LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

26/05/2022. 02:52:06

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Paul Handal, socio de ECIJA TECH

La Innovación en la Industria Legal: ¿dónde nos encontramos y hacia dónde nos dirigimos?

Legal Today
  • España ha logrado enormes avances en los últimos años en lo que se refiere a innovación jurídica.
  • En España existen algunos despachos que se encuentran muy a la vanguardia en estos temas, no solamente en cuanto a los aspectos legales de la tecnología, sino también en cuanto a su utilización para la prestación de los servicios legales.

¿En qué momento se encuentra la innovación jurídica en España? ¿Ha evolucionado al mismo ritmo que en el resto de Europa?

En mi punto de vista, España ha logrado enormes avances en los últimos años en lo que se refiere a innovación jurídica, especialmente en términos de implementación de herramientas tecnológicas.

Las más recientes encuestas y estudios sobre el sector legal reflejan un marcado progreso en relación con dos puntos elementales y necesarios para que el nivel de la adopción de la innovación progrese.

El primero, altos porcentajes de concienciación por parte de los despachos de abogados y departamentos legales de empresa sobre la importancia de automatizar procesos y tareas repetitivas; y el segundo, la inclusión entre sus prioridades más inmediatas de incrementar su inversión en herramientas tecnológicas.  A partir de que se encuentren presentes estos dos ingredientes, podemos esperar que los niveles de adopción de innovación tecnológica aumentarán a pasos más acelerados.

Por otro lado, en los últimos años un mayor número de universidades españolas han incluido en sus programas de estudio temas de innovación legal, y en particular, sobre Legaltech. Todo lo ello favorece significativamente a la aparición de un ecosistema de innovación, de modo que, además de existir en la industria legal española el interés de innovar, se cuente también con el talento humano necesario que pueda impulsar, dirigir y concretar exitosamente proyectos de esta índole.

Pienso que España se encuentra en un momento en donde se han superado algunas de las barreras que tradicionalmente habían frenado la adopción de la innovación y por lo tanto, el país se prepara para acelerar su ritmo de una forma considerable. En todo proceso de innovación, su adopción por parte de los agentes de referencia – aquellos que el resto del mercado considera líderes y que marcan la pauta y el camino que hay que recorrer – marca un hito importante. Pues es a partir de dicho momento – cuando el resto del mercado ha podido constatar por la experiencia de los que han innovado primero, que éstos han obtenido ventajas competitivas y un retorno a su inversión – cuando se incrementa los niveles adopción de forma significativa.

Cada país tiene sus propios retos y barreras a la adopción de la innovación, por lo que no siempre se puede hacer una comparación tan precisa. Considero que el Reino Unido está por delante de España y que además lleva un mejor ritmo. No obstante, respecto del resto de Europa, España no se queda atrás.

Por ejemplo, en los últimos premios de Financial Times “Innovative Lawyers Europe”, en el Shortlist de despachos de abogados más innovadores de Europa (Non – UK) de once despachos mencionados, cinco eran españoles, entre ellos Écija.    

¿Cuáles son las principales tecnologías que se están implementando en el sector jurídico y cuál es su grado de implementación?

Las herramientas que más se están implementando son aquellas que persiguen finalidades de gestión, sea de asuntos legales, casos o despachos de abogados enteros. Aún y cuando algunas de ellas incorporan ciertas funcionalidades de automatización, todavía éstas no están siendo aprovechadas al máximo. Para este tipo de herramientas, considero que ya nos encontramos en una etapa en donde la mayoría de los agentes lo están implementando, y quienes aún no lo hacen, se podrían considerar parte de los rezagados.

La adopción de las herramientas que tienen por objeto la automatización se encuentra en una etapa menos avanzada que la adopción de las anteriores. De este tipo de herramientas, la automatización de contratos y otros documentos legales es la que más está teniendo un alto nivel de implementación, principalmente por parte de despachos de abogados, pero cada vez con más frecuencia, también por parte de departamentos legales de empresa. En este momento, quienes se encuentran implementando en España estas herramientas son los agentes que suelen ser los más innovadores y, en mi opinión, falta muy poco para que su adopción para la mayoría de la industria comience a ser una realidad.

La innovación también se topa con barreras. ¿Cuáles son las principales?

Existen barreras distintas para la innovación según el segmento a que nos refiramos.

Para los despachos de abogados, una de las principales barreras consiste en la estructura de facturación por hora, puesto que, bajo esta estructura, el valor de su facturación incrementa en la medida que se dedica más tiempo a una determinada tarea, por lo que no existen muchos incentivos para automatizar tareas y ejecutarlas en menor tiempo. Por ello, es muy frecuente que los despachos adopten más herramientas que tienen como fin la automatización de tareas no-facturables. No son muchos los despachos de abogados en España que están conscientes del valor que agrega la adopción de herramientas tecnológicas y de los nuevos modelos de negocio que están disponibles con ello. No obstante, pienso que esta barrera pueda verse superada en poco tiempo, no tanto porque los despachos de abogados vayan a comprender lo anterior, sino porque cada vez más sus clientes, los departamentos legales, comienzan a valorar este tipo de cosas al momento de elegir con qué despacho trabajar.

Por su parte, para los departamentos legales de empresa, en principio – o por lo menos es lo más evidente -, la adopción de tecnología únicamente puede conllevar a un ahorro de costos, y no a la generación de más ingresos -como podría ser para los despachos de abogados -, y por lo general, se pone menos atención a este tipo de cosas. Lo anterior hace que sea necesario un proceso de “convencimiento” previo por parte del departamento legal a quienes toman las decisiones en la empresa del valor que se agregaría – más allá del ahorro de costos-, por ejemplo, una herramienta de Contract Lifecycle Management  podría disminuir significativamente el ciclo de los contratos permitiendo a la empresa concluir negocios más rápido con una mejor experiencia para sus clientes.

¿Hacia dónde apuntan las tendencias de la innovación jurídica?

Pienso que se seguirá el camino que hasta por ahora se ha trazado, y es el de digitalizar los servicios legales mediante la implementación de herramientas tecnológicas para la gestión y automatización de los asuntos y tareas legales. Asimismo, se continuará avanzando en la aplicación de técnicas de inteligencia artificial para el procesamiento y automatización de tareas legales que tradicionalmente hubiera requerido el análisis de un abogado.

Por otro lado, considero que continuaremos el camino ya iniciado de simplificación y estandarización de los contratos y documentos legales, para hacerlos más comprensibles a sus destinatarios y aptos para ser automatizados.

Asimismo, veo cómo cada vez más los despachos de abogados y departamentos legales de empresa están incorporando a sus equipos personas responsables de promover la innovación, con lo cual, es muy probable que esto acelere el rito de adopción de la innovación que hasta ahora existía en España.

¿En qué medida están concienciados los despachos con la necesidad de innovar?

Considero que mucho más que un par de años atrás, por lo que, en mi opinión, la falta de conciencia no es la principal barrera de adopción de la innovación, sino que la del desconocimiento respecto a cómo innovar.

¿Considera que en ocasiones los profesionales del Derecho son menos tecnológicos que sus clientes?

En general sí. No obstante, en España existen algunos despachos que se encuentran muy a la vanguardia en estos temas, no solamente en cuanto a los aspectos legales de la tecnología, sino también en cuanto a su utilización para la prestación de los servicios legales.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.