LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

13/06/2024. 22:30:44

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog ECIJA 2.0

La publicidad de hoy y de mañana

abogado de Economía Digital de ECIJA

Tal y como nos contaba Michael Sandel en “What money can’t buy: the moral limits of markets”, la industria de la publicidad es una de las que mejor ha sabido adaptarse a los cambios de las tecnologías y la sociedad en los últimos tiempos. El brandeado de viviendas, las acciones de marketing en redes sociales o los tatuajes de una marca, son sólo algunas de las evoluciones que han surgido en el pasado reciente y nos muestran que los publicitarios son personas con una capacidad de adaptación excepcional.

Dibujo de una cabeza abierta llena de bombillas de colores

En esta línea, podemos preguntarnos en qué dirección se moverán las tendencias publicitarias de los próximos años y analizar las posibles connotaciones jurídicas de las mismas, dejando de lado los aspectos éticos a los expertos, como puede serlo el propio Sandel.

  • Publicidad interactiva. Aunque este tipo de publicidad ya se emplea actualmente, especialmente a través de Twitter, Instagram y el resto de redes sociales, se espera que en los próximos años crezca exponencialmente hasta convertirse en uno de los principales medios para llevar a cabo una acción publicitaria. En este tipo de campañas, se busca que el usuario participe en la actividad ya sea enviando tweets o subiendo fotos con un determinado hashtag, de manera que el usuario interactúe con la campaña, toda vez que también le otorga mayor expansión, al ser su contenido visible para otros usuarios.

Otra forma de promover este tipo de acciones es a través de contenido patrocinado que sea compartido por personajes o cuentas de cierta relevancia, que a su vez interactúen con los usuarios y permitan una mayor difusión del producto. En todo este tipo de iniciativas es muy importante el tener en cuenta toda la regulación relativa a publicidad y consumidores en internet, para evitar problemas posteriores de viabilidad del proyecto.

  • Experiencias multi-pantalla. El auge de los dispositivos móviles y su gran variedad, convierte las experiencias multi-pantalla en una de las apuestas más seguras de cara a los próximos años. La principal ventaja de este tipo de iniciativas es que permite dividir la acción en los diferentes dispositivos, pudiendo ofrecer así diferentes contenidos para cada formato o secciones del mismo, según el dispositivo desde el que se acceda, abriendo un abanico de posibilidades que permitirá una interactividad muy atractiva para el usuario final.

Para llevar a cabo experiencias de este tipo sería imprescindible la creación de una cuenta o que se permita el acceso a Twitter, Facebook u otra forma a través de la cual canalizar y actualizar el contenido que se debe mostrar al usuario a través de cada dispositivo, teniendo una gran importancia la legislación en materia de Protección de Datos.

  • Publicidad en las gafas. Tal y como sucede en los navegadores actuales, es sólo cuestión de tiempo que, de extenderse el uso de dispositivos similares a las tan esperadas Google Glass, nos veamos inundados por nuevas formas de hacer publicidad, basadas principalmente en la geo-localización y la realidad aumentada, que permitan una mayor interacción con dichas acciones publicitarias. A este respecto, la normativa en materia de Protección de Datos, de nuevo, debe ser tenida en cuenta a la hora de confeccionar la estrategia de publicidad, para asegurarnos que todos los datos que se utilicen para el desarrollo de la actividad, sean obtenidos de manera lícita y mediando siempre el consentimiento del usuario.

Estas tendencias son las más cercanas en el tiempo, pero también podemos ir un paso más allá y preguntarnos qué puede haber después de todo esto, cuál puede ser el siguiente escalón en la evolución de la publicidad. A este respecto, la literatura de ciencia ficción, que tantos y tantos avances tecnológicos ha predicho (no olvidemos que entre los años 1966 y 1991, Gene Rodenberry ya nos mostró en la pantalla aparatos como traductores simultáneos o tabletas, que hoy en día están al alcance de nuestras manos), también ha realizado alguna que otra incursión en la publicidad, especialmente de la mano de Phillip K. Dick en Minority Report o The Penultimate Truth.

En esta línea nos encontramos con la publicidad personal. Teniendo siempre en mente las aventuras del Capitán/Comisario John Anderton (según si preferimos el relato original o la película de Steven Spielberg) en Minority Report, es cuestión de años que la publicidad personalizada que encontramos ahora mismo en internet, dé paso a un nuevo nivel de adaptación de la publicidad al usuario, cristalizándose en la publicidad personal. En este caso, en lugar de tener preeminencia la interactividad con el anuncio, lo que lo caracteriza pasa a ser el hecho de que cada individuo es ofertado una publicidad diferente, basada en sus gustos y preferencias, pero esta vez ya fuera de la red y el entorno de los ordenadores, apareciendo en marquesinas y postes comunes, que cobran vida gracias a los avances tecnológicos.

En definitiva, el ámbito publicitario se encuentra ante un océano de posibilidades para idear nuevas iniciativas publicitarias que sorprendan al consumidor y se adapten a sus necesidades actuales, pero no se debe olvidar nunca que éstos siguen contando con la protección del ordenamiento jurídico, que deberá ser observado en cada una de estas acciones, para asegurar que se respetan sus derechos y que los anunciantes cumplen con sus obligaciones.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.