LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

18/08/2022. 00:14:03

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

ERNST & YOUNG EUROZONE FORECAST CORRESPONDIENTE A VERANO

La economía española crecerá un 0,7% en 2011, en un entorno complicado para invertir

Legal Today

El gasto público extraordinario y las exportaciones, detrás de este ligero avance. La incertidumbre política, la posibilidad de que aflore más déficit en las administraciones locales y autonómicas y el lento avance real de las reformas en marcha pueden lastrar la potencialidad española.

La economía española muestra algunos signos de recuperación aunque a un ritmo todavía muy lento. La previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto en nuestro país es del 0,7% para este año y del 1,2% para 2012, según el indicador de verano, presentado hoy mismo, Ernst & Young Eurozone Forecast. Pese a estos datos, el centro de estudios califica de frágiles las perspectivas para nuestra economía y considera poco probable un cambio rápido de tendencia ante el necesario proceso de ajuste fiscal.

Varias flechas verdes que salen de la tierra.

El pronóstico para la economía nacional ha mejorado levemente, una décima, con respecto al informe anterior aunque todavía se encuentra lejos del 2% previsto para el conjunto de la Eurozona este año y del 1,6% para 2012.

Durante los últimos meses, la actividad económica en nuestro país se ha visto favorecida por un comportamiento positivo de las exportaciones y por el aumento extraordinario del gasto público producido antes de las elecciones locales y autonómicas del pasado mes de mayo. Sin embargo, existen otros indicadores que ofrecen unas perspectivas más sombrías a corto plazo; es el caso de la inversión, que cumpliría con su cuarto año consecutivo de descensos, un -4,5% en 2011, y comenzaría a repuntar el próximo ejercicio hasta 1,6%, según el EEF.

En palabras de José Miguel Andrés, Presidente de Ernst & Young en España, "aunque a un ritmo lento, la economía española ha iniciado el camino hacia la recuperación. Pese a todo, son muchos los riesgos a los que aun se enfrenta nuestro país, por lo que es necesario acelerar las reformas que mejoren la productividad y la competitividad de nuestra economía, que estimulen la inversión privada y que, a su vez, favorezcan la deseada creación de empleo".

Por lo que se refiere al consumo privado, éste se mantendrá plano mientras persista la grave situación del mercado laboral, que este año marcará su punto máximo de desempleo en el 20,5% y que descenderá hasta el 19,9% el año que viene, según las previsiones del EEF. Mientras, está previsto que la inflación se sitúe en torno al 3,3% para finales de este año. Estos factores, junto con la necesidad de reducir la deuda por parte de las familias, limitarán el crecimiento del consumo al 0,1% en 2011, con una modesta aceleración del 0,6% para 2012.

Pese a los datos de paro tan elevados, el informe asegura que la situación real es algo menos negativa, ya que existe un amplio porcentaje de empleo no registrado oficialmente en nuestro país dentro de las pequeñas y medianas empresas. Esta situación, que tendría un impacto positivo sobre el consumo, a la vez supondría una menor recaudación tributaria con su consiguiente efecto negativo sobre el proceso de consolidación fiscal.

En este sentido, el informe de Ernst & Young también recoge los avances en la reducción del déficit público aunque se mantiene moderadamente optimista en relación al compromiso del Gobierno de cumplir con los objetivos marcados; el EEF estima que esta partida se reduciría hasta el 6,6% en 2011. Sin embargo, "esta previsión estaría amenazada por la incertidumbre política, la posibilidad de que aflore más déficit en las administraciones locales y autonómicas así como por el lento avance de las reformas en marcha", recoge el informe.

Las previsiones para la Eurozona

Lo que hace un año parecía impensable, es decir, que Grecia necesitara más ayuda financiera así como una reestructuración de su deuda soberana, ahora es una situación inevitable, según las conclusiones del EEF. Suponiendo que los gobiernos de la Unión Europea y el Banco Central Europeo alcancen un acuerdo sobre las medidas que Grecia debería adoptar durante los próximos dos años, el PIB de la Eurozona sólo crecería el 2,0% en 2011 y el 1,6% en 2012, según las estimaciones del informe.

Según Marie Diron, Economista del Ernst & Young Eurozone Forecast, "hemos revisado al alza nuestro pronóstico para 2011 debido a las señales positivas observadas durante el primer trimestre del año. Sin embargo, todavía existe una gran incertidumbre sobre el impacto que tendrá en el sector financiero la reestructuración de la deuda griega, así como sus implicaciones para la economía de la Eurozona". Marie Diron advierte que esta cuestión tiene implicaciones más allá de Grecia: "Una vez que se han abierto las renegociaciones sobre el rescate de Grecia, la UE y el FMI también tendrán que hacer frente a un nuevo debate en torno a Irlanda y Portugal, lo que socavaría cualquier credibilidad sobre las condiciones fijadas en sus respectivos rescates".

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.