LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

30/06/2022. 06:06:31

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El presidente del TSJN afirma que “el obligado cumplimiento de las sentencias es una de las mayores garantías del Estado de Derecho”

TSJN

Joaquín Galve ha reiterado en la apertura del año judicial en Navarra su compromiso con la salvaguarda de la Constitución Los juzgados de Primera Instancia de Pamplona han registrado un aumento del 33% en el primer semestre de 2015

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), Joaquín Galve, ha resaltado hoy que “el obligado cumplimiento de lo acordado por los jueces y tribunales en el ejercicio de la potestad jurisdiccional, así como prestar la colaboración requerida por estos en el curso del proceso y en la ejecución” de las sentencias “es una de las más importantes garantías para el funcionamiento y desarrollo del Estado de Derecho”.

Joaquín Galve

Joaquín Galve ha expresado estas consideraciones en el acto de apertura del año judicial 2015-16 en Navarra, en el que ha remarcado que esta obligatoriedad de juzgar y hacer ejecutar lo decidido por los jueces y tribunales está recogida expresamente en la Constitución, una norma ante la cual ha reiterado su compromiso y voluntad de salvaguardarla de la forma más recta y fiel posible.

Al acto, en el que también ha intervenido el fiscal superior de la Comunidad foral, José Antonio Sánchez, han acudido diversas autoridades, entre otras, la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos; el vocal del Consejo General del Poder Judicial Juan Manuel Fernández; la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez; la delegada del Gobierno, Carmen Alba; la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, María José Beaumont; y el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón.

En su intervención, el presidente del TSJN ha citado unas palabras pronunciadas por el presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, en el acto de apertura del año judicial celebrado en el alto Tribunal, cuando señaló que los jueces están obligados "a garantizar que la ley sea respetada, premisa que constituye una condición existencial de la propia democracia y presupuesto necesario de unos valores de convivencia que no cabe desconocer en el marco de nuestro Estado y de los principios que lo informan pues, ningún poder público puede anteponer para la resolución de los conflictos el designio particular, por muy justo que pueda parecer, sobre aquellas soluciones que sean expresión de la voluntad de la mayoría plasmada en la Ley".

Al margen de la Ley, decía Lesmes, no hay libertad, no hay democracia, solo espejismos y, en definitiva, frustración. Desde esta perspectiva, la ruptura unilateral de unos valores de convivencia, fraguados por todos, desde el consenso, supone traspasar los límites de la honestidad democrática, consustancial al Estado de Derecho.

Galve ha dado la bienvenida a los nuevos cargos políticos, a los que ha deseado "muchos éxitos" y a los que ha ofrecido su colaboración, así como respeto institucional. 

En su intervención, el máximo representante del poder judicial en Navarra ha destacado que, actualmente, la práctica totalidad de juzgados y tribunales está cubierta por jueces titulares. "Tenemos un total de 71 jueces en Navarra, lo que supone apenas el 1,32% de los 5.362 jueces y magistrados que sirven actualmente en España", de los cuales, por primera vez, el número de juezas y magistradas en Navarra es superior al de jueces y magistrados, 37 y 34 respectivamente. Ello supone un 52% de mujeres, exactamente el mismo porcentaje de mujeres jueces que en el conjunto total de España". 

Galve ha apuntado que la Memoria Judicial del Tribunal Superior de Justicia de 2014 recoge que, en total, el pasado año ingresaron en los órganos jurisdiccionales navarros más de 116.000 asuntos (un 2,54% más que en 2013), se resolvieron más de 120.000 (+2,32%) y quedaron pendientes 42.583 (lo que supuso un descenso del 3,52%).

En el primer semestre de 2015, ha advertido el presidente del TSJN, continúa la excesiva carga de trabajo de los de Familia y, en cuanto al resto de juzgados de Primera Instancia -que resuelven asuntos civiles-, "es destacable, y preocupante, que el incremento del 5% que sufrieron en 2014 en comparación con el año anterior se ha elevado en el primer semestre de 2015 a un 17 % respecto de dicho periodo en 2014. Asimismo, ha añadido que, si únicamente se toman en consideración los juzgados de Primera Instancia de Pamplona, el aumento supera el 33%.

Por su parte, los juzgados de Violencia sobre la Mujer de Navarra han registrado un descenso en el número de denuncias recibidas superior al 9% en el primer semestre del presente año.

En cuanto a los órganos jurisdiccionales más saturados, ha incidido en que  los juzgados de lo Social, que en la actualidad continúan con refuerzo, han registrado de enero a junio un 17% menos de asuntos que en relación con el mismo periodo del pasado año.

Por lo que a necesidad de creación de nuevos órganos, el presidente del Tribunal Superior ha reiterado la solicitud ya recogida en la Memoria de 2014: un Juzgado de Familia en Pamplona, el quinto Juzgado de lo Social, un segundo Juzgado de lo Mercantil, un tercer Juzgado de Primera Instancia e Instrucción en Estella y la creación de la tercera plaza de magistrado de la Sala de lo Social. Y, en consonancia con los datos expuestos, ha apuntado que  habrá que llevar a cabo un especial seguimiento de la evolución de los juzgados de Primera Instancia.

La necesidad de creación de órganos se debe, fundamentalmente, a que estos órganos "superan ampliamente los módulos de ingreso de asuntos establecidos por el Consejo General del Poder Judicial", ha explicado Galve.

Según ha expuesto Galve, la modernización del sistema de gestión procesal, de lo que se ha venido en llamar la reforma de la Oficina Judicial, es sin duda uno de los grandes objetivos. Un proyecto que tiene dos grandes vertientes: la adecuada optimización de los recursos humanos a través de una nueva asignación de funciones, y, en segundo término, el tratamiento informático integral de los procedimientos judiciales. "En ambos aspectos llevamos tiempo trabajando conjuntamente con el Gobierno de Navarra, a través de su consejería de Justicia, compartiendo un mismo deseo: convertir la Administración de Justicia navarra en un referente nacional", ha apuntado.

En este sentido, Joaquín Galve ha destacado que, desde el pasado día 15, es operativo el nuevo sistema que ya permite la presentación de las demandas y querellas de forma telemática, en este momento voluntaria, pero a partir del 1 de enero de 2016 obligatoria en toda España. "Quiero en este punto mostrar mi agradecimiento a cuantos han trabajado arduamente para la mejora del sistema informático. A todos, mi más sincero agradecimiento. Queda mucho camino por recorrer, pero la apuesta por la erradicación del papel, por el expediente electrónico, ya no es hoy una quimera".

En su discurso, el presidente del TSJN también ha tenido un recuerdo para el problema de los refugiados que afronta Europa. Así, ha remarcado que Navarra "ha sido siempre una tierra plural y diversa, pero esta diversidad se ha visto acrecentada en los últimos tiempos al convertirse en una tierra de acogida para miles de personas que buscan aquí una salida a sus muy difíciles situaciones personales y familiares". Ahora, ha agregado, "aparece el drama de los refugiados que, más pronto que tarde, nos va a afectar, una problemática humana que debemos afrontar con solidaridad y generosidad".

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.