LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

09/08/2022. 13:21:40

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Verlas venir, y no estar a verlas venir

Legal Today

Las cosas que más pueden desequilibrar a un Abogado dentro de un proceso son que haya que apurar los plazos hasta el último día por indecisiones, temer que el cliente vaya a plantear cosas que se sepa de antemano que no prosperan, que se fuerce ir a juicio; o que el Abogado de la parte contraria no sea todo lo serio que cabría esperar. ¿Y por qué es lo más desequilibrante? Porque ponen al letrado en una posición de expectativa. No nos gustan los vacíos, ni que vengan días en que no se pueda ir adelantando trabajo en una profesión como ésta, que depende de muchas variables en cada caso. Poder verlas venir, por ello, es crucial.

Un abogado pensando mientras sostiente su portátil sentado en el suelo de la calle.

Hay ocasiones en que el juicio es una de las partes del trabajo del Abogado quizá menos gratificantes. Ahora se complica -si cabe- un poco más porque hemos de contar con la parte del Secretario Judicial, cuyas actuaciones están sujetas también a recurso.

La decisión de ir o no a juicio, el desengañar al cliente acerca de las posibilidades reales de ganar, clarificar que la lentitud de los tribunales es un factor de tanto peso como cualquier otro estrictamente jurídico, y entablar la relación profesional deseable con el Abogado de la otra parte son cuestiones adyacentes al pleito difíciles de incorporar a la minuta, sobremanera si se pierde. Eso, en la relación Abogado-cliente y Abogado-Abogado de la contraparte.

En el Tribunal siguen las variables porque la jurisprudencia encierra sorpresas, no hay siempre una línea clara. Por ello, el estudio que hay que dedicar a cada caso para ser serio y tener mínimamente amarradas las derivas de los casos tiene que abarcar un arco de variables de cierto calado que implican tiempo y hacen necesarios recursos bibliográficos de calidad.

En la relación con nuestro cliente, con el Abogado de la otra parte y con el juzgado sabemos que no dependemos de nosotros mismos.

De todas maneras, hay algo que atenúa la sensación a veces intensa de estar en manos de otros, acercando un poco más nuestra voluntad y la deriva de los acontecimientos, que es hacernos ayudar de herramientas que allanen nuestro camino. No se trata de convertirnos en Spock a los mandos del Entreprice en Star Trek, sino que usar los recursos que hay en el mercado para ser un mejor profesional, aprovechando los tiempos muertos que la práctica profesional ordinaria provoca y estudiar cuál puede ser el íter de este pleito que se nos atasca sin culpa nuestra.

Podemos localizar otros casos similares y ver cómo terminaron, clarificar a nuestro cliente si es realista o no ir a juicio, visualizar resoluciones judiciales de pleitos similares a los nuestros desde la posición opuesta, agendar los plazos pendientes, tener al día las provisiones de fondos, etc.

¿Cómo encara usted los tiempos muertos en los casos -que se decida el cliente, que llegue el Auto, que el Abogado de la otra parte se ponga en contacto con usted, etc.-?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.