LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

02/02/2023. 11:49:24

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog Revista Aranzadi Doctrinal

¡A pagar la formación recibida!

Pilar Ollo Luri
Abogada

STS (Sala 4ª), de 19 septiembre 2011 (RJ 2012, 688) Pacto de permanencia

Cuando el trabajador ha recibido una formación especializada para realizar su trabajo y se establece en el contrato un pacto de permanencia mínima, el incumplimiento de este de lugar a la indemnización de todos los gastos en que ha incurrido la empresa para proporcionar dicha formación.

Un cuaderno con un lápiz rojo
  • Supuesto de hecho

    En el presente caso se dictó Sentencia de 07/12/09 por el Juzgado de lo Social núm. 25 de los de Madrid, estimando en parte la demanda interpuesta por la empresa en reclamación de cantidad. La Sala de lo Social del TSJ de Madrid – Sentencia de 15/11/10 (AS 2010, 1705) estima en parte el recurso formulado el trabajador exclusivamente en relación con la cuantía a abonar. El motivo para la estimación parcial de la demanda es considerar no valida la cláusula del contrato que prevé mayor indemnización, sin perjuicio de la obligación de pagar el perjuicio realmente causado por no respetar el pacto de permanencia mínima.

  • Criterio o ratio decidendi

    El pacto de permanencia en la empresa -art. 21.4 ET (RCL1995997)- requiere una interpretación sistemática en atención tanto al derecho a la formación profesional -art. 4.2 b) ET- como al derecho a libre elección de profesión u oficio -art. 4.2 a) ET y art. 35.1 CE (RCL19782836)- de forma que para su validez debe estar fundado en causa suficiente y debe reunir además determinados requisitos mínimos de proporcionalidad o equilibrio de intereses..  En todo caso, la formación a que se refiere aquel precepto ha de ser singular o cualificada, suponer un coste especial o extraordinario para la empresa, y producir al mismo tiempo un enriquecimiento del patrimonio o valor profesional del trabajador fácilmente identificable.

    En el presente caso se suscribió un contrato cuyo objeto es la preparación, formación y especialización para la obtención de un titulo de conducción especial, que permite al trabajador adquirir los conocimientos precisos en orden al desarrollo futuro de su actividad laboral en la conducción de la citada clase de locomotoras. En el contrato se pacta que en caso de cese del trabajador, antes de que transcurran dos años de permanencia en la empresa abonará a la empresa una indemnización, que habrá de graduarse en proporción directa al tiempo restante hasta el agotamiento de los dos años de permanencia, en la que, entre otros conceptos se incluyen los costes de formación.

    El problema radica en determinar qué costes de formación son los indemnizables. El criterio es computar sólo los gastos de formación especializada pero no aquellos que se han de reputar como de formación ordinaria, esto es, que la que no aporta al trabajador un plus de cualificación.

    Desestima el recurso se casación

  • Documentos relacionados

    Confronta en el mismo sentido

    • STS 14 noviembre 1990 (RJ 1990, 8572).
    • STS 23 julio 1990 (RJ 1990, 6458).

¿Quiere leer otros post de ?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.

RECOMENDAMOS

Blog

Blog RAD

Te recomiendo

«Yo sólo sé que no sé nada», dijo Sócrates.

Cada vez me ronda más esta idea. ¿No nos  ocurre que cuanto más estudiamos y más al día intentamos estar, mayor es la inseguridad sobre nuestros  propios conocimientos jurídicos?

La relación es directamente proporcional, cuando lo lógico es que fuera inversa.

En un intento de mitigar esta desazón, surge el blog Revista Aranzadi Doctrinal. De manera concisa, divertida y con gran rigor jurídico, casi diariamente ofreceremos pequeñas dosis de la más relevante y novedosa doctrina de los distintos tribunales  de los diversos órdenes jurisdiccionales. Se enriquece  con información sobre su grado de seguimiento en la propia plaza o en otras sedes.

Este blog es hijo de la revista mensual de la que toma su nombre: Revista Aranzadi Doctrinal.

La ágil pluma de nuestra decena de colaboradores, donde conviven experimentados analistas de jurisprudencia,  abogados en ejercicio, magistrados y en definitiva, profesionales del derecho en sus más diversas vertientes, habrá cumplido su objetivo si logramos que queden grabadas en la retina y en la mente ideas claves y claras sobre la tendencia de la práctica judicial.

Por supuesto, será muy bienvenida toda colaboración u opinión. Pretendemos ser un foro de comunicación y sano debate jurídico.

El equipo del Blog Revista Aranzadi Doctrinal está compuesto por:

  • Raquel Jiménez (coordinación)
  • Yolanda Ansó Munárriz
  • Carlos Polite Fanjul
  • Juan Iribarren Oscáriz
  • Germán Elizalde Redín
  • Carlos González González
  • Asun Sola Pascual
  • Vanessa Ferrer Silva
  • Inmaculada César Sarasola
  • Pilar Ollo Luri
  • Patricia E. Durá Purroy
  • Isabel Burusco Elizondo
  • Emilia Zozaya Miguéliz