LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

26/09/2022. 01:08:24

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

BLOG ÉCIJA 2.0

Facebook, tenemos un problema

asociada senior de Information Technology de ECIJA

Según un estudio que acaba de publicar el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), la privacidad en Internet es uno de los aspectos que más preocupan a los usuarios españoles, especialmente en el ámbito de las redes sociales. El mismo resultado arroja el “Estudio mundial sobre privacidad en Internet y libertad de expresión” que ha elaborado la UNESCO (The United Nations Organization for Education, Science and Culture), con lo que es evidente que nos hallamos ante un problema o preocupación de carácter global que afecta a los usuarios con independencia de su procedencia o nacionalidad.

Facebook

Prueba de este alto grado de preocupación es la polémica que se desata cada vez que Facebook, que sigue siendo la red social más utilizada con más de mil millones de usuarios en el mundo, decide modificar alguna de sus políticas, especialmente la de uso de datos personales.

No hace mucho asistimos al revuelo generado por el cambio relativo a los mensajes privados de los usuarios, que parecían iban a ser publicados en el "timeline" o biografía. La cuestión fue zanjada por Facebook al afirmar que el error estaba en la interpretación que los usuarios habían hecho de la modificación efectuada en su política.

Tan solo dos meses más tarde, Facebook vuelve a la primera plana de los periódicos por la alarma social que se ha generado en torno a la última novedad de la red social. Y es que, esta vez, son muchas y significativas las modificaciones que se realizan. Entre ellas: Desaparece el proceso de participación de los usuarios que, en determinadas condiciones, podían votar acerca de las novedades o modificaciones propuestas, expresando así su opinión sobre las mismas. Aparecen nuevas cookies diseñadas para medir el impacto de la publicidad que se realiza en el entorno de la red social, lo que permitirá saber si los productos ofertados son adquiridos por los usuarios incluso fuera de estos entornos. Desaparece el filtro que permitía decidir quien puede enviarnos un mensaje, de forma que cualquier usuario puede ahora dirigirse a otro. Asimismo, desaparece la opción que permite filtrar qué personas pueden encontrarnos en la red.

Varios grupos de defensa de la privacidad, como el Electronic Privacy Information Center (EPIC), han mostrado ya su desacuerdo con estos cambios, y lo mismo han decidido hacer los usuarios, quienes no parecen conformes con ellos, especialmente en lo que respecta al uso de su información personal. Así, y en protesta a la nueva facultad que se adjudica Facebook para compartir la información personal de los usuarios con otras compañías del grupo o "afiliados", miles de usuarios han decidido publicar en su perfiles mensajes como el siguiente:

"Habiendo leído, comprendido, y visto los Términos y Condiciones en Facebook NO AUTORIZO  el uso comercial o no comercial de mis datos personales (textos, fotografías, imágenes personales, datos personales) de acuerdo con la ley de protección de datos. Rechazo totalmente que usuarios ajenos a mi pagina Facebook usen mi biografía para comentar u observar cualquier publicación. DE MODO IRREVOCABLE PROHIBO EL USO COMERCIAL DE MIS DATOS PERSONALES (textos, fotografías, imágenes personales, datos personales) DE ACUERDO CON LA LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS; esto se aplica a todos los datos de mis páginas de Facebook. […].

Me opongo a la divulgación de datos personales a terceros. Yo rechazo tanto las directrices existentes como los cambios de ésta, además insto a Facebook que cumpla con la política de privacidad, la protección de datos del consumidor y la legislación de derechos de autor en todos los países con regulaciones de protección de datos. [..]".

Lamentablemente, este tipo de advertencias carecen de valor legal, pues en el momento que nos damos de alta como usuarios aceptamos los términos y condiciones establecidos por el proveedor de red social y, cuando estos son modificados, únicamente podemos expresar nuestra disconformidad solicitando la baja del servicio.

No obstante, la iniciativa de los usuarios no está tan exenta o vacía de contenido como pudiera parecer, pues si bien es difícil que de lugar a la restauración de las condiciones anteriores o a que no lleguen a implementarse las nuevas modificaciones, pone de manifiesto la disconformidad de aquéllos con respecto a la línea de negocio de la red social fundada por Mark Zuckerberg.

Y es que, por un lado, es una estrategia inteligente por parte de Facebook la de tratar de controlar el impacto de la publicidad -pues al parecer ése ha sido uno de los motivos de que su aparición en bolsa no haya resultado tan fructífera como se esperaba- así como ampliar el uso de la información personal para potenciar la presencia de sus anunciantes. Asimismo, la posible compra de la aplicación Whatsapp -que actualmente se encuentra en el punto de mira de la red social- puede llegar a ser un movimiento maestro para sus finanzas. No obstante, pasar por alto el descontento, preocupación y, en algunos casos enfado de sus usuarios, no parece una decisión empresarial muy acertada. Ni siquiera para una empresa con el poder de presión de Facebook, a quien no le conviene olvidar que el verdadero objeto de su fructífero negocio es la información personal de sus usuarios.

Esta línea de modificaciones impuestas de forma unilateral, políticas inteligibles y falta de transparencia de Facebook parece estar minando la confianza por parte de sus usuarios y cualquier empresario sabe qué consecuencias conlleva esto.

Por último, no deja de ser significativo e incluso irónico, que la reputación corporativa de Facebook se esté viendo perjudicada por los comentarios y protestas de sus propios usuarios quienes, inteligentemente, aprovechan la viralidad de este entorno para la difusión de sus quejas.

Atentos a los próximos capítulos de esta batalla mediática, digna de estudio, entre el proveedor del servicio de red social y sus usuarios. Promete…

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.