LegalToday

Por y para abogados

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

16/07/2020. 15:19:37

LegalToday

Por y para abogados

Blog Fiscalidad Internacional

La evolución del asesor interno

Head of Tax de LG Electronics España

No será este el primer artículo que veréis que verse sobre la figura actual del asesor fiscal interno. Hasta tiempos recientes era simple, si se quiere decir así, la descripción de sus tareas, fundamentalmente centradas en el cumplimiento de las obligaciones tributarias en tiempo (presentación de impuestos y resto de obligaciones formales) y, según el grado de responsabilidad en la definición de la política fiscal del grupo, en el asesoramiento jurídico-tributario de la compañía. Si bien este segunda rama a su vez podía (o mejor dicho, pueden) integrarse por distintas responsabilidades como pudiera ser la planificación en buscar de ahorro, la detección y mitigación de riesgos y la defensa ante las administraciones, llegado el caso.

Calculadora y documento

Sin embargo, si no es este el primer artículo que efectivamente leéis sobre esta cuestión, como se suele decir, "es por algo". En mi opinión, el rol del asesor fiscal interno ha sufrido en algunos casos una evolución brusca. Y digo en algunos casos porque solo me centraré en aquel que detente una responsabilidad completa sobre la fiscalidad de la compañía y por tanto deba velar porque las obligaciones formales (que puede hacer o revisar), el asesoramiento jurídico-tributario (que puede plantear, limitarse a aplicar, o revisar) y todo aquella actividad o proceso nuevo y nacido de normativas recientes al o a las que se enfrente por primera vez, conjuntamente y a modo coral se integren, sean cumplidas y den servicio a la compañía.

Brusca, sí. La evolución ha sido brusca. Si bien es cierto que tanto la iniciativa global internacional y los gobiernos nacionales han venido avisando en cierta forma sobre las intenciones conjuntas de establecer políticas severas contra determinadas planificaciones fiscales, también es verdad que en un plazo aproximado de solo tres años, los contribuyentes y con estos me refiero más bien al asesor fiscal interno, se han encontrado ante un paradigma radicalmente opuesto al anterior que muchas veces, además, no es sencillo de trasladar a un supervisor que no está familiarizado con éste ámbito y mucho menos con la fórmula de implantar medidas, muchas veces definida por la inmediatez.

Por concretar, uno de los mayores retos actuales de los asesores fiscales es la rapidez vertiginosa a la que evoluciona la tecnología, siendo una tendencia los sistemas de información en tiempo real entre los contribuyentes y las agencias tributarias. Este factor ha sido determinante para el nacimiento de nuevas formas de trabajo que conducen hacia asegurar la obtención anticipada de argumentos de defensa para soportar cualquier contestación a un procedimiento tributario. El principal cambio en el rol del asesor fiscal interno por tanto diría que es la conversión de mero asesor legal hacia creador de procesos de control de incidencias fiscales y herramientas de gestión de datos que sirvan tanto para analizar como para cubrir obligaciones tributarias, en el marco obviamente de la política fiscal establecida en la compañía.

Por otro lado, es muy radical el cambio efectuado desde numerosos puntos de vista. La exposición completa de datos financieros ante multitud de agencias tributarias debido a la implantación no solo de sistema de colaboración de información en tiempo real si no de aquellos de intercambio de información reforzados entre administraciones y la puesta en cuarentena del secreto profesional en algunos casos, obligan a que el asesor fiscal interno devenga auditor de sus propios procesos y de los de otros equipos internos con los que hasta épocas anterior solo colaboraba en busca de sinergias. Pongo por caso la también reciente necesidad de aprender un idioma nuevo que no solo es el financiero si no el tecnológico. Ahora un asesor fiscal interno precisa adquirir un cierto grado de sensibilidad en materia de sistemas, de la misma manera que el equipo de IT se ve obligado a conocer conceptos básicos de tributación indirecta. Hoy en día muchas compañías apuestan por un perfil combinado o multidisciplinar entre el experto en sistemas y contabilidad/fiscal que refuerce el propio área fiscal y sea capaz de crear desarrollos tecnológicos que permitan implementar la propia política fiscal.

