LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

09/12/2022. 13:55:20

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Los auditores frente a la crisis

Gerente de BDO Audiberia Auditores, S.L.

Artículo tomado de la Revista del Colegio de Registradores de enero-febrero de 2009 http://www.registradores.org/principal/indexx.jsp

Justo López

Y llegó el aterrizaje suave, desaceleración económica, crisis, recesión,… o como ustedes gusten llamarlo. Aunque parezca mentira, en esta crisis los auditores no hemos sido los señalados por el dedo como responsables. Toda crisis tiene su “chivo expiatorio” al que culpar por todos nuestros males, sintiendo un poco de alivio al descargar en ese grupo todas las responsabilidades por unos males generales. Esta vez le ha tocado a la banca de inversión americana y las agencias de análisis de riesgos. Ambos han estado en el ojo del huracán, concentrando todas las críticas sobre su codicia o falta de moralidad.

Dejando al margen culpabilidades, lo que nos toca ahora es lidiar con una situación económica muy complicada. Al habitual descenso de beneficios empresariales, aumento del desempleo y caída en el consumo, común a todas las crisis, en ésta tenemos un componente adicional y singular como es la restricción del crédito, tanto a empresas como a particulares. Las empresas van a necesitar unas cuentas bien "presentadas y aseadas" para poder, no ya conseguir un crédito, sino siquiera poder acercarse a hablar con el banco

Y por si esto fuera poco…

Esta difícil situación, común a casi todos los países, tiene en España una particularidad, que va a hacer sin duda la vida de los auditores un poco más laboriosa durante este ejercicio: la entrada en vigor del Nuevo Plan General de Contabilidad aprobado en 2007. Desde el comienzo este Plan ha generado una serie de circunstancias, todo lo nuevo asusta al principio, que todavía están pendientes de resolver. Si con el anterior plan había dudas y tenía 17 años de vida, como no las vamos a tener con el nuevo que apenas ha cumplido un año.

Una de las características del Nuevo Plan es que las cuentas anuales del ejercicio 2008 se consideran como cuentas anuales iniciales, esto quiere decir que no es obligatorio reflejar datos comparativos ni en el balance de situación ni en la cuenta de pérdidas y ganancias. De alguna manera las diferencias que existieran por valoración de determinados activos entre el antiguo plan y el nuevo, se registrarán a través de la cuenta de reservas. En todo este maremágnum de crisis, difícil acceso al crédito de las empresas y nuevo plan general contable, la tentación de hacer una especie de borrón y cuenta nueva por parte de algunas empresas es muy alta. 

Con este panorama es con el que los auditores tenemos que bregar durante el año en curso. ¿Cuál es el papel del auditor en esta crisis? Nuestro papel durante este período es importante en una doble vertiente. Por un lado, como un elemento de confianza sobre la información financiera de las empresas, y por otro lado, como elemento de difusión e interpretación del nuevo plan.

Una información fiable es la base del funcionamiento de las economías modernas. Cuando este año las empresas acudan a sus bancos a solicitar financiación, seguro que sus números y su informe de auditoría serán mirados con mucho más detenimiento que en años precedentes. La tentación por parte de las empresas de enmascarar los malos resultados para poder conseguir financiación es importante y la labor del auditor va ser crucial para detectar estas situaciones

El Nuevo Plan, aprobado sin contar con el apoyo de la profesión auditora, es de aplicación para todas las empresas, desde la pequeña empresa familiar hasta la gran multinacional que factura miles de millones. Ni que decir tiene que las segundas estarán más preparadas que las primeras para la adaptación a la nueva regulación. En general, las pequeñas empresas han dejado la labor de interpretación del Nuevo Plan a sus auditores. Esta situación, comprensible dada la coyuntura económica donde parece que lo menos preocupante es la contabilidad, dejará en nuestras manos una responsabilidad todavía mayor si cabe.

En resumen, un año entretenido para los que nos dedicamos a la auditoría, aunque en nuestro ADN está casi incluida la adaptación al cambio. Hace unos años fue la americana Ley Sarbanes-Oxley, posteriormente las normas internacionales de contabilidad,….¿Qué será lo próximo?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.