LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

29/06/2022. 09:03:27

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

6 ventajas de usar la escritura por voz ¿Para qué escribir si tu dispositivo lo puede hacer por ti?

Es muy probable que como jurista, te acompañes siempre de algún dispositivo electrónico y que constantemente uses la escritura para enviar mensajes, correos, plasmar ideas, redactar informes… La realidad es que escribir forma parte de nuestra comunicación básica hoy día, y seguramente tú también lo haces mientras realizas otras actividades, con los inconvenientes que esto, además, puede conllevar. ¿Sabrías estimar cuánto tiempo dedicas a escribir a lo largo del día? Si además operas en el sector jurídico, este dato se puede multiplicar exponencialmente. 

En este artículo te voy a descubrir una práctica alternativa y sus consiguientes ventajas: la escritura por voz.

La conversión de voz a texto la puede experimentar cualquier usuario de forma muy sencilla, y aunque hay disponibles muchas herramientas, hay una opción con Google Docs que seguramente puedas usar. La intención es en primera instancia, ganar tiempo, pero no sólo eso, echa un vistazo a estas ventajas:

  1. Más velocidad y ahorro de tiempo

Como promedio, una persona escribe a una velocidad entre 38 a 40 palabras por minuto. Esto se traduce en 2.400 palabras por hora aproximadamente. Sin embargo, cualquier persona puede hablar a un ritmo de 150 palabras por minuto, por lo que se cuadruplica la velocidad a la que podemos registrar la misma información.  ¿Imaginas poder invertir ese tiempo en otras tareas?

  • Más precisión 

El hecho de hablar directamente en una aplicación que transcribe tus palabras en texto puede mejorar decisivamente la precisión de tus escritos. Ten en cuenta que, si un mecanógrafo puede errar en 8 de cada 100 palabras, los que no lo somos, mucho más. Además, en el mejor de los casos, si detectamos el error, debemos corregirlo, con el consiguiente esfuerzo extra. Y si pasa desapercibido, la calidad del documento mermará con sus posibles consecuencias.

Lo mejor de la aplicación por voz es que va mejorando conforme más lo usamos, al igual que la confianza que genera en nosotros. Y cuando ya forma parte de nuestro día a día, podemos olvidarnos de los errores tipográficos para centrarnos en lo que realmente nos interesa: el mensaje objeto de nuestra comunicación.   

  • Mayor movilidad 

El uso de los conversores de voz a texto son la alternativa a permanecer sentados durante horas. En este sentido, se nos antoja un horizonte de trabajo sin límites, espacios más versátiles donde redactar una instancia, un informe, una nota recordatoria… en definitiva, trabajar con más libertad y ganando precisión. Ni que decir tiene que al igual que tu mente puede estar más receptiva y creativa cambiando tu escenario laboral, tus músculos como veremos más adelante, también lo agradecerán; el cuello, las piernas y la vista serán los primeros beneficiados.

  • Facilidad en el discurso

Si te fijas, cuando nos enfrentamos al documento en blanco e iniciamos la redacción, a menudo nos asaltan dudas sobre el estilo, o nos obsesionamos con aspectos que son secundarios en nuestro escrito. A veces nos cuesta planificar para dar sentido, y sin embargo, mientras hablamos y nos escuchamos, nuestro discurso sigue un flujo de ideas lógico que se vamos amoldando con facilidad al mismo contexto. Se nos hace mucho más fácil comunicar y ordenar nuestros pensamientos para trasmitir lo que realmente queremos trasmitir.  

  • Concentración más efectiva

Si estamos contando una idea es más fácil permanecer concentrado en ella que si la tenemos que escribir. La escritura por sí misma requiere silencio y normalmente, cualquier ruido supone una distracción. Por su parte, el habla al ser sonora nos facilita superponer nuestro discurso al sonido ambiental, eliminándolos incluso, de nuestra atención. Cuando estamos escribiendo, a menudo nos asaltan notificaciones en nuestra pantalla, estamos expuestos a mensajes de publicidad e incluso imágenes que intentan captar nuestra atención. Hablando es más fácil poder mantener la concentración en el tema que nos ocupa y además, podemos disponer de las manos para reforzar nuestro discurso con el lenguaje no verbal.

  • Menos lesiones 

Lo avanzábamos antes, y es que los movimientos repetitivos, así como la fatiga visual y el dolor de espalda acompañan a la escritura irremediablemente. Las consecuencias con el tiempo suelen relacionarse con problemas de espalda, cuello, túnel carpiano, insuficiencias oculares, entre otras. Máxime, si no se extreman las medidas preventivas con una adecuada postura corporal frente al ordenador o mientras se usan los dispositivos. Este de por sí, es un argumento más que suficiente para optar por los programas de conversión de voz a texto, donde la libertad de movimientos es absoluta y no nos condiciona ningún espacio ni lugar.

Lo mejor es que tú, desde ahora mismo puedes empezar a ganar tiempo y calidad de vida usando una aplicación para la conversión de voz a texto. Si eres de los que ya hace algún tiempo la probó y no quedó convencido, te recomiendo que le des una nueva oportunidad, ya que en este terreno la tecnología ha avanzado de forma muy llamativa. Entre otras mejoras, las aplicaciones actuales han evolucionado en sus sistemas de reconocimiento de voz.

Puedes empezar usando tu voz con pequeñas notas y recordatorios, con los que estoy seguro, te vas a animar después a generar documentos e informes más complejos.

Sin duda alguna, esta es una de las ventajas de la digitalización en el sector profesional: agilizar y mejorar tareas con el uso de aplicaciones que están a nuestro alcance. Y tú ¿te animas a hablar más y escribir menos?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.