LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

06/12/2022. 22:30:36

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La abogacía telemática: cómo crear tu despacho online

Economista en Ecija Barcelona

El uso diario de internet para distraerse es muy común. Antes, la gente contaba con la televisión, pero actualmente vivimos con un teléfono en nuestras  manos. Los teléfonos  cuentan con varias aplicaciones, que emiten videos de cualquier temática, de una forma más ágil y personalizada que la televisión a la carta.

En internet cualquiera que tenga un buen discurso y  algo interesante que decir va a tener una gran popularidad. A diferencia de lo que pasa con la televisión, no hay un filtro para los creadores de contenido.

Uno de los temas más relevantes es cómo las leyes afectan a la vida diaria de la gente, más aún desde la pandemia, ya que las restricciones sanitarias incluso han obligado a que la gente cambiara sus costumbres. Algunos abogados han aprovechado la oportunidad para publicar videos y exponer situaciones que aclaren qué derechos y deberes tiene la gente y cómo puede reclamar o defenderse. De esta forma se dan a conocer, cada cual en su especialidad.

Las temáticas expuestas son variadas: recurso de multas, trámites de extranjería, cartel de concesionarios de coches, tarjetas de crédito, hipotecas, etc.

Si el que observa el video está afectado por un de estos asuntos, es decir, le multan a menudo, no consigue renovar su permiso de residencia, se da cuenta de que le vendieron el coche demasiado caro, o bien paga intereses demasiado altos por una deuda. entonces se va a detener, va a averiguar quién es este abogado y querrá que sea él quien le resuelva el problema.

Este cliente se va a comportar de una forma distinta a la tradicional. Generalmente la gente acude a un abogado por recomendación de un tercero, el abogado le concede una visita, se reúnen, el cliente paga y hay un seguimiento del caso con llamadas telefónicas y más reuniones.

 Pero el cliente que viene por haber visto un video en las redes sociales actuará de otra forma. Raramente querrá ir a tu despacho, ya que sería mucha casualidad que él residiera en la misma ciudad. Directamente irá a tu página web.

Además, el cliente entenderá, porque así le han acostumbrado cuando ha tenido que comprar  comprar billetes de avión o artículos por catálogo por internet, que tu web va a contar con unos procedimientos estandarizados y automatizados, que ahorren trabajo administrativo al abogado.

Entonces, el cliente no va a poder llamar para que el abogado manualmente apunte una cita previa. El cliente tendrá que acceder a un calendario de tu web con unas horas disponibles para que él elija cuál quiere. Luego se le obligará a pagar en una pasarela de pago. Y se llevará a cabo una primera entrevista por videoconferencia.

Si tras la entrevista el cliente sigue interesado en uno de tus servicios, habrá que evitar la tarea de enviar correos con contratos para firmar y escanear. En la página web del abogado se va a dejar un enlace para confirmar los “términos y condiciones” del servicio elegido y  acceder de nuevo a la pasarela de pago. Cuando el cliente haya pagado por segunda vez, entonces será cuando el abogado se encargará del asunto.

Conviene tener definido y racionalizado qué clases de encargo se ofrecen y sus limitaciones. Como en los restaurantes, es mejor ofrecer pocos platos, pero hacerlos bien, que abarcar mucho y hacerlo mal.

Definido el contenido del trabajo, ya es elección del abogado hacerlo todo él o delegar el asunto a un compañero que no publique videos en las redes sociales.

En cualquier caso, la mayoría de las gestiones no van a requerir desplazarse al juzgado correspondiente. Algunos juicios se pueden despachar a distancia, y todos los escritos y recursos, ya sea a nivel judicial o administrativo, permiten el envío telemático, sin tan siquiera tener que imprimir documento alguno.

Todo lo anterior sería una sugerencia de despacho online. El cliente te ve en las redes sociales, te contacta sin ir a visitarte, te acepta y paga unos servicios desde tu página web, y tú o tu ayudante trabajáis desde casa, estéis donde estéis, y en contadas ocasiones os vais a desplazar a un juzgado. Por lo que necesariamente un despacho online va a ser más cómodo, más barato y rentable que un despacho tradicional.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.