LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

21/02/2024. 03:22:04

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Innovación y despachos: ¿dos conceptos contradictorios?

Periodista jurídica

¿Es posible la innovación en los despachos de abogados? Sí, pero con ritmos y procesos propios. Ésta es la principal conclusión de la jornada organizada ayer por la Universidad de Esade que reunió a expertos del mundo de la abogacía en torno a una misma cuestión: la innovación dentro del mundo del Derecho.

Todos los ponentes reunidos ayer en la jornada celebrada en Esade Derecho

Una innovación que no siempre ha sido fácil, tal y como puso de manifiesto Adolfd Rousaud. socio director de Rousaud Costas Duran SLP, al citar tan solo algunos ejemplos históricos que muestran el retraso en la modernización del Derecho en España, como lo demuestra el hecho de que la tardanza en la actualización del plan de estudio de Derecho, que databa de 1953, o la excesiva utilización de un lenguaje arcaico.

Pero, a pesar de todas estas dificultades, los despachos de abogados se están adaptando al siglo XXI. Y lo están haciendo en torno a tres ejes, según puso de manifiesto Adolfd Rousaud. El primero de ellos sería la innovación en cuanto a la tecnología, y en ese sentido las TIC están presentes en los despachos; un segundo eje de innovación estaría referida al propio abogado  "porque aquí la innovación práctica va antes que el legislador", y, por último, la innovación en cuanto a la gestión, para convertir al despacho en una verdadera  empresa de servicios.Y, para ello, el abogado apuntó una serie de factores claves como la necesidad de crear una nueva formación en Recursos Humanos o la adopción  por parte de los despachos de un principio "pro actividad" a favor del cliente. Porque si algo quedó patente durante la jornada es que la innovación debe dirigirse hacia el cliente.

El cliente, la clave

Tal y como apuntó Eugenia Navarro, profesora de Marketing Jurídico de la Facultad de Derecho de Esade, "hay un cambio de paradigma en la compra de servicios jurídicos" que provoca que "la innovación está en los clientes".  Unos clientes que buscan, ya no sólo la calidad técnica o jurídica, sino también los llamados servicios ampliados. Así lo puso de manifiesto Ramón Novo, vicepresidente legal de Vestas Mediterranean, que apuntó cuáles son las nuevas necesidades de los clientes: "calidad, eficacia, que me den lo que quiero en poco tiempo y costes". Y en la facturación de los costes es otro de los temas en los que más se está innovando dentro de los bufetes: de una factura por horas, hacia una facturación flexible que incluye el cierre de un precio fijo, o el cálculo estricto de las horas realmente dedicadas al caso. Todo ello, porque, según recalcó, hoy ya no se tiene la percepción de que "el mejor servicio es el más barato: los honorarios son una porción, importante, pero una parte de la relación con el cliente".

Una relación que hay que cuidar y para lo cual, según señaló Eugenia Navarro, debería existir al menos una persona en cada despacho dedicado a recoger las señales de demanda del cliente, porque, como apuntó, "saber que quiere el cliente es fundamental". Por ello, los despachos de abogados parecen estar innovando en una dirección: la mejora en la comunicación con los clientes, porque, como puso de manifiesto José Luis Pérez, socio de Perez Partners, "nada hay que moleste más que no informar a un cliente y nada que sea más fácil que informarle".

Project Management, una vía para la innovación

Pero, en su opinión, hay también otras técnicas de innovación que los despachos pueden introducir, fundamentalmente en el área de gestión, dado que "no todos los despachos tienen capacidad para innovar en productos nuevos, pero sí en la gestión". En ese sentido, apuntó a un modelo – el del Project Management –  que ya está presente en otros campos como la ingeniería o la arquitectura y que está basado en una serie de principios claves como la  previsión al inicio del asunto, de los posibles costes y honorarios, la implantación de un sistema de control interno o la reducción de riesgos y "sorpresas" para los despachos. Una técnica que "se ha hecho toda la vida en los despachos pero de forma desordenada", pero que en una situación de crisis como la actual, en donde como lo definió Eugenia Navarro, la innovación es la clave de la competividad, parece más necesario que nunca.

Una innovación en los despachos que está cambiado la estructura orgánica de estos y que,  según Adolfd Rousaud, puede resumirse en cinco conceptos: mucho trabajo, humildad, "pensar en grande", y creatividad, pero también rigor.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.