al trabajo[iii].

            Esta desconexión digital es aún más necesaria durante nuestros periodos vacacionales, puesto que de ésta depende en gran medida la consecución plena de los beneficios derivados del descanso estival.  De hecho, las vacaciones de verano no son asunto baladí al constituir una oportunidad única para restaurar las energías físicas y mentales invertidas en el ejercicio de nuestra profesión a lo largo del año.  Asimismo, resultan esenciales para los abogados puesto que el ejercicio de la abogacía requiere de elevados niveles de tolerancia al estrés, enfoque y control emocional. En consecuencia, aquellas personas que deseen realizar un trabajo excepcional necesitan a su vez desconectar de éste, disponiendo de tiempo para descansar y dedicarse a otras ocupaciones de su interés, posibilitando de este modo volver al trabajo con “las pilas cargadas” y no con “los fusibles quemados”[iv].

            Enlazando con dicha metáfora, el síndrome de burnout o de “estar quemado” supone un riesgo real para aquellos trabajadores que no logran desconectar del trabajo, ya sea a lo largo del año o durante las vacaciones. Este síndrome conlleva los siguientes riesgos: sentirse emocionalmente exhausto y alienado con el propio trabajo; impresión de ser incapaz de gestionar adecuadamente las exigencias laborales; incremento del riesgo de desarrollo de problemas de salud y de trastornos como la depresión; disminución del rendimiento y una tasa de errores más elevada[v].

Considerando la gravedad de este síndrome y pese a los exiguos beneficios que nos pueda ofrecer a corto plazo mantenernos constantemente conectados a nuestro trabajo, dichas ventajas se ven superadas por el coste a largo plazo traducido en los riesgos sobre la salud mental y el rendimiento laboral previamente descritos[vi].

            En consecuencia, si queremos disfrutar de nuestras vacaciones reduciendo al máximo las posibles interferencias derivadas de una conexión digital excesiva con nuestro puesto de trabajo, podemos poner en práctica las siguientes medidas[vii]:

  1. Antes de comenzar las vacaciones, dejar temporalmente cerrados aquellos proyectos de mayor relevancia que puedan interrumpir nuestro período de descanso.
  2. Delegar en algún compañero aquellas funciones esenciales que puedan requerir de nuestra atención. Cabe señalar que dicha delegación deberá realizarse con la suficiente antelación para posibilitar que dicho compañero pueda hacerse cargo de dichas responsabilidades sin inconvenientes.
  3. Comunicar con antelación a los clientes que estaremos ausentes durante nuestro periodo vacacional, así como que podrán contactar con la persona delegada en casos urgentes.
  4. Programar espacios de tiempo a la semana con el fin de conectarnos puntualmente. Una muestra de esta medida podría ser establecer media hora un día a la semana para contactar con el compañero en quien hemos delegado las tareas, conocer el estado del despacho en nuestra ausencia, contactar con algún cliente que requiera de una asistencia urgente, etc. Estas ventanas de tiempo nos facilitarán adherirnos a la desconexión digital al permitirnos “caer en la tentación” de revisar las notificaciones sin sentimiento de culpa y por un tiempo limitado y preestablecido a la semana.
  5. En lo relativo al teléfono móvil, podemos tomar la siguientes medidas: inhabilitar las notificaciones; configurar un desvío a un contestador que deposite las llamadas recibidas, pues así podremos gestionarlas una vez volvamos al trabajo; desinstalar las apps del trabajo y dejarlas instaladas en el ordenador que usemos para trabajar; si disponemos de dos tarjetas de números de móvil, emplear únicamente el número personal, haciendo lo propio con las cuentas de correo y, finalmente, programar una respuesta automática en nuestro correo informando de que estamos de vacaciones.

En conclusión, las vacaciones constituyen una oportunidad de descanso excepcional e irrepetible a lo largo del año que necesitamos aprovechar por el bien de nuestra salud física y mental, redundando todo ello en el mantenimiento a largo plazo de un rendimiento adecuado de nuestra labor profesional.


Referencias

[i] Aragón Gómez, C. (2019). El derecho a la desconexión digital. Curso de derechos digitales y efectos en las relaciones laborales.

[ii] Derecho a la Desconexión Digital en el Ámbito Laboral [2021] (unabogado.online)

[iii] Nota Técnica de Prevención (NTP) 1122. Recuperado de: https://www.insst.es/documents/94886/566858/ntp-1122w.pdf/baa93260-6840-4b9b-9abb-b6980b7f8f71?version=1.0&t=1614697910188

[iv]Pang, A. S. K. (2017). Descansa: produce más trabajando menos.

[v] Pang, A. S. K. (2017). Descansa: produce más trabajando menos.

[vi] Pang, A. S. K. (2017). Descansa: produce más trabajando menos.

[vii] León, O. F. (2013). ¿Cómo organizan sus vacaciones los abogados? (especial para pequeños despachos). Recuperado de: https://www.legaltoday.com/opinion/blogs/gestion-del-despacho-blogs/blog-manual-interno-de-gestion/como-organizan-sus-vacaciones-los-abogados-especial-para-pequenos-despachos-2013-07-30/

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.