LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

27/11/2022. 00:13:33

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La UE quiere que el «No» irlandés no eche por tierra el tratado

Reuters
La UE quiere que el 'No' irlandés no eche por tierra el tratado

Europa debe continuar con el tratado de reforma e Irlanda debe resolver el atolladero que creó con su elección del "No", han dicho el sábado autoridades y editoriales de periódico.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo que el rechazo no provocará una crisis y confirmó que el primer ministro británico, Gordon Brown, le ha asegurado que desafiará a sus compatriotas euroescépticos y buscará la ratificación del tratado.

"Hoy, 18 estados europeos han ratificado (el tratado). Los otros deben seguir ratificando (…) para que este incidente irlandés no sea una crisis", dijo Sarkozy en una rueda de prensa junto al presidente de EEUU, George W. Bush, en París.

Así, Gran Bretaña se une a los esfuerzos conjuntos de Francia y Alemania para salvar el pacto, conocido como Tratado de Lisboa, durante la presidencia francesa de la UE, este año.

Esto contrasta con la situación de 2005, cuando el "No" de los electores de Francia y Países Bajos, fundadores de la UE, marcaron la sentencia de muerte a la proyectada constitución de la UE. Para reemplazarla se ideó el tratado de Lisboa.

"Esta vez el escenario es radicalmente diferente", dijo el diario belga Le Soir en un editorial. "La idea es aislar completamente a Irlanda".

Algunos disienten, con el primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, declarando a una radio alemana que el rechazo demostraba que ya era tiempo de avanzar con un "Club de los Pocos" países más propensos a unirse en políticas europeas comunes.

UNA UNIÓN GOLPEADA

Los comentaristas hablan del daño que le ha hecho a la UE en el exterior el resonante 53,4 por ciento de votos en contra de un tratado que apunta a simplificar la toma decisiones en un bloque ampliado a 27 miembros y a fortalecer su voz en el mundo.

Muchos argumentan que no se votó contra el tratado mismo – un texto opaco que muy pocos han leído – sino que la elección estuvo marcada por cuestiones locales y una insatisfacción generalizada en todo el bloque hacia una UE vista como elitista y burocrática.

El diario francés Le Figaro sugirió que los irlandeses deberían ser convocados a las urnas de nuevo – una idea que pocos en Dublín contemplan ahora mismo – y que París, Berlín y quizás Londres deben trabajar juntos para lograr que la reforma de la UE vuelva a ser posible.

"Tenemos que desestimar el 'No' irlandés'", dijo el diario de derechas, mientras otros periódicos franceses señalan que el resultado es un dolor de cabeza para Sarkozy, dos semanas antes del comienzo de su presidencia semestral del bloque.

El español El País expresó su confianza en que una cumbre de la UE en Bruselas que comienza el próximo jueves mantendrá el proyecto de tratado de ratificación, dándole plazo hasta final de año, mientras que otros han cuestionado la validez del voto irlandés.

"Muy mal se están haciendo las cosas para que el no de 862.415 irlandeses ponga en jaque todo el diseño institucional y el proyecto de 500 millones de europeos", dijo El Mundo en un editorial.

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, dijo a periodistas en un viaje a China que ahora correspondía a Irlanda la responsabilidad de "despejar el camino" para que los otros 26 países del bloque continúen desarrollando políticas conjuntas en el marco de la UE, sin explicar más.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.