LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

19/08/2022. 04:52:40

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

ESG, antídoto frente a los riesgos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo

Legal Today

“Todos los sectores tienen riesgos y oportunidades en materia medioambiental, social y de gobierno corporativo y el mercado no es ajeno a ello”. Así lo afirma Xavier Ribas, director del Curso ESG y del Congreso que Thomson Reuters Aranzadi celebrará en Madrid el 27 de octubre. Los criterios ESG (Environmental, Social and Governance, por sus siglas en inglés) representan el compromiso de una organización con el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad que se integran en este concepto, y que se extienden al medio ambiente, al entorno social y al gobierno corporativo.

Según el experto, cualquier actividad empresarial está sujeta a observación y análisis por parte del mercado, especialmente de los clientes e inversores. “Cuando una empresa apuesta de forma decidida por los criterios ESG, su esfuerzo equivale a una escapada del pelotón, y en poco tiempo genera datos y hechos relevantes positivos que la diferencian de sus competidores”, afirma.

En referencia a las exigencias del marco regulatorio que los regula, Ribas explica que cada ámbito de los criterios ESG tiene su propia normativa y su marco de responsabilidad, “tanto en sede administrativa y de responsabilidad civil, como en sede penal”. Afirma además que también hay una normativa más transversal, “que refleja la apuesta de la Unión Europea por la sostenibilidad. Estamos hablando de las normas que establecen obligaciones de transparencia y reporting, así como de la nueva directiva de diligencia debida, que incrementa notablemente las obligaciones de control sobre la cadena de valor”.

“Una exigencia del mercado”

Además de la referida exigencia del marco normativo, ESG “es también una exigencia del mercado”. Ribas recuerda que los consumidores y usuarios “son cada vez más exigentes. Antes tenía que producirse un incidente grave en materia de calidad o una amenaza para salud para que un consumidor sintiese rechazo hacia una marca”. Sin embargo, “ahora nos fijamos más en el comportamiento de la empresa y no solo exigimos calidad, sino también un modelo de negocio sostenible que haga un uso responsable de los recursos, que defienda la igualdad, que no acepte la explotación laboral en su cadena de suministro, que proteja a las minorías y que nos informe de manera veraz sobre sus indicadores de cumplimiento en estas materias”, afirma.

A menudo se suelen confundir los criterios ESG con el compliance. Xabier Ribas aclara que el compliance “tiene como objetivo el cumplimiento normativo y ESG tiene como eje transversal la sostenibilidad. El compliance tiene como guion la letra de la ley mientras que el ESG tiene como partitura la letra de la ley, pero la música va orientada a la mejora del mundo en el que vivimos, tanto en aspectos medioambientales, como sociales y de gobierno de las empresas”. En todo caso “el objetivo de los criterios ESG es no dejar a nadie atrás. Las dos disciplinas son complementarias, y tienen que ir de la mano y perfectamente sincronizadas para evitar esfuerzos y recursos duplicados o antagónicos”.

Exige una profunda planificación previa

Como todo proceso, la implementación de un sistema ESG requiere de una profunda planificación previa. Ribas explica que, “aunque pocas empresas lo hacen, lo ideal es empezar con un DAFO ESG”. Añade que también es importante el diseño del modelo de cumplimiento, “que debe tener en cuenta las expectativas de los grupos de interés y la normativa de cada ámbito de actuación: medioambiente, entorno social y gobierno corporativo”. En estas tres áreas de actuación “deben establecerse objetivos claros y medibles”. Otro hito importante es “la elaboración de los indicadores y los informes anuales, que no deben ser vistos como una obligación sino como una oportunidad de comunicar al mercado los resultados del esfuerzo realizado y de incrementar el valor de la marca”.

Por último, el experto se refiere a la relación que existe entre ESG y los fondos Next Generation. “La normativa que regula el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) exige a las entidades gestoras y ejecutoras de los proyectos que dispongan de un modelo de cumplimiento que incluya una política medioambiental y un plan de prevención del fraude y la corrupción. Ello genera un sistema de control en cascada que va a estar siempre presente en la gestión de fondos públicos y en la contratación”. En opinión de Ribas, “será difícil acudir a una solicitud de fondos o a un concurso público o privado en el que no se exijan evidencias de cumplimiento de algunas de las obligaciones que subyacen en los criterios ESG”.

Curso ESG, organizado por Thomson Reuters Aranzadi

Para una organización, ESG se convertirá en un requisito fundamental para poder dar un mensaje de cumplimiento al mercado, y para contratar con otras empresas comprometidas con la sostenibilidad, que cada vez más exigirán que sus compañeros de viaje y sus socios de negocio tengan los mismos estándares de cumplimiento.

Como hemos adelantado, el 27 de octubre se celebrará en Madrid el Congreso ESG, organizado por Thomson Reuters Aranzadi. Además de en formato presencial, también se podrá seguir por streaming.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.