LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

06/02/2023. 10:54:19

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

China, obligada a olvidar el “todo vale”

Director General para España y Portugal de AsiaInspection

Alex Makow

Quien hace la ley hace la trampa. Y de eso saben mucho en el extremo oriental del planeta. El negocio es lo primero y con tal de fabricar cantidades ingentes de productos para todos los mercados, todo vale. Asia es la fábrica del mundo, el paraíso de los productos “low-cost” y hasta hace poco el territorio sin leyes. Ya no.

Y es que hace tiempo que las cosas dieron un giro de 180o. Los fabricantes chinos ya no pueden hacer y deshacer a su antojo. Tienen que seguir unos criterios de calidad para que sus productos consigan llegar a los países occidentales. Las empresas españolas que importan productos "Made in China" ponen cada vez más límites. Se preocupan en encargar auditorías en las fábricas para así obtener la certificación de que se cumplen las normas de garantía de calidad establecidas a nivel internacional. De este modo, se aseguran de que lo que llega a sus manos es exactamente el producto encargado. Sin trampa ni cartón.

Así las cosas, si la calidad del producto es un criterio básico a la hora de introducir artículos en Europa, se debe en gran parte al hecho de que a la hora de establecer cualquier tipo de relación comercial, sea indispensable el cumplimiento de la norma ISO 9000. Una ley que desempeña un papel fundamental a la hora de mejorar los procesos operativos, productos y servicios que se traducen en una reducción de errores, devoluciones y reclamaciones de los clientes.

Respeto al trabajador

Los productos que llegan a manos de los consumidores de medio mundo no sólo no cumplen muchas veces unos criterios mínimos de calidad, sino que además se fabrican bajo unas condiciones infrahumanas. Hay que tener en cuenta que el 80% de las empresas privadas chinas violan los derechos laborales de sus empleados, sin olvidar la problemática de la contratación de menores de forma ilegal, y obligados a cumplir unas jornadas maratonianas. Es por ello que también se realizan auditorías de responsabilidad social con la misión de garantizar que los empresarios asiáticos acaten los derechos que tienen sus contratados.

La misión fundamental de estas inspecciones de tipo social es hacer cumplir la normativa SA 8000 con la que se consigue asegurar el respeto de la Declaración de los Derechos Humanos, así como los Derechos del niño y las convenciones y recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Con todo, se busca evitar los trabajos forzados, que se respete la edad mínima de los trabajadores, la salud, el horario laboral o la seguridad en el trabajo entre otros factores.

Autoexamen

No hay nada mejor como ver las orejas al lobo. Desde hace ya un tiempo, los propios empresarios empiezan a hacer sus propias inspecciones antes incluso de que el importador las contrate. Se comienza a tener conciencia de la problemática existente y de que las condiciones de trabajo y la calidad de los productos son un imprescindible para seguir "haciendo negocio".

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.