LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

02/12/2022. 07:11:48

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog ECIJA 2.0

La Gestión del cumplimiento y el cine mudo: la historia se repite

Asociado Senior del Área de Governance, Risk & Compliance de ECIJA

Hace unos días tuve la oportunidad de disfrutar enormemente con la película “The Artist”, todo un hito cinematográfico que aporta un soplo de aire fresco a la cartelera bajo la apariencia de ser una película rodada hace decenas de años.

Imagen de la justicia

La verdad que me produce una curiosidad enorme el poder conocer (aunque confieso que ni siquiera he intentado averiguarlo en Internet), cómo el director de la película encontró financiación para producirla. Imagino que tendría una estrategia más elaborado que “Quiero hacer una película francesa, muda y en blanco y negro.”.

Pero más allá de técnicas de venta de nuevos proyectos, lo cierto es que el argumento de la película pone de manifiesto un problema tan antiguo como repetido en casi todos los ámbitos de la actividad humana: la resistencia al cambio.

Por deformación (otros dicen que obsesión) profesional, no pude evitar que la historia del protagonista me recordara a algunas situaciones actuales de las que he tenido conocimiento y/o he sufrido. Sin entrar en excesivos detalles e intentando evitar los spoilers, la película refleja al protagonista masculino en un momento profesionalmente dulce de su vida, que se ve superado y apartado por una evolución tecnológica que desprecia sin conocerla, lo cual provoca su fracaso mientras que la protagonista femenina aprovecha esa misma evolución, se adapta a ella y la utiliza como palanca para lograr su éxito y el reconocimiento.

La realidad actual (y no es un efecto de la crisis), nos obliga a ser profesionales comprometidos con nuestro trabajo, en el sentido de no caer en los errores del protagonista masculino, sino en los aciertos del femenino. Sin ánimo de dogmatismo ni de dar consejos a nadie (nunca me atrevería), sí que creo que hay algunos ejemplos que se repiten más de lo habitual de esa resistencia en el entorno del Asesoramiento Jurídico y la Gestión del cumplimiento normativo:

  1. No se puede acompañar al negocio desde la propia mesa de trabajo. Ayudar al cliente, interno o externo, para que tenga el mejor asesoramiento o que cumpla del mejor modo sólo se consigue con un conocimiento exhaustivo y permanentemente actualizado de su negocio, objetivos, intereses, situación, etc. La tecnología, Internet, las redes sociales, etc., nos pueden ayudar mucho a tal fin. ¿Tenemos configurado un sistema de alertas sobre noticias de nuestros clientes?
  2. Ser “la persona / departamento del NO” impide apreciar los riesgos y gestionarlos. El asesoramiento jurídico y la gestión de cumplimiento deben ser actividades a ayudar a identificar los riesgos legales asociados a una determinada actividad, expresados de manera sencilla, clara y directa, para que puedan gestionarse. ¿Somos capaces de alimentar el proceso de decisión, sobre si lanzar un nuevo negocio, con una representación de riesgos jurídicos en un sola hoja?
  3. Conocer es el primer paso para poder actuar. Aunque sé que es una afirmación algo exagerada, vivimos una era en que puede llegar a ser más importante saber cómo manejar las múltiples y maravillosas fuentes de información que tenemos a nuestra disposición, que acumular conocimiento en nuestra cabeza. ¿Sabemos manejar a conciencia las herramientas de gestión que nos provee nuestra Organización, nuestros proveedores, etc.?
  4. La tecnología no es una alternativa. La base tecnológica como driver de la actividad económica es una constante en (casi) todas las empresas, pequeñas, medianas y grandes. Es con ella como mejoran su actividad, amplían su negocio y llegar a nuevos mercados (y no sólo me refiero a Internet). ¿Hemos obtenido un mínimo conocimiento tecnológico que nos permita entender las herramientas que utilizan nuestros clientes como driver y/o soporte de su actividad?
  5. La automatización es esencial para ser más eficiente, mejor y más barato. Más allá de consecuencias sociales que desde luego hay que gestionar, lo cierto es que actualmente la tendencia es que si siempre que sea posible las tareas se hacen por máquinas y software y no por personas. Y esa afirmación es extensible a las actividades de perfil jurídico. ¿Nos ayudamos en nuestra actividad con tecnologías que automatizan tareas jurídicas y nos permiten ser más eficientes y más baratos?

Sin duda muchos podrán pensar que estas reflexiones están todas ellas enteramente equivocadas, frente a lo cual no cabe decir nada, porque por supuesto que cada uno somos susceptibles de una opinión diferente respecto a una misma situación.

No obstante, sí me gustaría finalizar insistiendo en la idea esencial del post: la resistencia al cambio, aquél que realmente se demuestra que nos hace mejores, es un error.

Y como conclusión final y principal, si no la han visto, vayan a ver “The Artist” (no se la descarguen de Internet…), merece la pena.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.