LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

22/06/2024. 16:07:05

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Igualdad, flexibilidad y conciliación: la tríada que los empleados solicitan a las organizaciones

Irene Martínez-Calcerrada, directora del Departamento Legal de Coordinación de Países & Legal COO, de Banco Santander

Como todos sabemos, los tiempos han cambiado y las empresas deben adaptarse a los nuevos entornos laborales (digitalización, nuevas formas de trabajar, etc.). Tanto la “nueva” realidad, como las necesidades y demandas de los profesionales de los distintos sectores, incluido el jurídico, requieren de una adaptación de las políticas corporativas en materia de conciliación, así como de la necesidad de implementar ciertas medidas para conseguir un adecuado equilibrio, y mejor compatibilidad, entre las responsabilidades laborales y la vida personal, y familiar, de los empleados.

Esta nueva realidad también ha demostrado las ventajas del trabajo en remoto y ha puesto de manifiesto la importancia que tiene, entre los miembros de un equipo, el hecho de coordinarse internamente con el objetivo de planificar su jornada laboral de la forma más eficiente posible, sin perder el foco principal de las organizaciones, que no sólo es la rentabilidad sino también el de prestar el mejor servicio a sus clientes. Además, estas medidas de flexibilidad no solo permiten a las empresas atraer nuevo talento, sino retenerlo, y contribuir así a crear un equipo motivado y comprometido con la organización, que sea inclusivo y diverso, y que permita afianzar una cultura de alto rendimiento.

Como directora de unos de los departamentos jurídicos de Banco Santander, puedo hablar en primera persona de las medidas de conciliación que nos ofrece el Banco, y de la gran acogida que tienen entre sus empleados, entre las que destacan: los permisos por nacimiento y adopción de cada empleado progenitor (ya sea hombre o mujer); así como su reincorporación progresiva al trabajo tras dicho nacimiento o adopción; la reducción de la jornada de trabajo ordinaria diaria del empleado para el cuidado directo de sus hijos o familiares, dependiendo del caso concreto; o las excedencias, tanto por cuidado de hijos o familiares, como de otro tipo, e incluso solidarias, que cada profesional solicite en base a su situación particular.

En materia de flexibilidad, Santander potencia una transición sostenible hacia las nuevas formas de trabajo, basadas en medidas concretas de productividad, y a través de una clara definición y medición de objetivos y resultados, así como del desarrollo de un modelo de liderazgo que permita gestionar equipos flexibles, cada vez más comunes (y necesarios) en los entornos laborales actuales.

De este modo, Santander apuesta por una forma de trabajar más eficiente y que, al mismo tiempo, favorece el bienestar de los empleados y la conciliación de su vida personal y profesional, impulsa nuestra transformación digital, a través de medidas como el trabajo flex o el teletrabajo, dos conceptos distintos, que dependen del porcentaje de teletrabajo acordado con cada empleado. Asimismo, los equipos de Santander pueden también diseñar diferentes porcentajes de teletrabajo dependiendo del tipo de función que desempeñan y de las casuísticas de cada equipo, así como diseñar bandas flexibles de horarios de entrada y salida en las oficinas (en función de las necesidades personales y de negocio), o de adaptarse a los mercados con los que esos equipos trabajan habitualmente para maximizar la franja de disponibilidad de ambas partes.

Las medidas de teletrabajo anteriores también nos permiten hacer un uso inteligente de los espacios físicos; no sólo de las oficinas (de hecho, en algunos equipos ya se está trabajando bajo modelo hot-desk), sino también de nuestros comedores, de cara a planificar su aforo y el número de comidas diarias que se preparan para los empleados, y de las plazas de aparcamiento disponibles en los edificios corporativos.

Por otro lado, las organizaciones deben tener muy en cuenta la gran relevancia que tiene el principio de igualdad de trato y de oportunidades, así como establecer objetivos, iniciativas o acciones de distinta naturaleza, en el ámbito laboral, que permitan acceder, a todos sus empleados (tanto hombres como mujeres), a las mismas oportunidades de desarrollo profesional, crecimiento y promoción dentro de las mismas. Un buen punto de partida es que cada organización se proponga cumplir con una serie de compromisos en materia de igualdad, y que realice un seguimiento proactivo y periódico del cumplimiento de los mismos, para que no caigan en saco roto. Estas medidas de igualdad nos permiten avanzar como empresa y construir una sociedad más justa, lo cual repercute en el beneficio de todos.

Refiriéndome de nuevo a mi experiencia, en el Grupo Santander tenemos suscrito un plan de igualdad que se firmó en junio de 2018, y cuyo cumplimiento se evalúa y monitoriza por parte de una Comisión designada a tal efecto con periodicidad semestral. También hemos asumido públicamente una serie de compromisos en materia de igualdad de cara a alcanzarlos en el año 2025, como son: el objetivo de alcanzar un porcentaje de representación femenina en el consejo de administración de un 40%, hito que no sólo logramos en el año 2019, sino que lo mantenemos en la actualidad; o el de alcanzar un porcentaje de un 30% de mujeres en los puestos de alta dirección del Grupo (actualmente contamos con un 29,3%).

Por supuesto, las medidas y objetivos anteriores únicamente pueden llevarse a cabo con el compromiso total y absoluto de las organizaciones y sus equipos directivos, a través del establecimiento de una cultura sólida e inclusiva, y del desarrollo de políticas, iniciativas, programas y acciones dirigidas a promover los principios de igualdad, flexibilidad y conciliación; así como por parte de sus empleados, en todos los niveles de la empresa.

Durante mi participación en la “Mesa 1 – Hacia una conciliación ¿real?” del II Encuentro Aranzadi LA LEY Mujeres Por Derecho: “El futuro empieza hoy”, expondré los detalles sobre las medidas y objetivos anteriores, así como la acogida que han tenido entre los profesionales de la Asesoría Jurídica del Centro Corporativo del Santander; no sólo desde la óptica del sector privado, sino desde la del propio Banco, que fue elegido en 2021 y, por tercer año consecutivo, como una de las 25 mejores empresas del mundo para trabajar, siendo el único banco incluido en este listado de más de 100.000 organizaciones en 92 países.

Reserva tu plaza en el II Encuentro Aranzadi LA LEY Mujeres por Derecho: el futuro empieza hoy

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.