LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

22/05/2024. 13:44:03

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Mi cónyuge trabaja en el despacho: laboralmente, ¿todo vale?

Legal Today

A la hora de echar una mano, es normal que la gente tire de la “plantilla” que tiene en casa. Sin embargo, ello da lugar, en el día a día, a desprotecciones que no tienen razón de ser: el Pleno del Parlamento Europeo ha individuado su posición sobre la Directiva que regula el permiso de maternidad de los trabajadores autónomos y refuerza la protección social de los cónyuges colaboradores. La Cámara ha pedido su afiliación obligatoria, así como una baja por maternidad adaptada a los trabajadores autónomos. Además, se ha enviado a la comisión de Derechos de la Mujer la Directiva que revisa la baja por maternidad. De este modo, quieren clarificarse las situaciones de desprotección que atraviesan, en la práctica, los trabajadores que, al estar unidos por vínculos familiares, descuidan su protección social.

Mi cónyuge trabaja en el despacho: laboralmente, ¿todo vale?

El asunto de los cónyuges colaboradores es más amplio de lo que aparenta a primera vista. Son aquéllos que trabajan, cooperando, de forma habitual en la actividad profesional del trabajador autónomo. El hecho de compaginar, por la vía de los hechos, hogar, hijos y trabajo, sin prestar la debida atención al tema de los derechos cara a la Seguridad Social, pasa factura a las familias y al sistema completo.

Las consecuencias de los dobletes al margen del derecho tiene sus consecuencias en las políticas públicas, dado que influye, por ejemplo, en las tasas de fertilidad, las cotizaciones a la Seguridad Social, la protección por baja, la oferta pública de atención a niños y otras personas dependientes, políticas de empleo, etc.

Las estrategias que se implementan desde las administraciones para cubrir todo ese tipo de realidades ha de tener en cuenta qué nivel de ocupación efectivo hay. También, no en menor medida, las opciones de conciliación -guarderías, bajas de maternidad, líneas de préstamos ofrecidas por organismos como el ICO español; por poner algún ejemplo- dependen en gran medida de estas cosas.

Esta semana, el Parlamento Europeo ha votado un Informe al respecto de adecentar y legalizar el trabajo que llevan a cabo los maridos y mujeres de los autónomos en el negocio familiar: los eurodiputados se han pronunciado a favor del documento de la luxemburguesa Astrid Lulling por 550 votos a favor, y 14 en contra. La cámara ha subrayado que los Estados miembros deberían llevar a cabo las políticas de concienciación y vigilancia para que los cónyuges colaboradores se afilien, con obligatoriedad, a los mismos regímenes de Seguridad Social que los trabajadores autónomos, de manera que tengan una cobertura adecuada para las contingencias. El objetivo final de esta medida sería el reconocimiento de su contribución en el gran número de empresas familiares que hay en Europa, particularmente en España.

Además, el Parlamento ha propuesto que las cotizaciones a la Seguridad Social de los cónyuges colaboradores se puedan deducir de los impuestos en concepto de gastos de explotación, del mismo modo que la remuneración concedida al cónyuge, si los servicios se prestan de un modo estable  -horario, continuidad, etc.- y se trate, en verdad, de una remuneración adecuada. Se ha prestado atención, asimismo, a que las mujeres que colaboran con su cónyuge tengan un permiso de maternidad  efectivo: los interesados deberían poder elegir la duración de la baja, no superando el límite superior estipulado en la legislación comunitaria.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.