LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

18/06/2024. 23:26:28

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Cervantes y el trasfondo jurídico del Quijote

catedrático, Académico y abogado

La vida de Cervantes es un caudaloso torrente de experiencias El trasfondo jurídico del ‘Quijote’ que acaba de publicar Thomson Reuters Aranzadi, se adentra en un repaso de la vida de Cervantes

Reconozco con cierto sonrojo, que hasta hace poco más de quince años El Quijote no era para mí mucho más que el recuerdo de las lecturas obligatorias que en la versión escolar de la editorial Luis Vives, nos imponían de niños y muchachitos en el colegio de los maristas donde comencé a formarme.

Imagen de Don Quijote

Todo cambió cuando llegó a mis manos la magnífica edición de Don Quijote de la Mancha que bajo la dirección de Francisco Rico, publicó el Instituto Cervantes y Crítica en 1998, que me ayudó mucho a adentrarme en el texto cervantino.

Era lógico, dada mi marcada formación que, dentro de la riqueza y casi incontables perspectivas que se dan cita en El Quijote, la jurídica retuviera con mayor fuerza mi atención. Encontré tal variedad y riqueza en el contenido jurídico de la magna obra cervantina que, al cabo de un tiempo y tras zambullirme en la copiosa literatura jurídica sobre el Quijote, me alcé preguntándome por el trasfondo de todo ello. El  trasfondo jurídico del Quijote responde a la necesidad intelectual de dar respuesta a tal pregunta. El fruto lo tienen ustedes en sus manos, confieso que con cierto rubor por mi parte.

La vida de Cervantes es un caudaloso torrente de experiencias, culminando una trayectoria riquísima, que ofrece un muy elevado número de facetas y puntos con base a los cuales desarrolla aquel la creación literaria.

Una de las muchas perspectivas que brinda el ubérrimo mundo del Quijote es la que depara el denominado oficio de las letras cuya consideración, sin perjuicio de otros muchos reflejos en la obra cervantina, centramos en el Quijote, obra en la que tal perspectiva se refleja poderosamente. La precisión del sentido del oficio de las letras en el Quijote exige plantearse, en muy primer término, su alcance.

La perspectiva en la que Cervantes proyecta su poderosa y creativa mente cuando alude con reiteración a las letras es la que ofrece el Derecho es la muy prevalecientemente jurídica. Afirmado lo anterior, es ineludible preguntarse si en tal perspectiva del entendimiento cervantino del oficio de las letras predomina el contenido sustancial o material o lo hace el subjetivo o personal.

Predominio del contenido subjetivo o personal

No es el contenido sustancial o material el que más imanta en la elaboración por don Quijote del oficio de continua referencia. Para mí, predomina vigorosamente el subjetivo o personal.

Los titulares del oficio de las letras en El Quijote, son los que forman el grupo de los juristas en sus diferentes variedades que en la época que escribe Cervantes y aquella en la que centra sus escritos, llegaron a copar buena parte de los altos puestos de la administración, que eran más y mejor retribuidos que los del oficio de las armas. En suma, el alcalaíno identifica como oficiantes de las letras a los integrantes de una capa social‑profesional en cuyo escalón más alto se encuentran los poderosos secretarios de Estado y secretarios del monarca.

Opino que el tono de velada ironía y de suave crítica negativa que desprenden de algunas afirmaciones aparecidas en El Quijote en punto al oficio de las letras, puede tener una de sus últimas causas en el poso amargo que le quedó a Cervantes por haber intentado incorporarse a tal oficio y no haberlo conseguido; o por haber sufrido las zancadillas y maniobras adversas de otros también aspirantes que acabaron abortando su barajado sueño letrado; o por haber padecido insuperables obstáculos en el desarrollo de su vocación literaria a causa de que pudiera haberle favorecido en su posible carrera de letrado.

La muy rica trayectoria vital de Cervantes se cruza con el Derecho desde edad temprana.

