LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

19/07/2024. 04:47:27

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Abogacía e inteligencia artificial jurídica: el futuro ya está aquí

José Ignacio Solar Cayón

Profesor Titular de Filosofía del Derecho Universidad de Cantabria

  • La automatización de determinados procesos propicia la creciente desagregación de las tareas jurídicas y la reasignación de cada una de ellas a la fuente más eficiente en su realización
  • Asistimos a la irrupción de una gran diversidad de modelos de negocio alternativos a los despachos tradicionales (New Law) y de formas innovadoras en el ejercicio de la abogacía

El desarrollo de la tecnología de big data y de disciplinas como el machine learning y el procesamiento del lenguaje natural ha posibilitado el diseño de aplicaciones para automatizar diversas tareas jurídicas que hasta ahora solo podían ser realizadas por profesionales expertos.

 Entre estos sistemas de inteligencia artificial jurídica podemos mencionar las plataformas de legal question answering, capaces de ofrecer respuestas jurídicamente argumentadas a cuestiones legales formuladas en lenguaje natural; los sistemas expertos para la realización de tareas específicas como la gestión de riesgos jurídicos y compliance; los asistentes virtuales y chatbots para el asesoramiento legal al cliente sobre cuestiones básicas en materias específicas; los sistemas de revisión y análisis automático de contratos, muy eficientes en procesos de due diligence; las aplicaciones web para la elaboración automática de contratos y otros documentos legales a partir de un diálogo interactivo entre el software y el usuario; los sistemas de análisis predictivo para identificar patrones en la actuación de jueces y tribunales; los sistemas de codificación predictiva para seleccionar automáticamente cualquier tipo de material electrónico relevante en un proceso judicial; e incluso los sistemas de negociación automatizada para la resolución alternativa de disputas en línea.

Este despliegue de la inteligencia artificial jurídica, combinado con otras fuerzas cuyos efectos se retroalimentan y potencian recíprocamente, como la globalización, la creciente liberalización (ya sea de iure o de facto) del mercado de servicios jurídicos y la cada vez mayor capacidad de presión en la fijación de los precios de los demandantes de tales servicios, está provocando transformaciones sustanciales en la práctica de la abogacía y en el mercado de servicios jurídicos, como se puede advertir ya claramente en los países que se hallan en la vanguardia del lawtech.

Un mercado laboral más polarizado

En el ámbito profesional, el impacto de estas nuevas herramientas está configurando un mercado laboral más polarizado, en el que disminuye la demanda de abogados y profesionales para la realización de ciertas tareas jurídicas de nivel intermedio. Lo cual no significa una reducción de la demanda global de empleo en el sector, puesto que ese efecto negativo se ve más que compensado por la aparición de nuevos perfiles profesionales híbridos -a caballo entre el Derecho, la tecnología y la gestión empresarial- de alta cualificación. Pero, sin duda, las transformaciones más profundas tienen que ver con la reestructuración del trabajo jurídico. La automatización de determinados procesos propicia la creciente desagregación de las tareas jurídicas y la reasignación de cada una de ellas a la fuente más eficiente en su realización, ya se trate de sistemas automatizados, de para-profesionales asistidos por tecnología o de legal process outsourcers.

Alteración de los esquemas tradicionales de organización de los despachos

Este proceso de reconfiguración de la actividad jurídica, y la nueva división del trabajo resultante del mismo, está alterando los esquemas tradicionales de organización de los despachos, la estructura de sus plantillas y sus estrategias de captación de talento. En este contexto, asistimos a la irrupción de una gran diversidad de modelos de negocio alternativos a los despachos tradicionales (New Law) y de formas innovadoras en el ejercicio de la abogacía. Modelos caracterizados, en general, por una mayor flexibilidad, tanto para los propios profesionales (diversidad de fórmulas de vinculación, dedicación variable, eliminación de las estructuras piramidales y liberación de tareas como la búsqueda de clientes…) como para los clientes (diversidad de fórmulas de contratación de los servicios, negociación de sistemas alternativos de fijación de precios, prestación de servicios online…).

‘Comoditización’ de determinados servicios jurídicos

Asimismo, el desarrollo de la inteligencia artificial jurídica está operando cambios profundos en la estructura del mercado de servicios jurídicos. Uno de los efectos más evidentes de la desagregación y automatización de diversas tareas legales es la “comoditización” de determinados servicios jurídicos, propiciada por la aparición de un amplio abanico de proveedores alternativos de dichos servicios a precios muy inferiores a los de los despachos tradicionales. Entre estos proveedores alternativos encontramos compañías tecnológicas que ponen sus aplicaciones tecnológicas directamente al alcance del público a través de sus plataformas digitales (es paradigmático el caso de LegalZoom, con sus aplicaciones web para la elaboración automática de todo tipo de documentos legales) y un conglomerado muy heterogéneo de compañías de muy diverso tipo que, apoyándose en el análisis y re-diseño de procesos y la aplicación de la tecnología, se especializan en la prestación de servicios de outsourcing legal en el mercado corporativo -incluyendo los propios bufetes, que cada vez recurren más a estos proveedores alternativos para externalizar determinadas tareas legales-. Nos encontramos así con un mercado de servicios jurídicos crecientemente fragmentado y heterogéneo, en el que la abogacía ha perdido de facto el rol monopolístico que tradicionalmente ha desempeñado. Este es, seguramente, el efecto más disruptivo que está provocando la expansión de la inteligencia artificial jurídica.

Una oportunidad para los profesionales jurídicos

Asimismo, la creación de mercados jurídicos virtuales (plataformas online de intermediación entre profesionales y potenciales clientes) que desafían las regulaciones existentes e imponen sus reglas de juego están alterando las condiciones tradicionales de prestación de los servicios jurídicos, los hábitos de consumo jurídico y las relaciones abogado-cliente. Todo ello conforma, sin duda, un ecosistema mucho más complejo, del que el lector interesado podrá encontrar un análisis detallado en La Inteligencia Artificial Jurídica. Pero estas dinámicas impulsadas por la innovación tecnológica están generando también nuevas necesidades cuya satisfacción requiere un profundo conocimiento de los procesos jurídicos, y la abogacía se halla en perfectas condiciones de atender esas demandas emergentes si es capaz de adaptarse al nuevo entorno.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.