Toda la realidad anteriormente expuesta ha hecho que muchas compañías adopten algunas medidas de precaución como es situar al asesor fiscal interno en línea de reporte directo al CFO, lo que no solo permite maximizar ahorros fiscales si no que evita riesgos gracias a la visibilidad que esta área obtiene al situarse cerca de la toma de decisiones de la compañía. Este hecho, a su vez sirve para alimentar el compromiso de la alta dirección que cobra conciencia del impacto reputacional y legal (a veces, penal) que un incumplimiento pudiera tener, y es más abierta a la dotación de fondos a la propia área. En algunos casos, las compañías por iniciativa propia han implementado un proceso de control de riesgos en garantía del cumplimiento normativo, que en ocasiones secunda el órgano de gobierno. Si no incluido en el marco de la política de cumplimiento mercantil y penal, en ocasiones es planteado el proceso independiente. En paralelo, y no tanto centrado en la búsqueda de garantizar una imagen ad extra de buen contribuyente, una curiosidad de hoy en día es el aprovechamiento de esta posición junto a las de otros reportes directos a la alta dirección destacando el de los departamentos de procesos e IT. De buscar algo positivo de toda esta nueva realidad, diría que son las sinergias que se potencian entre estas áreas que ahora comienzan a estar más cerca que nunca. Sin duda esto favorece la creación de proyectos de mejora de procesos que en ocasiones se benefician de deducción fiscales, que a su vez gozan o a menos deberían de una confianza a priori por parte de la administración en tanto serían aplicadas, en ocasiones, sobre datos ya conocidos por ella.

Lo cierto es que esta evolución ha tenido lugar tan rápido que aún no ha terminado de calar esta nueva realidad en las compañías, donde no siempre tiene porqué existir una conciencia del servicio de este rol. Una buena comunicación por parte del responsable fiscal es sin duda el mejor de los comienzos para crear cultura, pero el soporte del CFO es fundamental. Porque además, al tratarse de un departamento más centrado en cumplimiento que en lograr eficiencias, es poco agradecido. El mejor resultado del área es el silencio mismo, queriendo decir con esto que la ausencia de materialización de un riesgo a través de inicios de procedimientos e imposición de sanciones es lo que evidencia que el sistema aplicado funciona. Y casi que mejor que sea así. De hecho, una conversación frecuente que mantengo con algún colega de profesión es precisamente si debería ser requisito indispensable para aceptar un puesto de trabajo de esta naturaleza  la dotación de un seguro de responsabilidad civil, al menos. En muchas empresas existe ex proceso para el área pero en muchas otras no, y la verdad es que quizás en un escenario cómo el actual, un asesor fiscal interno debería poder exigirlo.

 

Blog

Blog Fiscalidad Internacional

Te recomiendo

Actualmente, los estados son cada vez menos soberanos para implementar medidas fiscales de calado internacional. Los sistemas fiscales son muy similares y sus novedades prácticamente uniformes. Principalmente porque necesitan contar con un consenso supranacional, la Unión Europea en el caso de España, o es necesaria una unidad de actuación y coordinación de intereses comunes como es la OCDE. Por lo tanto, todo lo que acontece fuera de nuestras fronteras, en mayor o menor medida, acabará influenciando la normativa española y su interpretación.

Por lo tanto, este blog nace con la idea de tratar desde un punto de vista práctico, crítico y ameno todas aquellas novedades fiscales que tienen lugar en el ámbito internacional que afecten o puedan acabar afectando a nuestro sistema fiscal español, y por tanto, a empresas españolas con presencia internacional o empresas extranjeras con presencia en España. Igualmente, el propósito de este blog es comentar y compartir con todos los lectores aquellos trabajos, estudios o artículos preparados por universidades y periódicos extranjeros especializados en fiscalidad internacional que aporten un punto de vista adicional y diferente a las fuentes tradicionales.