LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

12/08/2022. 13:57:00

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Rizar el rizo

Legal Today

¿Se están forzando los términos para que el Estado siga apoyando económicamente a las energías renovables?

El impulso de la lucha contra el cambio climático se aceleró desde la decisión de la Cumbre de Primavera de 2007 de fijar para 2020 el cumplimiento de los objetivos del veinte por ciento de reducción de emisiones, el uso de recursos renovables y la eficiencia energética. El actual “plan de acción de Bali” dará lugar a la conclusión en Copenhague, en diciembre de 2009, de un nuevo convenio internacional sobre el cambio climático. Ahora, cuando ya se cuenta con un paquete legislativo al respecto aprobado en Bruselas, el sector empresarial español está muy atento a qué se vaya a redactar en nuestro país.

Rizar el rizo

En esta temporada, ecologistas y el sector empresarial de las energías renovables están muy pendientes de la normativa que se vaya a hacer para trasponer el paquete aprobado en la Unión Europea este invierno.

Estos dos grupos persiguen el interés común de instaurar con aún más fuerza la cultura de las renovables en España. Concretamente, Greenpeace y la Asociación de Productores de Energías Renovables consideran que se puede asumir un liderazgo europeo y mundial en el desarrollo de las energías renovables, que España ya ostenta. Para consolidarlo, apuesta por que se adopten objetivos más ambiciosos para nuestro país que los establecidos en Estrasburgo, de forma que las renovables alcancen en 2020 al menos un 30% del total de la energía final consumida y al menos un 50% de la electricidad.

Con las cifras en la mano, en el pasado año 2008 las energías renovables supusieron un 8,2% del consumo de energía final, lo que significa que estamos avanzando a una buena velocidad de crucero.

Lo cierto es que España ha conseguido una posición de liderazgo mundial en las energías renovables, principalmente en el ámbito de la generación eléctrica, tanto por potencia instalada, como por la competitividad y el papel internacional de nuestras empresas. Lo importante es seguir invirtiendo para que estás tecnologías sean lo más competitivas posible y puedan desenvolverse en el mercado liberalizado; al margen de las subvenciones y primas de las que han venido disfrutando. A pesar de ello, algunas asociaciones de renovables se quejan de los cambios regulatorios y, sobre todo, del las modificaciones del sistema retributivo. De todos modos, los ecos que llegan al Ministerio de Industria de los diversos sectores de renovables hablan de que se están alcanzando rentabilidades mucho más rápido de lo esperado, y ésas son buenas noticias.

No hay que olvidar que el concepto de  las primas es el de ayudas a las fases de despegue de tecnologías de interés y hoy, afortunadamente, las energías renovable ya no representan una fracción mínima de la producción, sino que alcanzan cuotas de producción mayores que tecnologías térmicas convencionales, como el carbón. De hecho, las renovables se agrupan en el capitulo de energías de "régimen especial", calificación que se les dio en su momento porque, de alguna manera, eran marginales. Hoy deberíamos borrar esa etiqueta, porque las renovables ya no son energías "especiales", más bien se están convirtiendo paso a paso en convencionales.

Esa evolución es precisamente la que ha llevado a cambiar el régimen regulatorio de las energías renovables, cambio que se ha acompañado de un nuevo diseño del modelo retributivo. Y está llevando a cabo atendiendo a los principios de incrementar la seguridad jurídica, mejorar la estabilidad regulatoria y asegurar la sostenibilidad técnica y económica del sistema.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.