LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

05/07/2022. 01:49:15

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

BLOG DE REVISTA ARANZADI DOCTRINAL

Despedir durante el estado de alarma ya no sale a cuenta

Mabel Inda Errea. Corporate Content
  • Despido improcedente; indemnización; COVID-19; estado de alarma; prohibición de despedir 

El juzgado incrementa la correspondiente indemnización legal por despido improcedente realizado durante el estado de alarma de 4.219,22 euros a 60.000 euros por no resultar disuasoria ni suponer ningún esfuerzo para la empresa, ya que ni siquiera alcanzaba una mensualidad del salario que percibía la persona trabajadora. 

Supuesto de hecho 

El demandante, de nacionalidad argentina, que se trasladó a España con motivo de la contratación por la empresa fue despedido el 2 de abril de 2020, tras siete meses de contrato indefinido. La demandada argumentó causas objetivas de carácter organizativo en la carta ajenas a la pandemia Covid-19, consistente en un proceso global de reestructuración a nivel internacional, iniciado en el último trimestre del año 2019, con concentración de tareas en la central en Manila. 

La persona trabajadora solicitó la nulidad del despido y, con carácter subsidiario la improcedencia del mismo, por defecto formal de la carta de despido y no ser ciertas las causas invocadas. 

Criterio o ratio decidendi 

El magistrado considera que la carta de despido incumple las previsiones legales, al limitarse a apuntar y no exponer la causa de despido: no expone las características ni enumera las disfunciones o los defectos ni de la anterior ni de la nueva organización empresarial y tampoco tiene un mínimo desarrollo para que el demandante pueda conocer las notas principales de la nueva organización. 

Por tanto, la calificación de un despido sin causa es la improcedencia y no la nulidad, que queda reservada a los casos más graves con vulneración de derechos fundamentales. Pero en este caso, concurre una circunstancia especial, que el despido se produce en pleno estado de alarma provocado por la pandemia de COVID-19 estando ya en vigor el art. 2 del RDL 9/2020 (RCL 2020, 498), por el que se establece que no se puede despedir por fuerza mayor o por causas ETOP.  

Los efectos de la improcedencia es la indemnización legal establecida en el art. 56 [RCL\2015\1654-1#A.56] del ET (RCL 2015, 1654), pero el juzgador considera que esta no ejerce efecto disuasorio alguno para la empresa, ya que ni siquiera llega a cubrir una mensualidad del salario del demandante, 4.219,22 euros, en relación al salario del demandante de 6.666,67 euros mensuales, contraviniendo el Convenio nº 158 de la OIT, dando carta de naturaleza como causa de extinción de la relación laboral, a la simple voluntad de la empleadora (el desistimiento). Por todo ello, condena a la empresa, en caso de no readmisión, a que abone al demandante una indemnización de 60.000 euros. 

Documentos relacionados: 

Art. 56 ET 

Art. 2 RDLey 9/2020, de 27 marzo 

Convenio nº 158 de la OIT (RCL 1985\1548) 

¿Quiere leer otros post de ?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.

Blog

Blog RAD

Te recomiendo

«Yo sólo sé que no sé nada», dijo Sócrates.

Cada vez me ronda más esta idea. ¿No nos  ocurre que cuanto más estudiamos y más al día intentamos estar, mayor es la inseguridad sobre nuestros  propios conocimientos jurídicos?

La relación es directamente proporcional, cuando lo lógico es que fuera inversa.

En un intento de mitigar esta desazón, surge el blog Revista Aranzadi Doctrinal. De manera concisa, divertida y con gran rigor jurídico, casi diariamente ofreceremos pequeñas dosis de la más relevante y novedosa doctrina de los distintos tribunales  de los diversos órdenes jurisdiccionales. Se enriquece  con información sobre su grado de seguimiento en la propia plaza o en otras sedes.

Este blog es hijo de la revista mensual de la que toma su nombre: Revista Aranzadi Doctrinal.

La ágil pluma de nuestra decena de colaboradores, donde conviven experimentados analistas de jurisprudencia,  abogados en ejercicio, magistrados y en definitiva, profesionales del derecho en sus más diversas vertientes, habrá cumplido su objetivo si logramos que queden grabadas en la retina y en la mente ideas claves y claras sobre la tendencia de la práctica judicial.

Por supuesto, será muy bienvenida toda colaboración u opinión. Pretendemos ser un foro de comunicación y sano debate jurídico.

El equipo del Blog Revista Aranzadi Doctrinal está compuesto por:

  • Raquel Jiménez (coordinación)
  • Yolanda Ansó Munárriz
  • Carlos Polite Fanjul
  • Juan Iribarren Oscáriz
  • Germán Elizalde Redín
  • Carlos González González
  • Asun Sola Pascual
  • Vanessa Ferrer Silva
  • Inmaculada César Sarasola
  • Pilar Ollo Luri
  • Patricia E. Durá Purroy
  • Isabel Burusco Elizondo
  • Emilia Zozaya Miguéliz