LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

28/05/2024. 15:41:14

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Ópera y Derecho 29

Cambiar una ley en un minuto: una ópera de un abogado

Presidente de la Asociación Europea de Abogados

IOLANTHE

“Iolanthe” es una  de las mejores óperas del compositor inglés Arthur Sullivan (1842-1900) con texto de William Gilbert. (1836-1911). Es una feroz crítica en forma de sátira contra el Parlamento británico, en especial la Cámara de los Lores.  Se estrenó en Londres en el Teatro Savoy el 25 de noviembre de 1882 y fue repetida en el mismo escenario los 398 días siguientes. Es la primera ópera de la historia ofrecida en un teatro iluminado con energía eléctrica. La ópera se desarrolla en una sala de juicios y es una parodia de un proceso legal.

El libreto es de William Gilbert que ejerció como abogado varios años en Londres con despacho propio. Tuvo poco éxito en la profesión por la falta de clientes. No ganaba apenas dinero para mantenerse. Se relata el incidente que tuvo con una mujer a la que defendió en un juicio que descontenta con su trabajo le arrojo sus zapatos de tacón en la cabeza a  la salida de la sala. Lo que le decidió finalmente a dejar de ser abogado fue asistir a una ejecución de un condenado a muerte.

Gilbert cerro su despacho y abandono la profesión centrándose en la escritura de obras teatrales. En 1868 empezó a trabajar con Sullivan.

Toda la ópera gira en torno a la cámara de los lores donde se desarrolla la mayor parte de la acción. La cámara de los lores es la cámara alta del Parlamento del Reino Unido. La otra cámara es la de los comunes. Ambas cámaras celebran sus sesiones en el  Palacio de Westminster. La cámara de los comunes se escoge por los ciudadanos formándose 650 distritos electorales  en los que se elige por el sistema mayoritario al ganador lo que favorece mayorías sólidas.

La cámara de los lores no se elige por el voto popular. Hay 788 lores.  Los 26 lores espirituales se seleccionan por los obispos de la Iglesia anglicana. Los lores temporales son nombrados por los partidos políticos. Los puestos son vitalicios, En la época de Gilbert y Sullivan los puestos eran hereditarios. En la actualidad sólo una pequeña porción es hereditaria. Las funciones de la Cámara de los Lores son actuar de órgano asesor como “conglomerado de sabios”, controlar la acción del gobierno mediante preguntas y comisiones de investigación y actuar como cámara legislativa revisando las leyes remitidas por los comunes.

Toda la ópera “Iolanthe” tiene un contenido legal. La esencia es una ley que prohíbe a las hadas casarse con mortales y la facilidad con la que esa ley se cambia en un minuto en el sentido exactamente contrario. Hay una severa crítica al parlamento. La ópera ridiculiza a los miembros de la Cámara de los lores, a los que muestra en su vestimenta formal llenos de ostentación y ridículos. Frente a ellos las hadas son inteligentes y hábiles.

La imagen que ofrece de los abogados también es muy mala. El Lord Canciller canta que cuando era una joven abogado decidió “un plan nuevo y original” consistente en que la práctica de la abogacía fuera similar al de otras profesiones y que la diligencia, honestidad, honor y merito llevará a la promoción profesional.

Los protagonistas principales son el Lord Canciller, Presidente de la cámara de los Lores y máxima autoridad judicial británica y su ex mujer Iolanthe. El Lord Canciller desea casarse con una de sus jóvenes pupilas, pero como es su tutor y dado su puesto de presidente del Tribunal Supremo no puede estimar su propia petición porque eso crearía un conflicto de interés. Se plantea el caso a sí mismo y finalmente estima que el matrimonio es posible.  Leamos la reflexión del juez El texto de la ópera dice.

“Al principio ni siquiera quería hablar del tema. Estaba claro que no podía ser. Pero reflexione. Me dije a mi mismo que yo no era un extraño y que en realidad me conocía a mí mismo desde hacía años. Esto tuvo un efecto. Admití que había observado mis avances profesionales con considerable interés y que tenía grandes cualidades personales y profesionales. Este fue un gran punto favorable. Entonces empecé a analizar mis sentimientos. Con gran alegría percibí una lágrima que caía de mi propio ojo. Finalmente a regañadientes, muy a regañadientes. Consentí”

Cuando aparece Iolanthe y se presenta como la mujer perdida del Lord Canciller y un hada, el Lord Canciller se da cuenta que no puede casarse con Phyllis porque ya está casado. Además la revelación de Iolanthe implica una sentencia de muerte porque de acuerdo con las leyes de las hadas  “toda hada que se casa con un mortal debe morir”. El Lord Canciller  encuentra una solución muy fácil. Indica que van a hacer un ligero retoque a la Ley. Propone añadir una palabra. La nueva Ley dice “el Hada que NO se casa con un mortal debe morir”. Se aprueba por unanimidad. La mayoría de los lores se casan con hadas.

El personaje del Lord Canciller de “Iolanthe” ha tenido un prolongado efecto en el mundo legal real. El presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos William Hubb Rehnquist transcribió un pasaje de Iolanthe en un voto particular  disidente y en su toga incorporó unas rayas con el mismo diseño que la toga del Lord canciller en “Iolanthe”.

La partitura de Sullivan es de las más inspiradas que compuso Una música alegre llena de encantadoras melodías y muy fácil de escuchar. No siempre apetece oír Schoenberg.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.