LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

01/10/2022. 13:30:35

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Un nuevo etiquetado para los electrodomésticos abriría la puerta a incentivos fiscales

Legal Today

Todos los ahorros son buenos, sobre todo cuando los frutos de ese ahorro redundan de una manera global. Hablamos de ahorro en las familia, ahorro en las autonomías, en los estados, en los centros de trabajo. Pero también, de ahorro energético. Y es que, con todas las convulsiones que estamos atravesando, nadie medianamente cuerdo excluiría una crisis energética seria, como la que se estuvo a punto de vivir en diciembre-enero por las tensiones entre Rusia y Ucrania. No se trata de ponernos trágicos, sino de verlas venir.

Un nuevo etiquetado para los electrodomésticos abriría la puerta a incentivos fiscales

Cuando, en el invierno, se vivió una tensión energética entre Rusia y Ucrania que casi deja desabastecida a la parte oriental de la Unión Europea, una "guerra" de este tipo parecía algo propio de James Bond. Ahora, descartado el exotismo de este tipo de situaciones, la UE, en lo poco y en lo mucho, va buscando modos de ahorro.

Actualmente, los electrodomésticos en los hogares representan una gasto de energía que va tomando talla de gigante. Es por ello que en Bruselas se han puesto manos a la obra para modificar y adaptar el etiquetado, planteando beneficios fiscales a aquéllos que menos gasten; a lo que se sumaría más claridad en cuanto a etiquetado, y defensa del consumidor.

La norma que rige hoy por hoy en esa materia es la Directiva 92/75/CEE del Consejo, de 22 de septiembre de 1992, relativa a la indicación del consumo de energía y de otros recursos de los aparatos domésticos, por medio del etiquetado y de una información uniforme sobre los productos; que ha sido modificada en alguna ocasión, sin cambiar lo esencial. La norma lleva ya mucho tiempo demostrando ser útil para la mejora de la eficiencia energética de los hogares. Ahora, el Parlamento Europeo ha aprobado una nueva versión de la Directiva con la que se busca aumentar su eficacia.

Con el texto renovado, se pondrían en marcha beneficios fiscales tanto para los usuarios que usen aparatos con alta eficiencia energética, como para las industrias que los promocionen y produzcan. También se aplicaría un IVA reducido a los materiales y componentes que contribuyen a reducir el consumo.

A partir de que entre en vigor, el etiquetado normalizado no sólo se aplicará a electrodomésticos, sino también a otros aparatos que, sin utilizar energía de un modo directo, tienen un impacto sobre su consumo. Estas nuevas reglas beneficiarán a los consumidores, ya que las facturas de luz serán más reducidas, productores, ya que el marco legal será más claro; y al medio ambiente, al reducir el CO2. En este sentido, y tal y como aportó el Parlamento Europeo al texto propuesto por la Comisión, el "Plan de Acción sobre consumo y producción sostenibles y una política industrial sostenible" ha demostrado que es positivo ampliar el campo de la Directiva, para que abarque los productos relacionados con la energía, incluidos los materiales de construcción. Estos materiales tienen un efecto grande, directa o indirectamente, sobre el consumo energético. Además, de este modo se intensificarían las potenciales sinergias entre las medidas legislativas vigentes y, en particular, la Directiva 2005/32/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de julio de 2005, por la que se instaura un marco para el establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos que utilizan energía.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.