LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

29/06/2022. 09:17:13

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Opera y derecho 71

Condenado por traición a Rusia el ucraniano Tkachenko

Presidente de la Asociación Europea de Abogados

Semyon Kotko es una ópera de 1939 de Prokofiev. Es una ópera comunista en la que se alaba a Lenin. Es la primera de las dos óperas comunistas de Prokofiev. La Segunda de 1948 es “Historia de un hombre real”. La ópera se desarrolla en la Primera Guerra Mundial durante la conquista alemana de Ucrania. El ucraniano Tkachenko traiciona a los rusos  y los propios ucranianos al aliarse con los alemanes. Tras ser expulsado el ejército alemán es detenido, juzgado de forma sumaria al estilo Ceaucescu, condenado a muerte y ejecutado.

Tkachenko se niega a que su hija se case con el comunista ucraniano Semyon porque no tiene suficiente nivel económico y desea un rico propietario para ella. Cuando los alemanes invaden Ucrania se une a su ejército. Está convencido que la revolución bolchevique va a fracasar. Traiciona a Ucrania y ayuda a los alemanes para que ganen la guerra. Semyon Kotko es detenido y juzgado por los alemanes que le condenan a muerte. Cuando esta a punto de morir es liberado por las tropas soviéticas que expulsan a los alemanes. Han cambiado las tornas. Semyon es liberado y es Tkachenko quien es juzgado.

 Se cierra la ópera con la ejecución de Tkachenko con el coro cantando a una Ucrania libre. Es la libertad de Ucrania dentro de la Unión Soviética. No es una guerra de Rusia contra Ucrania. Es una guerra de la Unión Soviética formada por Rusia y Ucrania contra Alemania.

El nucleo de la ópera es el ataque de los alemanes a un pueblo ucraniano que resulta totalmente destruido. Vemos el horror y la miseria causados por la guerra.

. Se relatan hechos de 1918. La ópera no refleja la situación real de Ucrania en esa fecha. Por primera vez durante unos meses Ucrania fue independiente anticipándose a la independencia de 1991. Ese mensaje no era “soviético” y Prokofiev lo oculto. También se olvidó de la gran hambruna que mato a diez millones personas en los años 20.

La temática Ucraniana era muy querida para Prokofiev que había nacido en Donetsk, en Ucrania, donde paso la infancia.  Prokofiev quería escribir una ópera  sobre un tema soviético que le diera prestigio y le consolidara como el compositor más destacado. Pidió consejo a Alexei Tolstoi que sugirió una historia publicada en 1937 por Valentin Kataiev “Soy un hijo de la clase trabajadora”.

Semyon Kotko fue compuesta en los veranos de 1938 y 1939. Desde el principio, se pretendía que la ópera fuese producida por el brillante director y gran amigo de Prokofiev, Vsévolod Meyerhold, que en aquella época dirigía el Teatro de Ópera Stanislavski. Sin embargo, el 20 de junio de 1939, justo una semana antes de que Prokofiev terminara la partitura para piano, Meyerhold fue arrestado y ejecutado. ​. ​Con la muerte de Meyerhold Prokofiev se dio cuenta por primera vez de lo que de verdad ocurría en la Unión soviética.

. Tras el pacto entre Stalin y Hitler para repartirse Polonia, conocido como Pacto Ribbentropp-Molotov, Prokofiev fue obligado a cambiar la ópera quitando a los alemanes que fueron sustituidos por nacionalistas ucranianos. El propio Molotov, Ministro de Asuntos exteriores de la Unión Soviética, se reunió con Prokofiev para pedirle las modificaciones. El pacto se refrendó culturalmente con la representación de “La Valquiria” de Wagner dirigida por Eisenstein en el Bolshoi de Moscu. Tras la caída de la Unión Soviética se ha vuelto a la versión original con los alemanes como “malos de la película”.

La ópera se estrenó el 23 de junio de 1940 en Moscú con dirección orquestal de Mijaíl Chukot. La recepción fue moderadamente entusiasta. En aquella época la ideología predominaba sobre el resto de consideraciones y las discusiones en la prensa se centraron exclusivamente en la importancia de Semyon Kotko como una «ópera soviética». Semyon Kotko desapareció del repertorio en 1941, y no se repuso hasta 1958 en Brno (entonces Checoslovaquia). Esta ópera rara vez se representa en la actualidad. Se ha integrado en el repertorio del Mariinsky de San Petersburgo pero fuera de Rusia  no se representa casi nunca.

Estamos ante una ópera interesante pero está lejos de ser una obra maestra. Hay momentos de genialidad en los actos tercero y cuarto. No hay arias y todo el canto es en estilo declamado cercano a Mussorgsky. La preocupación principal de Prokofiev era no frenar la acción dramática. Explico que “los oyentes van a los conciertos para escuchar música  pero a la ópera van no sólo a escuchar sino también a ver por lo que la acción debe ser dinámica”.

Semyon Kotko es una ópera casi cinematográfica. Tiene mucho que ver la experiencia de Prokofiev en el cine. El libreto se divide en 48 escenas que sólo duran dos o tres minutos.

Tras Semyon Kotko Prokofiev abandono la temática soviética en sus dos siguientes óperas que están entre las mejores de la historia de la música, “Bodas en un Monasterio” y “Guerra y paz”. Volvió a un tema soviético en su última ópera “Story of a real man” que es su peor obra y no se representa nunca. Relata la historia del aviador militar Aleksei Maresiev (1916 – 2001), famoso piloto de combate aéreo de la Unión Soviética de la Segunda Guerra Mundial

El link de hoy es el final de “Semyon Kotko” en la  versión, del Teatro Mariinsky con Valery Gergiev

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.