Este cruce se produce por dos cauces. El primero es el de unas circunstancias personales y familiares repletas de vicisitudes que lo relacionan indefectiblemente con ciertas vertientes de lo jurídico. El segundo, es el que proporciona los muchos oficios a los que tuvo que entregarse a lo largo de su zarandeada vida. Dejar constancia de tales vicisitudes, no responde exclusivamente a satisfacer la curiosidad de todo lo que concierne a Miguel de Cervantes. Va más allá, ya que guarda una estrecha vinculación con algunos aspectos parciales del Quijote y con toda la obra cervantina. En efecto, el autor de la obra, mezcla lo vivido en punto a cuestiones jurídicas con una pujante mente vivificada por un espíritu rico en invenciones e imaginaciones. Tan fructífera combinación se refleja en algunos de sus personajes.

El capítulo III del libro Cervantes y el trasfondo jurídico del Quijote que acaba de publicar Thomson Reuters Aranzadi, denominado "Los numerosos contactos de Cervantes con episodios de carácter jurídico que alimentarán facetas del Quijote", se adentra en un repaso de la vida de Cervantes, no solo en sí sino también en conexión con la de su abuelo Juan de Cervantes y su padre Rodrigo de Cervantes.

El capítulo se desgrana en diez apartados. Además de la introducción, que ocupa el 1, el 2: "Con relación a Juan de Cervantes, su abuelo"; el 3: "Con relación a Rodrigo de Cervantes, su padre"; el 4: "Ya en Madrid, el malhadado episodio con Antonio Sigura"; el 5: "En su larga etapa en Argel"; el 7: "En la búsqueda de mercedes a su regreso a España"; el 8: "En su etapa de comisario de abastos para la Armada"; el 9: "De nuevo América en el soñado horizonte"; y 10: "En su etapa de recaudador de alcabalas y tercios".

Por último, me interesa mucho subrayar algo con trazo fuerte. En el libro que acaba de aparecer no he pretendido exponer las figuras, los conceptos, los principios concretos de carácter jurídico que asoman por El Quijote.

Mi propósito se ha situado en un escalón previo: en el de apuntar las vicisitudes de la repleta vida de Cervantes en las que el Derecho y los hombres más o menos del Derecho se han cruzado en su camino y cómo lo han hecho.

Trasfondo jurídico intenso, variado y más bien desafortunado

La conclusión a la que he llegado después de husmear hasta donde he sido capaz en la vida del genio de las letras es que su trasfondo jurídico en sentido amplio es intenso, variado y más bien desafortunado. No creo, sin embargo, que el genio complutense pueda ser tenido como un jurista si identificamos esta referencia con el que lo es de profesión y formación. Sí lo creo si lo consideramos como alguien que en su vida práctica se ha cruzado constantemente con el Derecho y sus hombres, y no le ha quedado más remedio que familiarizarse con él y acabar adquiriendo conocimientos jurídicos por la vía de la experiencia.

En el escalón superior al que aborda el libro Cervantes y el trasfondo jurídico del Quijote queda el plurimórfico fondo jurídico bullente en esta gran obra literaria y cimentado en la perspectiva que brinda el trasfondo jurídico al que he aludido en estas líneas.

Un trasunto más del poderoso trasfondo jurídico del Quijote y su intenso reflejo en su fondo o contenido jurídico concreto, es la copiosa bibliografía procedente de muchos juristas. En ella se diseccionan hasta el pormenor aspectos jurídicos hasta extremos inimaginables incluso para el iniciado en aspectos más generales del gran libro de don Miguel. A mí este fondo jurídico me sorprendió como el que más y me empujó a adentrarme en lo que había detrás y lo explicaba. Este ha sido el empeño que anima al libro que acaba de publicar Thomson Reuters Aranzadi.

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, no pierdas
de vista a Actualidad Jurídica Aranzadi

¿Quieres empezar a leer "Cervantes y el trasfondo jurídico de El Quijote"? Recuerde: Acceda al sumario navegable proview para ver todo el contenido.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.