LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

07/10/2022. 11:42:24

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El Consejo de Ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea aprueba el Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo

Legal Today

El acuerdo será aprobado formalmente por la cumbre de líderes de la UE que se celebrará el 15 y 16 de octubre. El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, que ha representado a España en el Consejo de Ministros de la Unión Europea, ha afirmado que el Pacto "es equilibrado y vincula la gestión de los flujos a las necesidades del mercado de trabajo". Ha avanzado en la creación de una 'Tarjeta azul' para facilitar la llegada de mano de obra calificada de terceros países al bloque, inspirada en la 'Green Card' estadounidense para promover la llegada a la UE de personal cualificado. Propuesto por la Presidencia francesa de la UE, como una de sus prioridades y copatrocinado por España y Alemania, el Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo (PEMA) ha sido aprobado en Bruselas por el Consejo de Ministros de Justicia e Interior. El PEMA será adoptado por el Consejo Europeo del próximo 15 de octubre como documento de base para una auténtica política común europea en materia de migración y asilo con el objetivo primordial de garantizar los derechos de los migrantes en un espacio jurídico armonizado y desde un enfoque integral y global del fenómeno migratorio.

El Consejo de Ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea aprueba el Pacto Europeo sobre Inmigración y Asilo

Ya en su preámbulo el Pacto hace una valoración positiva del fenómeno de las migraciones internacionales como un factor que contribuye decisivamente al crecimiento económico de la UE y los Estados Miembros al facilitar mano de obra para el mercado de trabajo y permitir hacer frente a la situación demográfica caracterizada por la disminución de la tasa de natalidad en la gran mayoría de países europeos. Asimismo, las migraciones se consideran beneficiosas para los países de origen en la medida en que les aportan recursos y capacidades, en términos de formación, para contribuir a su propio desarrollo.

El PEMA hace suyo también el enfoque global de las migraciones adoptado por primera vez en el Consejo Europeo de diciembre de 2005, en gran parte a instancias de España y convertido actualmente en el principal acervo comunitario en materia de migraciones. España ha sido uno de los principales impulsores de la inclusión de las cuestiones migratorias en la agenda europea desde el convencimiento de la necesidad de desarrollar políticas comunes en el seno de la UE.

El enfoque global consiste en abordar de manera paralela todos los ejes que constituyen las políticas migratorias: la organización de la migración legal favoreciendo la integración de los inmigrantes en los países de acogida, la lucha contra la inmigración irregular entre los países de origen y tránsito y los de acogida; y la cooperación al desarrollo para hacer frente a las causas profundas ( la pobreza también entendida como falta de oportunidades, conflictos bélicos…) que dan lugar a las migraciones. La idea de un "contrato de integración" con obligación de aprender la lengua del país de recepción fue retirada.

Por lo que respecta a la organización de la migración legal, como uno de los ejes del enfoque global del PEMA, la concepción del Pacto parte precisamente de una relaciones que permitan gestionar, de acuerdo con el mercado laboral del país de acogida, intercambio de información, formación profesional de los futuros inmigrantes y el establecimiento de los mecanismos para facilitar el proceso. Asimismo el PEMA propone favorecer la integración del los inmigrantes garantizando su acceso a los derechos sociales (sanidad, educación servicios públicos, seguridad y trabajo) con la única contrapartida del respeto a las leyes del país de acogida al igual que los ciudadanos nacionales del país. Así pues, la integración se favorece desde medidas de apoyo, destacando la garantía en el ejercicio de los derechos sociales y excluyendo pactos de integración más allá de la obligatoriedad del cumplimiento de las leyes.

La lucha contra la inmigración ilegal constituye el segundo de los ejes esenciales del PEMA desde la convicción de que atenta contra la cohesión social, margina al inmigrante, y permite la explotación y trata de seres humanos. Para garantizar un mejor control de los espacios fronterizos, el PEMA prevé el reforzamiento de la cooperación técnica con los países de origen y tránsito contribuyendo así al fortalecimiento de sus capacidades no sólo en el control de las fronteras sino en el desarrollo de auténticas políticas públicas migratorias. Mediante la idea de participación, los países de origen y tránsito deberán luchar juntos contra la inmigración ilegal, incluyendo acuerdos de readmisión para gestionar operaciones de repatriación de manera digna y desde el respeto a los derechos humanos.

El Pacto, desde este enfoque global, incluye la cooperación al desarrollo como otro de los ejes centrales de las políticas migratorias. En este sentido propone la realización de proyectos en países de origen y tránsito que van desde acciones de codesarrollo, mecanismos financieros específicos para garantizar la transferencia segura y a un coste reducido de las remesas de los inmigrantes, proyectos de promoción y generación de empleo y capacitación profesional.

Finalmente, El PEMA constituye un avance cualitativo hacia el establecimiento de una política común de asilo y aspira, en diálogo con ACNUR, a instaurar en el horizonte de 2012 un procedimiento de asilo único que comporte garantías comunes con la adopción de Estatutos uniformes de refugiado, por un lado, y de beneficiario de la protección subsidiaria por otro.

Impresiones del Ministro de Trabajo

El ministro ha afirmado que este acuerdo es equilibrado y conjuga tanto la lucha contra la inmigración irregular y las mafias que trafican con seres humanos, como la vinculación de la gestión de los flujos a las necesidades del mercado de trabajo, a la vez que recoge los principios fundamentales de la política seguida por el Gobierno español.

"Cualquier flujo migratorio que no sea el legal -añadió el titular de Trabajo e Inmigración- produce dos efectos: la degradación del mercado de trabajo y la regresión de las conquistas sociales".

Además, según ha explicado Celestino Corbacho, el Pacto aprobado apuesta por poner en común los criterios y reforzar los mecanismos para la integración de los inmigrantes en los países de destino e incluye el compromiso de Europa con los perseguidos, con un marco general sobre Asilo.

Según palabras de Celestino Corbacho, "el Pacto supone un gran paso adelante en el diseño de una política común de inmigración en toda la Unión Europea desde una visión integral del fenómeno, con total respeto a las competencias que en materia de mercado laboral tienen los Estados Miembros y con principios que deberían hacer posible convertir el fenómeno migratorio en un sistema que beneficie a todos, primero a los inmigrantes, pero también a sus países de origen y de destino y, en consecuencia, también a todos los ciudadanos de la UE"

Asimismo, el titular de la cartera de Trabajo e Inmigración asegura que este acuerdo constituye un elemento fundamental en la cooperación con los países de origen, tanto en el sentido clásico de la lucha contra la pobreza, causa última de los flujos, como en todos los aspectos de la gestión de los flujos migratorios.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.