LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

26/05/2022. 16:19:55

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Test 360º ¿Eres un abogado líder?

Abogada consultora en burnout y productividad del sector legal.
Patricia Tudó Consultores

Existe la creencia de que un líder es aquel que dirige un equipo. Si bien es cierto que el liderazgo puede entenderse como un conjunto de habilidades necesarias para gestionar personas, lo cierto es que el nuevo liderazgo, más que una forma de hacer, es un estilo de vida, es una forma de ser.

El líder es la persona capaz de construir caminos por los que el resto de personas desean caminar pero no son capaces de imaginar, es un personaje capaz de generar mundos donde los demás quieren vivir. Un líder es alguien al que las personas siguen con la convicción de que ello les acercará a unos objetivos deseados, pero a los que no serían capaces de llegar por sí solos. De ahí su enorme importancia en la construcción y cohesión de equipos de trabajo, con unas características que podríamos resumir en cuatro:

  1. Es coherente (siente, piensa, dice y hace lo mismo)
  2. Pone acción (es proactivo)
  3. Toma decisiones (no se deja dominar por la duda o el miedo)
  4. Cree en las personas por encima de todo (cultiva los valores humanos)

Hay personas que se ponen al frente de equipos como fruto de su experiencia laboral o estudios. Sin embargo, el líder auténtico y verdadero debe proyectar su mirada en la parte humana de su equipo y no en un resultado concreto.

Un líder va a sobresalir por su capacidad de inspirar energía, transmitir pasión o entusiasmo, y, sobre todo, actitud positiva. Si queremos conectar con el equipo, debemos pasar al terreno humano donde fluyen las emociones y sentimientos. Si no, perdemos al equipo por el camino.

¿Qué ocurre con los abogados que no tienen equipo a cargo? ¿Y aquellos que trabajan con socios, sin personal contratado? ¿Deben tener competencias en liderazgo?

Lo cierto es que todos estamos llamados al liderazgo. Las personas que entrenamos en estas competencias podemos ver a simple vista cuando estamos frente a un autentico líder. Es por tanto indiferente si tienes equipo o no. El liderazgo es un estilo de vida que diferencia al abogado excelente. En definitiva, es alguien que brilla y que deja huella. ¿Quieres saber si lo eres?

Te propongo un test que originariamente utilizo como 360º, es decir, es un test que contestan los superiores, los compañeros y el equipo. En él, medimos según cada percepción una serie de competencias, con el doble objetivo de:

1. Localizar las áreas de manifiesta mejora

2. Centrarnos en aquellas habilidades en las que destacamos, para trabajar en ellas y subirlas a la excelencia

Como se puede observar, no ponemos el foco en mejorar lo mejorable, sino en hacer de lo bueno, lo excelente (aunque las áreas de manifiesta mejora hay que subirlas, al menos a un nivel medio).

En esta ocasión te propongo realizar este test de forma individual, como auto diagnóstico. Es una versión simplificada para que puedas realizarla en un minuto.

¿Cómo saber si eres un abogado líder?

Debes marcar con una X un número del 1 al 5 en función de tu autopercepción. Nos interesa tu subjetividad. Puntúate, siendo 1 bajo y 5 alto.

Las competencias que componen al abogado líder se dividen en 6 ítems, siendo el primordial, el primero, sobre el cual se apoyan todos los demás.

1. Personalidad

Es un ejemplo de ética y honestidad: 1, 2, 3, 4, 5.

Hace lo que dice, es coherente y auténtico: 1, 2, 3, 4, 5.

Inspira confianza, es transparente y con vocación de servicio. 1, 2, 3, 4, 5.

2. Capacidades técnicas

Sus conocimientos le hacen solvente como abogado. 1, 2, 3, 4, 5.

Tiene habilidades en la redacción de escritos tanto en fondo como en forma: 1, 2, 3, 4, 5.

Lidera las conversaciones (orales y escritas) con los clientes y operadores jurídicos: 1, 2, 3, 4, 5.

3. Gestiona los recursos

Tiene una buena organización. Establece objetivos y metas realistas: 1, 2, 3, 4, 5.

Aplica herramientas ágiles de gestión del tiempo; 1, 2, 3, 4, 5.

Crea una atmósfera positiva en la que se acepta el fracaso como parte del crecimiento: 1, 2, 3, 4, 5.

4. Habilidades personales.

Confía en sí mismo y en su criterio en la toma de decisiones: 1, 2, 3, 4, 5.

Tiene alta resiliencia (capacidad para tolerar la adversidad): 1, 2, 3, 4, 5.

Identifica con rapidez la línea de defensa y reflejos para encauzar los asuntos: 1, 2, 3, 4, 5.

5. Habilidades interpersonales

Aporta un alto nivel de energía y entusiasmo: 1, 2, 3, 4, 5.

Es fuerte en inteligencia emocional (gestión de las emociones). 1, 2, 3, 4, 5.

Aporta a los clientes un claro sentido de dirección y propósito1, 2, 3, 4, 5.

6. Mejora continua

Procura su desarrollo personal 1, 2, 3, 4, 5.

Desarrolla una visión y perspectiva estratégica del despacho. 1, 2, 3, 4, 5.

Busca feedback como oportunidad de mejora 1, 2, 3, 4, 5.

Una vez identificadas tus áreas en las que te hayas puntuado menos de 3, debes trabajarlas, pues deben estar todas al menos en la media. A continuación, nos centraremos en aquellas que están rozando el 5, que son aquellas que te hacen excelente.

Según John Maxwell, el liderazgo no está relacionado con la posición. Es más, cualquiera de nosotros puede ser líder tengamos la posición que tengamos. Y, al contrario, puede (y las hay) personas que destacan con puestos de dirección pero a la vez están carentes de liderazgo.

Si buscamos en nuestro día a día estar cerca de personas que tomen la iniciativa y el cambio frente a obstáculos y desafíos estaremos más cerca de alcanzar el éxito como personas y en nuestro despacho. Y, por ende, destacaremos por ser líderes al mismo tiempo y saber identificar a auténticos líderes en nuestro entorno.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.