LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

14/08/2022. 13:44:19

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

ERNST & YOUNG EUROZONE FORECAST CORRESPONDIENTE A PRIMAVERA

El PIB de la economía española crecerá un débil 0,6%

Legal Today

El informe advierte de la necesidad de reformas estructurales para impulsar la productividad en España. Para Marie Diron, economista de Ernst & Young, "incluso si Portugal y la Eurozona superasen esta particular crisis, una Europa a dos o, incluso, a tres velocidades sería cada vez más evidente".

La economía española seguirá con un crecimiento discreto durante los próximos meses, el 0,6% este año y el 1,1% en 2012, según la nueva edición del indicador Ernst & Young Eurozone Forecast (EFF), presentado esta semana. Por su parte, el PIB de la Eurozona también se verá ralentizado con un crecimiento de media del 1,5% en 2011 y del 1,7% el próximo año. El EEF señala que la consolidación fiscal en España evoluciona según el calendario previsto pero, al mismo tiempo, refleja que nuestra economía se enfrentará a algunos riesgos, como la reestructuración del sector de cajas de ahorro o las bajas previsiones para la demanda interna.

Varias flechas verdes naciendo de la hierba.

Según Ernst & Young, el consumo privado seguirá mostrando debilidad, entre otros factores, por la incertidumbre generada en las familias ante las altas tasas de desempleo -previsto en el 20,6% este año y en el 20% en 2012- y por la reducción de los salarios en el sector público. Por otra parte, la inversión privada continuará descendiendo este año si bien a un ritmo menor que en 2010, un -2,8% en 2011, y se incrementará un 1,5% en 2012, y cerca del 3,5% en 2013. La inversión ‘no residencial' crecerá levemente este año gracias a una mejor perspectiva de la demanda externa.

La última edición del EEF pronostica un comportamiento moderado de las exportaciones aunque recuerda la necesidad de seguir acometiendo reformas estructurales de alto calado en nuestro país. De esta forma, se mejoraría la productividad y se reduciría el déficit de competitividad que existe entre los principales socios comerciales; unas medidas que, en todo caso, se aplicarían gradualmente y, por tanto, tardarían un tiempo en dar su fruto.

Necesidad de reformas estructurales

El informe destaca también las importantes medidas que está llevando a cabo el Gobierno español para reestructurar el sistema financiero, en particular, para fortalecer a las cajas de ahorro aunque recoge la preocupación del mercado sobre la inversión pública que será necesaria finalmente para recapitalizarlas. Además, el EEF destaca que las entidades españoles están acudiendo de nuevo al mercado interbancario, al tiempo que advierte del incremento de la morosidad y de la exposición a la deuda portuguesa que tiene el sector en España.

Finalmente, el EEF recoge la evolución favorable en la reducción del déficit público lo que, si se mantiene esta tendencia, especialmente en la administración autonómica y local, lo situaría en el 6,5% del PIB en 2011, no demasiado lejos del objetivo del 6%.

En palabras de José Miguel Andrés, Presidente de Ernst & Young en España, "el PIB español recupera el crecimiento, si bien nuestra economía seguirá enfrentándose a numerosos desafíos, como la mejora de la competitividad y la productividad, y la reestructuración del sector financiero, necesario para la creación de empleo. Este entorno económico sigue siendo difícil para lograr una mayor inversión empresarial, algo que contribuiría al consiguiente y deseado descenso de desempleo".

El error de aumentar tipos 

A pesar del aumento de la inflación, el EEF considera que un incremento de tipos de interés para contenerla, como se prevé que el Banco Central Europeo (BCE) adopte esta misma semana y, también, a finales de este año, sería un error porque pondría en riesgo la frágil recuperación económica en la zona euro. El precio de la energía, las materias primas y los alimentos, principales causantes del incremento de este índice, es probable que se mantengan al alza durante algún tiempo. "A pesar de ello, la inflación no constituye un riesgo a medio y largo plazo ya que, según nuestras estimaciones, se situará por debajo del 2% en 2012, por lo que no creemos necesario un aumento de tipos por parte del BCE", explica Marie Diron, Economista del Ernst & Young Eurozone Forecast. Según las previsiones del EEF, el precio del petróleo comenzaría a descender a finales de año -se prevé que cierre el ejercicio en torno a los 95 dólares por barril-. "Lo mismo ocurriría con el de los alimentos que volvería a sus niveles básicos y, en cuanto al efecto del aumento del IVA, éste también se está reduciendo desde comienzos de este año", añade.

Preocupación en torno a Portugal

Aunque el establecimiento del Mecanismo Europeo de Estabilidad durante la reciente cumbre de la UE ha generado un alivio temporal en los mercados, la inestabilidad política en Portugal tras la dimisión del primer ministro Sócrates ha generado nuevas tensiones y se da casi por seguro que Portugal solicitará apoyo financiero a la UE. En palabras de Diron "incluso si Portugal y la Eurozona superasen esta particular crisis, una Europa a dos o, incluso, a tres velocidades sería cada vez más evidente".

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.