LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

24/04/2024. 11:04:22

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog Revista Aranzadi Doctrinal

Derecho al honor Vs. crítica legítima de la actividad ajena

Corporate Content Thomson Reuters

STS, de 21 julio 2016 (RJ 2016, 3430). Derecho al honor; libertad de expresión; medios de comunicación; crítica legítima.

Se estima que los comentarios en programas televisivos de crónica social agresivos sobre la actuación del demandante que alcanzó notoriedad pública a consecuencia de las graves lesiones sufridas al ir a proteger a una presunta víctima de violencia de género vulneran el derecho al honor por el carácter objetivamente ofensivo de las expresiones utilizadas, expresiones reiteradas, humillantes e hirientes, que van más allá de lo admisible en el marco de una crítica legítima de la actividad ajena.

Muñeco
  • Supuesto de hecho

    El demandante, tras ser agredido por mediar en una agresión a una mujer, alcanza notoriedad pública y es nombrado en un cargo político, escribe libros y es habitual contertulio televisivo. En varios espacios televisivos se vierten distintas opiniones sobre él que lo califican reiteradamente de violento y fascista.

  • Criterio o ratio decidendi

    El Alto tribunal, basándose en la reiterada doctrina que sobre los límites de la libertad de expresión e información y el derecho al honor que han realizado tanto el mismo tribunal como el Constitucional e incluso el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, desestima el recurso y confirma la vulneración del derecho al honor.

    Considera probado que en los programas televisivos «La Noria» emitidos el 19 de diciembre de 2009, 27 de febrero de 2010 y 3 de abril de 2010 se calificó al demandante, de forma reiterada, de «fascista», «maltratador» , «persona violenta», «persona con malos instintos», «instalado en un protagonismo patológico», «lleno de falsedades», «de manipulaciones», «repugnante», «una persona muy sospechosa », «un mentiroso y un manipulador», «un chulo«, «con un comportamiento absolutamente obsceno», «personaje violento», «pájaro», «basura» , «indeseable», «matón», «machista disfrazado», «un tío violento y peligroso». Con ello considera que es evidente que por más que se quiera justificar el matiz ofensivo por la previa publicación de un polémico libro sobre sus ideas políticas, o por una solicitud de una licencia de armas, por demás legitima, o por una condena por delito contra la seguridad del tráfico (inexistente al momento de emitir la opinión), los términos empleados en los que se usan, con reiteración extrema, expresiones humillantes e hirientes que van más allá de lo admisible en el marco de una crítica legítima de la actividad ajena, no solo denotan el mal gusto de quien las emplea, sino que sin duda constituyen una ofensa innecesaria para la persona a la que se dirigen, irrelevantes en la transmisión de la opinión, lo que permite concluir que en este caso existen razones para revertir el mayor peso de la libertad de expresión en favor del derecho al honor del demandante, compartiendo el juicio de ponderación del tribunal de apelación.

  • Documentos relacionados

    • Art. 20.1 a) de la CE (RCL 1978, 2836)
    • SSTEDH, de 23 abril 1992 (TEDH 1992, 1)
    • STC, de 17 enero 2000 (RTC 2000, 6)
    • STS, de 1 diciembre 2010 (RCL 2011, 1170)
    • STS, de 10 julio 2014 (RJ 2014, 5105)
    • STS, de 30 diciembre 2013 (RJ 2013, 2082)

¿Quiere leer otros post de ?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.

RECOMENDAMOS

Blog

Blog RAD

Te recomiendo

«Yo sólo sé que no sé nada», dijo Sócrates.

Cada vez me ronda más esta idea. ¿No nos  ocurre que cuanto más estudiamos y más al día intentamos estar, mayor es la inseguridad sobre nuestros  propios conocimientos jurídicos?

La relación es directamente proporcional, cuando lo lógico es que fuera inversa.

En un intento de mitigar esta desazón, surge el blog Revista Aranzadi Doctrinal. De manera concisa, divertida y con gran rigor jurídico, casi diariamente ofreceremos pequeñas dosis de la más relevante y novedosa doctrina de los distintos tribunales  de los diversos órdenes jurisdiccionales. Se enriquece  con información sobre su grado de seguimiento en la propia plaza o en otras sedes.

Este blog es hijo de la revista mensual de la que toma su nombre: Revista Aranzadi Doctrinal.

La ágil pluma de nuestra decena de colaboradores, donde conviven experimentados analistas de jurisprudencia,  abogados en ejercicio, magistrados y en definitiva, profesionales del derecho en sus más diversas vertientes, habrá cumplido su objetivo si logramos que queden grabadas en la retina y en la mente ideas claves y claras sobre la tendencia de la práctica judicial.

Por supuesto, será muy bienvenida toda colaboración u opinión. Pretendemos ser un foro de comunicación y sano debate jurídico.

El equipo del Blog Revista Aranzadi Doctrinal está compuesto por:

  • Raquel Jiménez (coordinación)
  • Yolanda Ansó Munárriz
  • Carlos Polite Fanjul
  • Juan Iribarren Oscáriz
  • Germán Elizalde Redín
  • Carlos González González
  • Asun Sola Pascual
  • Vanessa Ferrer Silva
  • Inmaculada César Sarasola
  • Pilar Ollo Luri
  • Patricia E. Durá Purroy
  • Isabel Burusco Elizondo
  • Emilia Zozaya Miguéliz