LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

26/05/2022. 15:19:04

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Estrategia de ESG – Medio Ambiente, Gobernanza y Sostenibilidad ante la crisis mundial y gestión del cambio en un nuevo modelo social

Director de Operaciones en LABE Abogados

De forma innegable y ahora más que nunca, la actualidad social y económica marca la vida de las empresas. Hemos sufrido una pandemia mundial, y ahora estamos sumidos en una crisis energética unida a una guerra que paraliza al mundo ante el riesgo de conflicto mundial.

Sin perjuicio de que existan problemas de todo orden, el mundo empresarial se ha dado cuenta de que es mejor que soluciones vengan acompañadas de adjetivos calificativos como sostenible, ético, circular, etc., es decir, las empresas se adaptan a la forma en que la sociedad da soluciones a sus cuestiones más habituales.  

No vale cualquier tipo de solución, la empresa elige que esta represente un valor responsable y de compromiso, que se elige no solo por su retorno económico, sino porque está más alineado con el modo de hacer las cosas de la sociedad en que vive, y que supone un valor en sí misma porque aporta un nuevo tipo de beneficio para su estructura, para sus clientes, sus trabajadores o para su entorno, o bien, porque supone una mejora destinada a una pluralidad difícil de cuantificar o aún cuando no redunde directamente en nadie en particular.

Aunque ya vivíamos en un mundo cambiante un minuto antes de declararse la pandemia, estos últimos acontecimientos han motivado que la planificación de las empresas se deba adaptar a todo lo que nos está sucediendo, y que se modifiquen de forma urgente sus modos de relacionarse con clientes y proveedores, que se aceleren los cambios en la forma de procesar los consumos energéticos, la aplicación de soluciones tecnológicas para todas las actividades, la gestión del trabajo presencial y en la forma de comunicarnos.

También, hay que atender a todos los otros cambios que desde las instituciones públicas europeas y nacionales, se están introduciendo en el mercado a través de regulaciones legales para acelerar esos procesos, y por la distribución de los fondos a través de PERTES y otros vehículos de financiación por parte de Comunidades Autónomas y Ayuntamientos.

La pandemia trajo el teletrabajo, la guerra ratifica el cambio del consumo de la energía y ahora el dinero público está marcando el camino a seguir.  

Tampoco podemos olvidarnos del papel que debe desempeñar la mujer en la zona de toma de decisiones en todos los ámbitos de la sociedad. La lucha de la mujer por la igualdad está actuando como un doble factor, por un lado reclama sus derechos y por otro, denuncia los defectos heredados de una sociedad creada por y para hombres.

La aplicación de la tecnología en los procesos de producción a todos los niveles, la economía circular como concepto, y la necesidad de que los estados cuenten con energías propias, autónomas, limpias y éticas hoy son en punto de inicio de cualquier proyecto empresarial cuando hace escasos dos años eran el horizonte lejano.

Hay que pensar rápido y acertadamente, las empresas que no entiendan el cambio no subsistirán, tampoco las que cambien sin una clara identificación de su misión y visión.

De un día para otro, hemos comprobado que en España se puede teletrabajar perfectamente, compramos y contratamos servicios de forma digital, nos comunicamos mediante servicios de mensajería electrónica, la administración se relaciona con los ciudadanos de forma digital, el metaverso existe y hemos entendido que ya estamos ahí y, es sencillo y útil.

El cambio que se está produciendo es transversal, es más social que económico, o al menos no es estrictamente económico y afecta a todas las capas de la economía, desde las empresas tecnológicas internacionales más punteras, hasta las panaderías de cualquier población por pequeña que sea. Se ha pasado de lo individual a lo colaborativo, se penaliza el uso indiscriminado de recursos y se fomenta lo circular, la reutilización y se opta por la eliminación de la huella ambiental, se huye de la conexión por dependencia y se prefiere el crecimiento conjunto.

Esto ya es una realidad y nos exige decidir el objetivo empresarial, identificar las herramientas necesarias para tener éxito y deshacerse de todo aquello que impida o ralentice la adecuada gestión del proyecto bajo estas nuevas reglas socioeconómicas.

Los ejércitos romanos al acercarse a las proximidades del lugar previsto para la batalla dejaban todo el material que no era estrictamente necesario para la lucha en un lugar alejado, para poder acudir al combate ligeros de equipaje cargados solo con sus armas y las otras pocas cosas que puedan serles útiles en esos momentos. Julio César en la Guerra de las Galias lo llamaba “impedimenta” y el ejemplo de su gestión de lo no útil y de lo prescindible tiene su sentido estratégico incluso hoy en día.

Reserva tu plaza en el Congreso

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.