LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

02/02/2023. 09:39:04

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Conciliación de la vida laboral y familiar

Abogada y Socia fundadora de Mince & Bétail Abogados

Ana Delgado Sierra

En buena parte de las Sociedades Europeas no se ha superado el reparto tradicional de las responsabilidades familiares que recaen de manera mayoritaria en las mujeres condicionando su participación y permanencia en el empleo.

Los avances legislativos nacionales, la negociación colectiva y las prácticas nacionales derivadas de acuerdos entre los interlocutores sociales, han ido dirigidos en buena parte a la protección de la maternidad y a garantizar algunas condiciones de trabajo que facilitan la conciliación de la vida laboral y familiar. Se ha producido una asociación de ambas situaciones, maternidad y responsabilidades familiares, que ha perjudicado a las mujeres su acceso y permanencia en el empleo, mientras que los hombres han permanecido al margen de esta situación.

Es necesario revisar el concepto de conciliación poniendo especial atención a los Derechos de los hombres en esta materia, evitando que las mujeres sean las únicas beneficiarias de los derechos relativos al cuidado de hijos y otras personas dependientes. La asunción en solitario por parte de las mujeres de estos derechos que va a entrar en colisión con su derecho de acceder y mantenerse en el empleo.

La falta de equilibrio entre lo profesional y lo personal provoca el 21% del absentismo. El 19% de los problemas de estrés y el 30% de la rotación no deseada.

Son aquellas empresas con un modelo de gestión de Recursos Humanos flexible las que en un país con más de cinco millones de parados, la perspectiva de un futuro bastante incierto, salarios congelados, las que mantienen a sus empleados motivados y evitar así un descenso en la productividad.

Deberíamos al menos fijarnos en el modelo establecido en nuestros vecinos de la Unión Europea, Noruega, cuyo principal atractivo es la flexibilidad basada en la confianza mutua entre trabajador, empresa y Nuevas Tecnologías.

Las medidas principales que lleva a cabo este país respecto a la conciliación son la jornada laboral continua, el teletrabajo, tan solo disponen de media hora para comer a diferencia de España que contamos con dos horas para almorzar lo que hace que lo trabajadores desconecten y sean menos productivos.

A su vez, nuestros vecinos del Norte de Europa cuentan con un permiso de maternidad y paternidad de 47 semanas con el 100% del sueldo o de 57 semanas con el 80% del mismo, de este periodo el otro cónyuge tiene que acogerse obligatoriamente a 12 semanas.

A consecuencia de la crisis económica la inserción laboral de mujeres en España, que venía produciéndose de forma progresiva y constante, retrocede de tal manera, que España encabeza el paro de mujeres en la Unión Europea.

Si hace unos años nuestra legislación en materia de igualdad se situaba a la altura de los países más avanzados y acudíamos a las mesas de Diálogo Social europeo para defender que otros países se situarán al nivel que la mujeres españolas habían alcanzado, hoy estamos muy por debajo de la media europea en cuanto a empleo se refiere.

Las mujeres que acceden a una suspensión del contrato de trabajo por maternidad, están obligadas a disfrutar las seis semanas posteriores al parto para su recuperación, las otras diez semanas de las dieciséis que configuran el permiso, pueden cederlas al padre.

Los períodos de descanso se distribuirán a opción de los interesados, pudiendo disfrutarlos de forma simultánea o sucesiva, siempre que se trate de periodos ininterrumpidos y con los límites de duración establecidos.

 Esta cesión al padre por parte de la madre, va en ligero pero constante aumento, aunque solo alcanzan un 1,8% de la media.

Queremos creer que las generaciones más jóvenes están más dispuestas a repartir la duración de la suspensión del contrato de trabajo por maternidad.

 Sin duda en la medida que los hombres participen del cuidado de sus hijos, las mujeres tendrán mayor disponibilidad para dedicarse a sus carreras profesionales, cambiara su posición en las empresas y los empresarios se habituarán a que indistintamente un hombre o una mujer pueden acogerse a un permiso para el cuidado de sus hijos, lo que sin dudad repercutirá en su permanencia y promoción en las empresas.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.