LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

09/12/2022. 23:29:10

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Concentración vs. Dispersión: haga lo que debe

socia de Barton Consultants, SL, consultora de marketing y organización para despachos de abogados (www.burton-consultants.com)

Hay algo que siempre me ha llamado la atención de las personas pertenecientes a su colectivo. Cuando son presentados a alguien, lo hacen del siguiente modo: “Alberto García, abogado”, por ejemplo. No conozco ningún otro colectivo que cuando se presenta adjunte a su nombre su profesión.

Concentración vs. Dispersión: haga lo que debe

Hacerlo está muy bien, porque significa el primer paso para la concreción de su futuro: usted es una persona per se que además se identifica con la profesión elegida.

He conocido a muchos profesionales que, por falta de identificación con su profesión, no logran el éxito que esperan. La identificación no es el todo, pero es un primer paso.

Dicho esto, y en un análisis posterior, uno se da cuenta de que la supuesta identificación solo se da de palabra, puesto que en muchísimos casos el abogado realiza muchas otras labores que no son las propias. ¿Ha visto usted algún médico haciendo las labores de enfermero, de secretario o de cocinero simultáneamente? Seguramente, no.

Entonces ¿por qué hay abogados que hacen labores que no son propias de su profesión?

Le seré sincera: la gente cree que cuantas más labores realiza, más valorada es. Se equivoca. Ya lo dice el refrán: "Aprendiz de todo, maestro de nada" o "Quien mucho abarca, poco aprieta". Y en cuestión de concreción: "Zapatero a tus zapatos".

Concéntrese. Si usted ha decidido ser abogado, hágalo, pero dedíquese a eso y no a otras cosas. Delegue, encargue a otros profesionales aquellas tareas que usted no debe hacer. Sé que está pensando que eso cuesta dinero, pero a la larga, su dispersión le cuesta todavía más.

Hágase esta pregunta: ¿qué quiero ser dentro de tres años? Y otra pregunta: Decida lo que decida ¿estoy preparado para ello? ¿Conozco mis puntos fuertes y encajan con mi decisión? Una cosa es lo que uno desearía y otra lo que por sus capacidades puede hacer.

No cabe duda de que con esfuerzo, tesón y estudio puede aumentar sus capacidades para lograr su sueño, pero antes debe invertir en ello.

Desgraciadamente, en las profesiones también hay modas. No se deje llevar por ellas, reflexione. Elija un camino, sígalo, fórmese, pues el conocimiento no es fruto de la voluntad sino del trabajo, y confíe en aquellas personas que pueden ayudarle a conseguir su meta. No desvíe su atención a causa de modas, los objetivos vitales no obedecen a modas, sino a decisiones muy meditadas.

Tómese su tiempo: una vez haya decidido su camino y lo vea claro, lo demás será mucho más fácil.

Y aprenda a delegar. La base de la tranquilidad está en la confianza. Si se rodea de las personas adecuadas podrá, por un lado dedicarse a lo que quiere, y por otro conseguir una organización que funcione, que logra objetivos, en definitiva que alcanza el éxito.

Mire a su alrededor y analice a las personas que tienen éxito. ¿Cuál ha sido su secreto?

Concentración, no lo dude.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.