LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

01/10/2022. 14:19:10

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Blog de Snacks Tech & Lex

Nanotecnología

Socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC

Foto simulando tecnología de los chips de un ordenador

Para saber la definición de una palabra, muchas veces no acudimos al diccionario, sino que lo hacemos directamente a la Wikipedia. Hoy volvemos a tirar de esta enciclopedia para entender el concepto de Nanotecnología. La Wiki la define como un aquel campo de las ciencias aplicadas dedicado al control y manipulación de la materia a una escala menor que un micrómetro, es decir, a nivel de átomos y moléculas.

El prefijo nano- viene del griego, e indica una medida. Hoy día es una realidad, por lo que no estamos hablando del futuro. Es obvio intuir el impacto que dicha tecnología tendrá en nuestras vidas, pues imaginaos un robot del tamaño de una molécula, introducido en el cuerpo humano y capaz de detectar patologías y operar de inmediato. Esto es posible. Pero también se puede aplicar a la informática, haciendo viable un ordenador del tamaño de la mano y con una potencia como los grandes ordenadores que vemos en las películas de la NASA y compañía. Pero claro, imaginaos también esa tecnología aplicada a grande escala y con fines militares.

Todo, absolutamente todo, se podrá empezar desde la base, y nunca mejor dicho. Cuando se manipula la materia a escala tan minúscula de átomos y moléculas, demuestra fenómenos y propiedades totalmente nuevas. Por lo tanto, se puede crear materiales, aparatos y sistemas novedosos y poco costosos con propiedades únicas.

Los expertos, como siempre, están seguro que la nanotecnología significará una segunda revolución industrial (yo creía que lo era Internet, pero veo que las cosas cambian con la misma velocidad que aparecen). Lo cierto es que esta nueva tecnología será capaz de desarrollar materiales más fuertes que el acero pero con un peso diez veces menor, y un menor coste. Tendremos procesadores para nuestros ordenadores rápidos no como el viento, sino como la luz, o más. O robots que, como hemos dicho antes, capaces de introducirse en el propio cerebro sin causarle daño alguno (recordemos su tamaño, igual que el de un átomo. ¿Alguien ha visto un átomo en su vida?), con sensores que detectarán células cancerígenas y, lo más importante, la destruirán. Será el principio del fin del temido cáncer.

Otros "expertos" hablan ya de cosas que a todo el mundo le gusta escuchar. Muchas veces pienso que lo dicen para llamar la atención. Me refiero a los que ven en la nanotecnología la puerta hacia la inmortalidad. Olvidan éstos que la ciencia es finita, como finito es todo en este mundo, y que no se puede ir contra la Providencia. Personalmente, no quiero ser inmortal en esta vida. Si se modifica los genes para elegir el sexo del nasciturus, el color de sus ojos o cualquier otra característica física; si será posible que robots del tamaño de una molécula campen a sus anchas por nuestro cuerpo, reparando todo lo que no estimen "bueno" (y que no se vuelvan locos esos nanorobots); la verdad, si tenemos un mundo en el que todo es programado, hasta cuándo debes morir, será un mundo en el que no existirán humanos, en el que se habrá perdido lo que nos caracteriza: la humanidad. Pero seguro que los expertos no piensan de esta manera.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.