LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

12/04/2024. 14:26:16

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Presencia en órganos directivos y empoderamiento femenino. Hacia un liderazgo humanista

Nieves Briz, socia directora de Dentons en Barcelona

Alcanzar la igualdad de género sigue siendo una asignatura pendiente en prácticamente todos los sectores de actividad, especialmente en puestos directivos.

En los despachos de abogados, según datos del CGAE, las mujeres de entre 24-30 años que se colegian representan aproximadamente un 58%. Sin embargo, en la sociatura representan tan solo un 20% y la cifra de mujeres socio-directoras se sitúa en un desolador 5,3%.

Considerando todos los sectores de actividad, según datos del informe “Women in Business 2021” elaborado por Grant Thornton, la cifra de mujeres directivas en España se sitúa en el 34% por segundo año consecutivo, lo cual no indica una mejora, pero tampoco un retroceso, a pesar de la pandemia y la crisis sanitaria y económica que estamos atravesando.

Si abordamos la cifra en clave positiva, es alentador ver que existe mucha oportunidad de mejora y que el rol de las mujeres puede resultar clave en la transformación y avance de las organizaciones.

El Covid-19 y la situación derivada a la que todavía hoy nos estamos enfrentando como uno de los mayores desafíos de nuestra historia, donde organizaciones y empresas han tenido que encontrar nuevos métodos para continuar con su actividad ante esta nueva situación, ha evidenciado la importancia de una cultura organizacional sólida ­ —y a la vez dinámica— basada en la diversidad, así como la necesidad de un liderazgo más humano donde habilidades como la empatía, ser colaborativo, escuchar, gestionar emociones o inspirar sentido de propósito cobran más relevancia que nunca.

Si algo ha puesto de manifiesto la pandemia es la importancia de los buenos líderes para gestionar tanto los momentos más críticos de la situación como los posteriores, acelerando un cambio de paradigma hacia un liderazgo más humanista donde las habilidades tradicionalmente conocidas como soft skills han cobrado mayor relevancia que nunca.

Las organizaciones que apuesten por este estilo de liderazgo —no solo como respuesta a la situación presente, sino como visión de futuro— serán las más fuertes, no por un tema estructural, sino porque serán las que atraerán el mejor talento y velarán porque el mismo se sienta comprometido con el proyecto y la organización. El líder social ­—más empático, comunicativo y colaborador— no solo será clave en crear un entorno inclusivo y de colaboración, donde las personas se sienten seguras para aportar lo mejor de ellas mismas sino quien dé ejemplo y sentido del propósito siendo brújula para toda la organización.

Este estilo de liderazgo, por supuesto, considera la diversidad y la igualdad de género como uno de los pilares básicos dentro del entorno organizacional. Sin ello es imposible propiciar y hablar de un entorno y cultura centrados en las personas.

En parte por naturaleza, las mujeres estamos muy acostumbradas a trabajar y colaborar con empatía, a leer emociones y a estar enfocadas en las personas. De hecho, no es casualidad que la cifra más alta de mujeres directivas la encontremos tradicionalmente en el área de Recursos Humanos.

La complementariedad entre hombres y mujeres es una realidad claramente enriquecedora, ya que cada uno aportamos aptitudes y formas de abordar cada asunto de forma distinta. Es precisamente esa doble visión la que nos hace mejores, dentro de las organizaciones y fuera de ellas. Hombres y mujeres somos complementarios y ni la sociedad ni las compañías pueden permitirse el lujo de no aprovechar al máximo todo el talento y puntos de vista que cada colectivo puede aportar. La diversidad empresarial enriquece a las compañías y aporta beneficios que refuerzan la estructura de las organizaciones, tanto a nivel humano como a nivel de negocio. No solo se fortalecen los valores de la empresa, sino que los equipos superan dificultades con mayor facilidad, las personas se sienten más comprometidas con el proyecto, se eleva la productividad, y se abren canales de comunicación que de otra forma no tendrían lugar. A mayor heterogeneidad, mayores puntos de vista y estrategias mejor delineadas.

Compañías y organizaciones deben tomar conciencia y actuar como agente de cambio para conseguir una mayor diversidad e igualdad, tanto en el conjunto de la organización como en la directiva, tanto en su propio beneficio como en beneficio de los entornos en los que operan.

En este sentido, el compromiso y tone at the top por parte de la alta dirección resulta decisivo como motor de cambio ya que en la gran mayoría de organizaciones el cambio se produce de arriba hacia abajo siendo la estructura y estilo de liderazgo de la directiva los que sienten las bases de la cultura corporativa. Así, aumentar el número de mujeres en puestos directivos y órganos de decisión facilitará que las mismas puedan ser agente de cambio, lo que no solo contribuirá al avance de las organizaciones, sino que acelerará el proceso del mismo.

Tanto a nivel corporativo como social, no hay duda de que la diversidad y la igualdad de género junto a un estilo de liderazgo humanista nos enriquecen haciéndonos más fuertes y mejores ya que cada colectivo aportamos aptitudes y formas de hacer distintas que brillarán en su máximo esplendor al verse potenciadas por un liderazgo humanista, centrado en las personas, que favorezca el ambiente de colaboración y compromiso. Diversidad, igualdad de género y liderazgo humanista deben ser un valor central, formar parte de la estrategia empresarial y no quedarse meramente en un concepto teórico. Para ello, es tan preciso abordarlo desde una perspectiva humana, como considerarlo también de la misma forma que una organización haría con sus habituales áreas de negocio: analizando la realidad actual para tomar decisiones conscientes e instaurar estrategias, políticas y medidas concretas a las que dar seguimiento y revisión tras el análisis periódico de sus resultados. 

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.