LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

29/11/2022. 21:45:35

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Cazando Humanos

Abogada especializada en Derecho de Extranjería

Isabel López Ramos

La autora les invita a un viaje en patera con parada final en un centro de internamiento para extranjeros.

Tengo unos conocidos que se han ido de luna de miel a Tanzania, a un safari de caza. No es necesario, les dije yo, en España también hay cacerías organizadas. Para ser presa sólo es necesario no tener papeles

En España somos ya casi 47 millones de habitantes, por cada ocho españoles, uno es extranjero, un 12% de la población aproximadamente, aunque los empadronados se han reducido a más de la mitad en el último año. La crisis, recorta todas las cifras.

Siguen llegando pateras, eso es  verdad. Los que logran arribar en suelo español CON VIDA (un detalle a tener en cuenta), son devueltos prácticamente en el acto a sus países de origen. Los que tienen "mejor suerte" son soltados antes o después en las calles de nuestro país, desde Cabo de Palos o Tarifa o cualquier otro punto.

Ahí comienza la auténtica aventura por LEGALIZARSE, palabra que odio en extremo porque da por sentado que una persona puede ser "legal" o "ilegal" en su condición humana por la simple adquisición o no de un estatus administrativo.

Si el mar les dejó llegar, ahora la Policía, cumpliendo presuntamente órdenes del Ministerio del Interior, la Dirección General de Policía y Guardia Civil, o los Jefes y Comisarios  son los encargados de perseguirles.

Sí, digo bien. El extranjero llega a nuestras tierras sin papeles y en ese momento alguien con un cornetín anuncia que el zorro está suelto, como en las cacerías inglesas

A principios de este año salió a la luz lo que sabíamos los profesionales del derecho de extranjería. Había una política de "palotes": Un cupo que cubrir de INDOCUMENTADOS o EXTRANJEROS IRREGULARES dentro o fuera de su ámbito de actuación, es decir, a toda costa. Desde la comisaría de Villa de Vallecas se filtró la noticia y en febrero el Ministerio del Interior, poniendo el grito en el cielo, comunicó que se eliminaban los cupos semanales de detenciones de inmigrantes por estancia irregular. 

Una noche, de ese mismo febrero, estando de guardia de Turno de Oficio de extranjería, pasé más de cinco horas en la Comisaría de Leganitos. Habían detenido a más de 140 personas en una sola operación; un "dispositivo simultáneo de vigilancia a la búsqueda de armas y estupefacientes" por varios distritos de Madrid. Entraron en bares, discotecas y salas de fiesta y se llevaron por delante a todo aquel que en ese momento no portaba documentación española.

Esa noche se incautaron dos armas blancas y cinco dosis de droga. Más de 140 personas…eran extremadamente peligrosos, sin ninguna duda.

En el mes de julio de 2009, la situación, fuera de cámaras y palabras oficiales, ha empeorado bastante. Las redadas indiscriminadas son tales que algún colectivo habla de "CAZA Y ACOSO DEL NEGRO". No se buscan delincuentes, mafiosos, vendedores de piratería o asesinos en potencia. No. Porque se buscan en el metro, en los supermercados, a la salida de los hogares donde trabajan las extranjeras como empleadas domésticas de hogares españoles, en los parques, en las calles, en las puertas de los colegios donde dejan a sus hijos…en estos lugares se encuentran con ciudadanos, EXTRANJEROS, eso sí, pero ciudadanos, que están haciendo la compra, mandando giros de dinero a sus familias o volviendo del tajo de empresas que no pagan seguros sociales por ellos

La secuencia jurídica de hechos una vez detenidos es: retención en una comisaría, incoación de expediente de expulsión por el procedimiento preferente, solicitud de plaza en el Centro de Internamiento de Extranjeros (lo que significa PRIVACIÓN DE LIBERTAD), y en caso de no haber sitio, su puesta en libertad a la calle, para portar su carta de expulsión y esperar al próximo encuentro con las fuerzas del orden encargadas.

Infringen el artículo 53 de la LO 4/2000 sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España (bonito título) que no aplica, en principio, la sanción de imposición de multa por no tener título habilitador para vivir en este país

A partir de ese momento, el abogado tiene que recurrir en plazo de 48 horas aportando toda la documentación que pueda demostrar que sí, que "ilegal", pero que trabaja, tiene hijos en el colegio, está a punto de solicitar autorización de residencia, que lleva casi tres años viviendo aquí…en el mejor de los casos, se paga multa, o se decreta la caducidad del expediente a los 6 meses.

La secuencia de hechos que vive el extranjero es: le llevan a comisaría, su cabeza empieza a dar más vueltas que una noria. Le entra el pánico. Espera la plaza de internamiento como una sentencia fatal. Si tiene sitio, duerme en el calabozo, se persona delante de un juez que decide si se le interna o no, se va a una cárcel llamada centro, se le priva de libertad, se le permite una visita  y una llamada al día, y reza durante 40 noches (próximamente 60) para que no le manden de vuelta al país del que salió jugándose la vida, convirtiéndose en la esperanza de su familia y vendiendo todo lo que tenía para pagar al patrón del cayuco

Si eres marroquí, la suerte está echada. Es fácil la expulsión porque el traslado es por carretera y  documentarlos sencillo. Si no hay vuelo, suerte, a la calle, y a esperar la próxima vez.

Mientras, hay que encontrar un trabajo, ¡ningún problema! teniendo en cuenta que ni los propios españoles tienen uno actualmente, superar un informe del Ayuntamiento que acredite que está arraigado en España, presentar la solicitud en Delegación de Gobierno y esperar a que contesten a tiempo.

La verdad, la única verdad, es que se está deteniendo a mucha gente. En Valencia, se ha pasado de 250 a 535 detenciones de inmigrantes. En otros puntos, se han multiplicado esas detenciones por tres. No hay notas de prensa, no hay noticias que se filtran, no hay comunicados en contra, pero mi amigo Serigne, de Senegal, que vino en patera y vio a su mejor amigo morir en el trayecto, fue detenido el pasado viernes en Toledo. El domingo estaba en la calle, y cuál no habrá sido su susto que lleva siete días y siete noches sin salir a la calle.

No hablamos de delincuentes, de traficantes, de asesinos en potencia, de ladrones…, hablamos de PERSONAS, sin papeles, a las que se le  debe dar solución que no pase por el miedo, el encierro y la aplicación, más que mediocre de las leyes y los recursos.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.