22 de mayo de 2017 | 05:31
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

30 de Junio de 2016

Óscar Fernández León

Abogado. Experto en habilidades profesionales
@oscarleon_abog

El quirófano, la sala de vistas y el buen abogado

Imaginad por un momento un quirófano en el que el cirujano se dispone a comenzar con la intervención. A continuación, pensar en una sala de vistas en la que un abogado se dispone a iniciar el interrogatorio al primer testigo.


¿Qué tienen en común estos dos escenarios?

Pues dos profesionales a punto de desplegar sus respectivas habilidades técnicas en su ámbito de trabajo.

Regresamos al quirófano y nos centraremos en las acciones desarrolladas antes de la intervención del cirujano. Podremos comprobar cómo se esteriliza la habitación, la ropa, los instrumentos; cómo se administra la anestesia al paciente; como se coloca la historia de éste al alcance del médico; cómo se sitúan los instrumentos y se regula la intensidad de la luz...

A continuación, observaremos las acciones desarrolladas por el abogado antes del juicio: la preparación meticulosa de los interrogatorios, la elaboración estructurada del informe oral, los inevitables repasos, la preparación del cliente o la comprobación de citaciones, documentos, normativa a llevar, etc.

Nuevamente, comprobamos que para que médico y abogado puedan desplegar sus habilidades técnicas con la máxima eficacia, es indispensable que su respectiva intervención vaya precedida de una serie de acciones no centradas en la técnica científica.

Este ejercicio, que podemos ampliar a cualquiera de las actividades del abogado debe ayudarnos a reflexionar sobre la importancia de determinados aspectos, ajenos a la capacidad técnica del mismo, que facilitarán al profesional su ejercicio y le ayudarán a desenvolverse con mayor agilidad, eficiencia y eficacia en este entorno competitivo que nos ha tocado vivir. Me refiero con ello a aspectos tan dispares como la gestión y organización de los despachos, la estrategia, los clientes y la forma de interactuar con ellos, su fidelización y captación, la oratoria forense, las técnicas de interrogatorio y un largo etcétera, en el que el denominador común ha sido, insisto, el avance del abogado en aquellos aspectos ajenos a la ciencia jurídica, pero que entiendo son esenciales para ser mejor abogado.

Y ello es lógico, pues hoy en día, en pleno siglo XXI, el abogado, mejor dicho, el buen abogado no puede limitarse a dominar la ciencia jurídica para la resolución del caso encomendado. Actualmente, el impulso de los tiempos le obliga a sobrevivir en un sector en el que hace decenios la competencia era anecdótica pero que ahora se ha convertido en el funesto leiv motiv de muchos despachos.

¿Qué hacer pues?

La respuesta está en la mejora continua de nuestras habilidades en todos aquellos campos en los que el abogado, el buen abogado, pueda ser mejor, más eficaz, más hábil y más capaz, sin dejar de ser un buen profesional que entienda sin ambages el funcionamiento tradicional de su profesión. Un abogado que no sólo sepa preservarse como buen profesional, sino que ayude a su despacho a crecer y a convertirlo en organismo vivo en el que sus integrantes alcancen la satisfacción y la alegría de hacer lo que les gusta, con un elevado conocimiento jurídico, pero sabiéndose fuertes y competitivos en un mercado, el de los servicios legales, gracias a la adquisición de nuevas habilidades.

En definitiva, un abogado completo, o lo que es lo mismo, el buen abogado del siglo XXI.

Encuentra este y otros artículos del autor en su página web y conoce sus obras en la página e-autor.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
220 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • El abogado y el juicio

    El abogado y el juicio

    Estudio práctico de la intervención del abogado en el juicio, partiendo del principio de que éste no limita su actividad a intervenir en sala, sino que su trabajo comienza mucho antes, cuando conoce la fecha del señalamiento del juicio y concluye tras el juicio, una vez ha realizado el cierre del caso.

  • El reto de ser Abogado

    El reto de ser Abogado

    Libro de 101 consejos o tips para el ejercicio de la profesión de abogado basado en una selección de los post publicados por el autor en la revista digital legaltoday desde 2011 hasta 2015 y que ofrecen al lector una visión completa del ejercicio profesional, desde la perspectiva del autor, abogado en ejercicio y socio director de un despacho de abogados.

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.