LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

04/03/2024. 19:07:39

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

García Ortiz reivindica en su toma de posesión una Fiscalía sometida exclusivamente al imperio de la ley

Legal Today

Álvaro García Ortiz ha tomado hoy posesión de su cargo como Fiscal General del Estado en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo, en un acto presidido por el presidente del alto tribunal, Vicente Guilarte Gutiérrez. El Fiscal General ha sido amadrinado por la Teniente Fiscal del Tribunal Supremo, María Ángeles Sánchez Conde.

Tras la toma de posesión, García Ortiz ha pronunciado su primer discurso como Fiscal General en la sede de la Fiscalía General del Estado. Además de Fiscales Superiores, Fiscales de Sala y numerosos miembros del Ministerio Fiscal, han asistido el Ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños; el Secretario de Estado de Justicia, Manuel Olmedo, la Abogada General del Estado, Consuelo Castro Rey, y el Fiscal Europeo, Ignacio de Lucas, entre otras autoridades. 

En su intervención, García Ortiz ha reivindicado tanto la neutralidad y objetividad de la figura del Fiscal General del Estado como la defensa de una institución -integrada por 2690 fiscales-, que es un órgano de relevancia constitucional, que actúa y debe actuar de forma imparcial y sometido exclusivamente al imperio de la ley.

“El Fiscal General del Estado es la mejor garantía del trabajo diario de todos los fiscales; velador —y valedor— de quienes ejercen y han ejercido su función como custodios de nuestro ordenamiento jurídico desde una posición de absoluta imparcialidad. Las instituciones públicas y quienes temporalmente las dirigimos tenemos un deber inexcusable de imparcialidad en el ejercicio de nuestra función. Es una obligación constitucional y legal, pero también ética y moral”, ha asegurado.

García Ortiz ha reiterado en la sede de la Fiscalía General lo que ya dijo ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados: “No pretendo ser un comentarista de la actualidad política o judicial. Me mantendré siempre —y así mantendré a la institución— en el espacio de lo jurídico. Si el Fiscal General abandona ese escenario, se coloca en un lugar idóneo para la contienda mediática, para el activismo asociativo, y no para el recto desempeño de su función constitucional”. 

El Fiscal General ha asegurado también que la lealtad institucional debe reclamarse de todos los poderes públicos en el desarrollo de sus competencias, “sin que se puedan ignorar o suplantar a conveniencia. El cumplimiento de sus responsabilidades, de sus funciones legales y constitucionales, es algo de lo que no se puede hacer dejación ni extensión”. 

García Ortiz ha trazado en su intervención las principales líneas de actuación de este nuevo mandato y ha hecho un llamamiento para que todos los fiscales trabajen como corresponde a un servicio público esencial para el Estado de derecho en una sociedad en constante cambio. “Queremos que la Fiscalía sea el motor de cambio, incluso de cambio social, para afrontar algunas de las dinámicas más perniciosas para la sociedad. Las nuevas de formas de comunicación, las vías de acceso a la información y la gestión de los datos han demostrado su potencialidad para la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía, pero también han aumentado exponencialmente los peligros a los que una sociedad puede verse sometida si los mecanismos de control no se gestionan adecuadamente. Queremos acentuar el carácter tuitivo de nuestras funciones y ocupar los espacios que precisa la atención de quienes no pueden atenderse por sí mismos. Potenciar, asimismo, la función social de la Fiscalía en aquellas áreas de protección de los intereses públicos, sociales y difusos donde en ocasiones el derecho llega con dificultad. En definitiva, proteger la dignidad de las personas cualquiera que sea su estado, origen, condición o situación legal o jurídica”, ha afirmado.

El Fiscal General ha asegurado que en este proyecto contará con fiscales que quieran sumar trabajo, excelencia e ilusión, sin distinción entre categorías o adscripciones asociativas, procurando el beneficio del Ministerio Fiscal y la proyección profesional de quienes quieran incorporarse a esta propuesta. “Quien quiera contribuir en este proyecto tendrá su espacio, pero quien espere encontrar en la Fiscalía un lugar para su mera proyección personalista, para lograr otros fines que no sean la custodia de la Ley y el Derecho o la satisfacción del interés social, quien busque otros réditos que no sean profesionales y en provecho de la institución, no tendrá cabida en este renovado camino que hoy empieza”, ha manifestado. 

Batería de circulares e instrucciones

El Fiscal General ha anunciado en su intervención que va a impulsar una batería de Circulares e Instrucciones para unificar criterios, promover la persecución de determinados fenómenos criminales, incrementar la autonomía de los fiscales. “En definitiva, modernizar el Ministerio Fiscal”.

Entre esas circulares o instrucciones están la relativa a los delitos de prevaricación administrativa, malversación, enriquecimiento ilícito, cohecho, tráfico de influencias y negociaciones prohibidas a funcionarios u otras que abordarán el sistema de discrepancias en el seno de la Fiscalía, las avocaciones y sustituciones en la llevanza de los procedimientos, la dación de cuenta a los superiores jerárquicos y la labor de visado por las jefaturas y los delegados de las especialidades.

Igualmente, se abordará una nueva Instrucción sobre comunicación para que contar con las mejores herramientas para cumplir la función de informar a la opinión pública que nos encomienda la ley, así como la ya anunciada Circular para la protección y tutela de las víctimas en el proceso penal.

La formación de la carrera fiscal continuará siendo una prioridad para la Fiscalía General. El propósito es seguir recorriendo el camino iniciado de alcanzar más autonomía en materia formativa, con unos ejes estratégicos basados en la especialización, la transparencia, la lucha contra la corrupción o la formación en igualdad y derechos humanos y de nuevo el compromiso ético en nuestro trabajo.

García Ortiz ha concluido su discurso agradeciendo su trabajo y dedicación al equipo que hasta ahora ha conformado el núcleo de decisión de la Fiscalía General del Estado, “a las y los fiscales, pero también al auxilio del personal que comparte las responsabilidades del día a día en esta casa”. 

Finalmente, ha expresado un agradecimiento especial “a quienes han terminado sus carreras profesionales sirviendo al Ministerio Fiscal, a quienes hasta ahora han prestado lo mejor de sí mismos en esta institución, y —sobre todo— a quienes ya no están entre nosotros”.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.