LegalToday

Por y para abogados

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

12/08/2020. 12:14:43

LegalToday

Por y para abogados

La transformación digital, una oportunidad de negocio para los despachos profesionales

Socio y director en Sevilla del Despacho Cremades-Calvo Sotelo.
Profesor de Derecho Universidad Loyola Andalucía

Las empresas difícilmente podrán prescindir del asesoramiento jurídico del mismo modo que los despachos difícilmente podrán dar la espalda al impacto de la tecnología en los negocios

Transformación digital

Siete claves de cómo los despachos acompañarán a las empresas en la incorporación de la tecnología al corazón de su proyecto de negocio

Los despachos profesionales que crean que la transformación digital no tiene nada que ver con el core de su actividad no solo estarán desaprovechando una gran oportunidad de negocio, es que difícilmente podrán sobrevivir.  La incorporación de la tecnología a la empresa no es un asunto solo tecnológico ni siquiera esencialmente tecnológico. Y la transformación digital (es decir la renovación del negocio a partir de la tecnología) mucho menos. Se trata de una cuestión compleja que exige una mirada poliédrica, que incluya la integración de la tecnología desde una perspectiva legal, financiera y de riesgos. Las grandes corporaciones podrán resolverlo con equipos multidisciplinares al que incorporarán recursos internos y externos. Pero las pymes probablemente buscarán un interlocutor único y se inclinarán por aquel proveedor que les pueda dar una respuesta global e integrada. A continuación, varias claves de cómo la transformación digital puede afectar a la cartera de servicios de los despachos profesionales.

1. Un nuevo área tecnológica.- Los despachos que no quieran quedar ajenos a las oportunidades de negocios relacionadas con la transformación digital crearán un área de legal tech. La demanda de un servicio de asesoramiento sobre la integración jurídica de las nuevas tecnologías en las empresas ha sido creciente en los últimos tiempos. Pero no estamos más que en el principio. Es ahora cuando las empresas empiezan a darse cuenta de la importancia de asegurar las inversiones, garantizando el encaje legal de las diferentes aplicaciones y usos pensados para ellas, sobre todo en un entorno de creciente protección en torno al uso de los datos. La tecnología es un medio para hacer cosas, que tienen que  estar respaldadas por el marco legal. En muchos casos, por la novedad de la tecnología, nos movemos en un territorio dudoso y repleto de grises. El acompañamiento jurídico es insustituible, y el riesgo por no estudiar el encaje legal demasiado elevado.

2. Lo importante es el negocio, no la tecnología.- Hasta ahora ha existido una falsa noción de que la tecnología es la clave, cuando la clave es el impacto de la tecnología en el negocio. Y en ese impacto, el encaje jurídico y su adaptación al entorno regulatorio es como ya hemos dicho vital. Pero si las empresas pueden incurrir en el error de pensar que la tecnología es la única variable a tener en cuenta, los despachos también podemos incurrir en el error de pensar que la variable legal es la única relevante. Y tampoco es eso, lo importante es el todo. El aspecto jurídico es relevante, pero también la evaluación de la viabilidad financiera y los riegos, así como el propio análisis comercial y de impacto en el negocio y en las políticas corporativas.

3. Un enfoque de servicios integrador.- Porque el acompañamiento que requieren las empresas es global, los despachos profesionales más preparados para acompañarlas en su desafío tecnológico serán aquellas capaces de ofrecer un enfoque integrador que aúne lo específicamente tecnológico con lo estratégico, jurídico,  lo financiero y el análisis de riesgos. Las empresas percibirán el valor añadido de aquellos despachos que sean capaces de cubrir todas las áreas involucradas en los procesos de transformación digital y que sean capaces de actuar en la intersección de lo tecnológico, lo jurídico, lo financiero y el control de riesgos.

4. Equipos multidisciplinares.- Esto supone para los despachos el reto de trabajar de forma colaborativa con otros profesionales. En muchos despachos ya trabajan economistas, juristas, tecnólogos… pero normalmente en departamentos y proyectos diferentes. El acompañamiento tecnológico a las empresas nos exigirá derribar esos muros tradicionales y sentar a tecnológicos, juristas y economistas en la misma mesa de trabajo.

5. Compromiso con la aportación de valor al negocio.- En última instancia, las empresas nos contratan… para ganar dinero. O al menos para no perderlo. Quiero decir que nuestra contribución profesional debe ir encaminada a hacer una aportación de valor al negocio. Desentendernos de los objetivos estratégicos de las empresas asesoradas no es una opción, en ningún caso y menos en este. Lo que esperan las empresas de sus despachos no es que se "laven las manos", sino que hagan todo lo posible para que la transformación tecnológica funcione y genere crecimiento empresarial. 

6. No solo transformación digital.- La transformación digital es el reto global y más ambicioso, pero muchas empresas también buscarán el acompañamiento de los despachos para que les presten apoyo y servicios de consultoría, diseño, desarrollo e implementación en procesos y necesidades empresariales concretas en los que la tecnología está necesariamente involucrada: soluciones en la nube, incorporación de fintech,  fusiones y adquisiciones, desarrollo de políticas de compliance… En todos estos casos, la implantación del software es solo una parte de un todo que tiene que preocuparse por el encaje en el negocio y en el entorno regulatorio y la evaluación de la viabilidad financiera y los riegos.

7. Comunicación y pedagogía.- Todo ello obligará asimismo a los despachos a hacer un esfuerzo de comunicación y pedagogía hacia dentro y hacia fuera, hacia sus equipos y hacia las empresas, imponiendo dinámicas de trabajo mucho más transversales, estando atentos de las oportunidades de negocio relacionadas con la transformación digital y la incorporación de la tecnología y contando a las empresas cómo desde los despachos se les puede ayudar para hacer estos procesos exitosos y generadores de valor añadido y competitividad.

Una mirada de futuro sobre el healthtech más allá del COVID-19

Se conoce como healthtech a un amplio conjunto de tecnologías —tanto dispositivos como programas de ordenador— que se utilizan para el cuidado...

El teletrabajo tendrá su ley

El teletrabajo ha pasado de ocupar a un 5 % de los asalariados en España a un 40 % durante el período...

La tecnología como herramienta frente al COVID19: límites y garantías para no vulnerar la normativa sobre protección de datos

La aparición y expansión de la pandemia ha generado multitud de interrogantes en el ámbito sanitario y, como no puede ser menos,...

Los reales decretos que han venido para quedarse: no “desdigitalicemos” lo que se ha comprobado que funciona

Los expertos aseveran que, en los escasos dos meses de confinamiento, el mundo se digitalizó más de lo que lo hubiera hecho...

Optimiza los procesos de trabajo de tu negocio de forma eficiente

El conocimiento es el motor que impulsa a los despachos o la labor en el ámbito empresarial. Saber aprovechar este activo de...