LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

07/12/2022. 18:04:23

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Publicidad en Internet, ¿hasta dónde?

Paula Ventosa

Desde numerosas publicaciones de expertos en marketing se viene defendiendo, en los últimos años in crescendo, las relaciones publicitarias con base en Internet. El despacho profesional que no tiene web, blog o algún tipo de presencia en la Red de Redes, sencillamente no existe o pronto será engullido por sus competidores que sí surgen al introducir las palabras mágicas en buscadores.

Podemos encontrar una serie de consejos sobre esta cuestión, incluso listados, de tareas a afrontar para llevar a cabo con éxito una campaña de imagen publicitaria en Internet: desde el alta en buscadores, pago de anuncios vía por ejemplo google Adwords, hasta la participación en foros temáticos o publicación de newsletters o ebooks gratuitos en el propio espacio web.
Estas acciones publicitarias son desde luego aconsejables y fructíferas particularmente para empresas y negocios que venden productos o que prestan servicios de carácter puntual en el tiempo (por ejemplo, el servicio de un decorador de interiores para una oficina o domicilio). Pero entendamos que, a la hora de establecer una relación profesional de confianza a largo plazo, a veces incluso durante toda la vida activa de la empresa, como puede ser la mantenida con un asesor fiscal o un abogado mercantilista, pocos clientes van a contratar al elegido por ser el primero en el buscador Google, sin dejar de reconocer que ello otorgará envidiable imagen al cabeza de lista. Lograr estas primeras posiciones es una tarea ardua y difícil por lo general encargada a especialistas en esta cuestión (SEOs: mejoran el posicionamiento de las páginas web en la búsqueda natural); conjugándolo con el pago de publicidad como se contrata en otros medios de comunicación.
A estas alturas, proponemos una reflexión profunda sobre las apariencias en Internet y el modo de tratar nuestras relaciones profesionales en la red: ¿garantiza una presencia aplastante y agresiva la afluencia de clientes a nuestro despacho? ¿Puede llegar a ser contraproducente aparecer en los márgenes destinados a publicidad de ciertos sitios? Como investigadores del marketing para abogados la duda puede asaltar en casos concretos: pequeños despachos llegan a anunciarse como "supermercados" de consultas, abogados hiperaccesibles a cualquier hora, tarifas por los suelos –incluso tarifas "planas"–, llegando a parecer desesperados por conseguir clientes.
El marketing para despachos de abogados ha de cuidar, porque la relación profesional lo requiere, la imagen de marca y de servicio del bufete. No se trata de lograr clientela a cualquier precio. Se trata de alcanzar dar una imagen de profesionalidad y saber hacer raramente sustituible por un buen posicionamiento en internet. La confianza que cada cliente deposita en su asesor lo requiere así, y esa confianza no la logra la publicidad agresiva y el aparecer por aparecer en los media.
Internet surge en esta nueva década como un instrumento para compartir conocimiento accesible a todos. Utilicemos esta definición y derivemos de ella una manera de dar a conocer nuestra profesionalidad con artículos, consejos legales, opiniones sobre legislación… Todo lo demás vendrá dado por la propia naturaleza de este inconmensurable medio de comunicación de masas, que, como nuestros clientes, premiará la calidad de nuestra presencia, y no una presencia cargante.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.