LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

07/02/2023. 18:32:27

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Lactancia paterna y planes de pensiones

Analista de Prácticos. Thomson Reuters

Carmen Alemán Ezcaray

El pasado 30 de septiembre, el TJUE dictó una sentencia (JUR 2010333137) por la que censura la normativa española en materia de permiso paterno por lactancia, que permitía el disfrute del permiso sólo cuando la madre cedente tuviera la condición de trabajadora por cuenta ajena. Le toca ahora el turno a España de corregir esta desigualdad entre padres.

Se escuchan voces críticas contra este tipo de medidas, dado su elevado coste para el Estado, por ejemplo, la anunciadísima extensión de la baja paternal va a ser pospuesta por recortes presupuestarios, ya que «en estos momentos el objetivo fundamental es mantener la protección social existente e incentivar el empleo». Y la pregunta es: ¿son convenientes este tipo de dispendios en los tiempos que corren? La respuesta es definitivamente sí.

Y ¿por qué es conveniente? Simplemente porque, más allá de disposiciones relativas a la protección de la mujer o medidas encaminadas a promover la igualdad de oportunidades, debemos ir un paso más allá para descubrir su verdadero trasfondo económico. Además de suponer un evidente gasto extra para el Estado, estas medidas son, de facto, inversiones a futuro. Leemos y escuchamos a diario los avisos apocalípticos acerca del fin de nuestro sistema de pensiones tal y como lo conocemos, la advertencia de que la seguridad social no podrá sostener las pensiones más allá del año 2050 y la creciente necesidad de retrasar la edad de jubilación y suscribir planes de pensiones privados.

Pues bien, está en manos de estados y gobiernos hacer inversiones que renten en el momento más oportuno: las políticas de apoyo a la natalidad de hoy son los futuros contribuyentes al sistema estatal de pensiones. Estas medidas, lejos de ser algo populista o para la galería, deberían ser estudiadas como serias y prometedoras inversiones.

Los firmantes del Pacto de Toledo ya apuntan a la posibilidad de contabilizar los hijos que ha tenido una mujer (¿por qué no un hombre?) para el cómputo de la cotización de pensiones, y el Parlamento Europeo ha fijado su postura a favor de las 20 semanas de baja maternal. Estamos en el camino, pero falta mucho por recorrer y, sobre todo, falta el reconocimiento de la importancia que estas medidas de hoy pueden tener mañana. Un dato: en 2050 los tiernos lactantes que hoy disfrutan del permiso de sus padres tendrán 40 años. Todavía cotizarán entre 25 y 27 años antes de jubilarse.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.