LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

02/12/2022. 07:14:36

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La crisis inmobiliaria y el alza del crudo reducen a más de la mitad el superávit del Estado hasta abril

EP

El Estado registró hasta abril un superávit de 8.907 millones de euros en términos de Contabilidad Nacional (el 0,8% del PIB) frente al excedente de 20.175 millones obtenido en el mismo periodo del año anterior, lo que representa un descenso del 55,9%, según informó hoy el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña.

La crisis inmobiliaria y el alza del crudo reducen a más de la mitad el superávit del Estado hasta abril

La caída a la mitad del superávit hasta abril es consecuencia de la desaceleración de la economía española, principalmente en el sector inmobiliario. Además, el alto precio del crudo está produciendo aumentos en los costes empresariales y, por tanto, una merma en sus beneficios.

Para Ocaña, el conjunto de los datos reflejan "de manera fiel" los datos de la evolución de la economía, que está creciendo menos en los últimos meses como consecuencia de la crisis internacional y del ajuste del sector de la construcción. "La recaudación refleja esto de forma bastante precisa", señaló.

Según el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, se puede observar un perfil "casi plano" en la evolución de la recaudación en los cuatro primeros meses del año, "coherente" con el ajuste económico y "perfectamente asumible" porque el Estado aún dispone de superávit, aunque éste sea menor que en años anteriores.

No obstante, adelantó que, con la información disponible, el Estado no registrará el superávit previsto por el Gobierno al cierre del ejercicio (0,4%), sino que el saldo de las cuentas de la Administración Central se situará en el entorno del equilibrio.

En este sentido, explicó que la medida estrella' del Ejecutivo durante las pasadas elecciones, la deducción de 400 euros en el IRPF, supondrá una reducción de 5.000 millones en las cuentas del Estado, lo que permitirá que éstas estén más cerca del equilibrio que del superávit.

Aún así, confió en que el conjunto de las Administraciones Públicas alcancen un ligero superávit a final de año, como consecuencia del saldo positivo que registrará la Seguridad Social en 2008 "con una enorme probabilidad".

LOS INGRESOS CAEN UN 9,9%.

Los 8.907 millones de euros de superávit registrados hasta abril, son consecuencia de unos pagos que se situaron en 47.218 millones de euros, con un aumento del 12,1%, mientras que los ingresos ascendieron a 56.125 millones de euros, lo que supone un descenso del 9,9%.

En términos de caja, que computa los ingresos y gastos que efectivamente se han realizado durante el periodo, el Estado alcanzó un superávit de 8.376 millones de euros, frente a los 16.505 millones del mismo periodo del año anterior.

La recaudación de los ingresos no financieros entre enero y abril ascendió a 74.262 millones de euros, un 5,2% menos que en 2007. En concreto, los impuestos indirectos se elevaron hasta los 34.659 millones, un 5,9% menos, aunque el IRPF mantuvo la fortaleza que ha demostrado a lo largo del año al crecer un 9,2%, gracias a los ingresos obtenidos por retenciones del trabajo y del capital.

En este sentido, Ocaña destacó que la recaudación por IRPF sigue arrojando "datos muy positivos" de lOs que se puede deducir que el empleo y las pagas salariales siguen "relativamente fuertes" a pesar de la desaceleración de la actividad.

La recaudación del Impuesto de Sociedades cayó un 59,5% hasta abril, aunque, tal y como señaló Ocaña, este dato no es indicativo de cómo va evolucionar el tributo a lo largo del año puesto que se debe a la ampliación del plazo del primer pago fraccionado hasta el cinco de mayo, así como al cambio en la forma de cálculo de los pagos fraccionados.

NUEVA CAÍDA DEL IVA.

Por su parte, los ingresos por impuestos indirectos alcanzaron los 34.490 millones hasta abril, un 7,9% menos que en el mismo periodo de 2007. En concreto, la recaudación por IVA alcanzó los 27.079 millones, un 10,2% menos que en el año anterior, como consecuencia de la disminución de los ingresos brutos ligados fundamentalmente al sector de la construcción, así como a la agudización del efecto del precio de l crudo.

Según Ocaña, este tributo, que refleja la mala evolución del consumo, se viene comportando mal desde hace unos meses debido, sobre todo, a la evolución de la recaudación por IVA de las pequeñas y medianas empresas ligadas al sector de la construcción, que cayó un 15,7%, mientras que la de las grandes empresas bajó un 2,9%.

No obstante, reconoció que "probablemente" habrá que remontarse al año 1992 para visualizar cifras negativas de dos dígitos, como ha ocurrido en esta ocasión.

LA RECAUDACIÓN DE HIDROCARBUROS CAE UN 3,1%.

Los impuestos especiales se elevaron hasta los 6.352 millones de euros (+1,6%), entre los que destaca, sobre todo, la recaudación del Impuesto sobre las Labores del Tabaco, que aumenta un 9,1%, mientras que la recaudación del Impuesto sobre Hidrocarburos tiene un descenso del 3,1% por el menos consumo debido al encarecimiento del petróleo en los últimos meses.

Por su parte, los pagos no financieros representaron un total de 47.870 millones de euros (+5%), mientras que los no financieros ascendieron a 47.870 millones (+10,8%).

Los pagos por gastos de personal se elevaron hasta los 7.409 millones, lo que supone un incremento interanual del 6,4%, mientras que las transferencias corrientes crecieron hasta abril un 6,6%, hasta los 26.729 millones de euros.

Finalmente, el Estado alcanzó a finales de abril una capacidad de endeudamiento de 3.561 millones de euros, mientras que en el mismo periodo del año anterior tenía una necesidad de endeudamiento de 2.965 millones.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.