LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

08/12/2022. 04:39:16

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

¿Deudores o acreedores?

Profesor de Investigación del CSIC

A. J. Vázquez Vaamonde

«Celebramos», por suerte poco, el error de no haber «perdido» la guerra con José I. Fue una opción de progreso rechazada que nos trajo a Fernando VII, «el indeseable».

Un rey que merece la triple tiara de la "deslealtad": 1º.- con su padre al que intentó "levantarle" el trono y que, ¡qué pena!, le perdonó la vida; 2º.- con el país, porque felicitaba a Napoleón tras cada victoria de sus ejércitos en España; y 3º.- con las Cortes de Cádiz, porque restableció la dictadura del absolutismo y la Inquisición, apoyado por una Iglesia eternamente reaccionaria.

Nos enfrentamos a 2010. Los españoles de América, aunque levantados contra José I, tuvieron la lucidez suficiente de rechazar a Fernando VII. Me temo una serie de conmemoraciones cuajadas de un rosario de quejas incoherentes y anacrónicas. Ojala el Gobierno sepa estar a la altura de las circunstancias y no se deshaga en hipócritas y demagógicas excusas, sin razón. Como toda actuación humana, la conquista de América tiene sus sombras, que nos avergüenzan hoy, y sus luces, que siguen iluminando una obra colonizadora sin par en la historia de la humanidad.

España fue la única nación colonizadora que, éticamente, denunció la ilegalidad de los abusos contra la población indígena. Fue esta preocupación ética la que, en cruel paradoja, dio pie a la leyenda negra, tras el discurso denuncia de Montesinos en 1511.  Atendido, se convocó una junta de teólogos y juristas en Burgos para analizar qué ocurría. La Junta reconoció jurídicamente la libertad de los indígenas que vivían, bajo la autoridad del rey, tan libres como los demás españoles.

No hizo eso ninguno de los difusores de la leyenda negra: Francia, Inglaterra, Bélgica o USA (el mejor indio es el indio muerto); tampoco la Argentina que, ya independiente, aniquiló a los patagones aplicando esa tesis ¡tres siglos después!. Carlos I, tras el Anónimo de Yucay, se planteó abandonar el Perú; algo insólito. Tras mucha discusión Vitoria y otros señalaron ocho títulos de legitimidad (derecho a la libre circulación, la predicación religiosa, la protección de conversos, el servicio a la iglesia, el fin de la antropofagia, la guerra justa y la superioridad del gobierno español), consagraron el "ius gentium", base del Derecho Internacional Moderno.

El esquema de la encomienda no era muy distinto al feudal que aun subsistía en España; comunes eran los abusos que sufrían el pobre allí y aquí, provocando revueltas por las mismas razones. En América se respetó su organización propia del cacicazgo; sus poderes, similares a los del alcalde en la metrópoli, tenían un variado régimen patrimonial: Su autoridad convivió, como aquí, con la autoridad real. Estos regidores elegían muchos de los cargos superiores, como aquí.

Toda conquista, al imponer otra autoridad sobre la existente, es violenta. Cada tiempo tiene su "violencia legítima". La de América era tan insoportable como la que se ejercía en esas fechas en Europa. No obstante fue mucho menor que la usada siglos después por las otras naciones. La mayor mortandad de América se debió a la transmisión de enfermedades a pueblos inermes ante ellas. Fue algo no deseado. Nada que ver con el uso premeditado, siglos después, de la yperita o el cloro en la I GM, de las dos bombas atómicas en la II GM, o del "agente naranja" en la de Viet-Nam. Hoy, vietnamitas y soldados norteamericanos sufren numerosas malformaciones; pero el Gobierno de USA niega su causalidad para no pagar la indemnización ¡ni a sus ciudadanos!.

La conquista de México acabó con la dictadura azteca gracias al apoyo de los demás pueblos indígenas, hartos de semejante inmisericorde tiranía. El régimen español fue más suave y eliminó la antropofagia. Reprodujo la organización de señoríos que había en España. Los pobres indios quedaron bajo la autoridad del señor como lo estaban los pobres españoles. La obligación legal del encomendero, aunque incumplida – proteger al indio – no tenía su paralelismo en España. Aquí el señor no tenía obligaciones; sólo derechos. En España la miseria de la metrópoli, se empobreció con la despoblación. Había en España 7 millones frente a los 20 de Francia

Se achaca avaricia a la conquista. La acusación no es del todo cierta aunque, es claro, la guerra busca apropiarse lo que es de otro; no es un acto de largueza. Pero la riqueza en América se creó, sobre todo, al explotar las minas los españoles, con técnicas desarrolladas por ellos allí mismo. La España americana se benefició más que la metrópoli que se despoblaba por la sangría de gente que tenía allí una opción de la que carecía en España. Los "opresores españoles" recibían aquí peor trato; por eso se iban.

Ese deseo de conquista era el eterno de todos los pueblos. España perdió lo que era secularmente suyo: el Sur de la Francia actual. Eso pasó con las guerras de Carlos I y Felipe II en Europa. Frente a Francisco I se perdieron las guerras del mediodía y hoy la Costa Azul es suya. Montpellier, p. ej., que fue cuna de Jaime I, Rey de Aragón, conserva aun en su Universidad los nombres españoles de sus rectores. No les guardamos rencor.

Querían conservar las fincas (los países) heredados, aunque que se dejaron enredar en una anticristiana guerra de religión del Papa contra los cristianos que se oponía a la reforma de una iglesia claramente corrupta. Aquí, también perdimos, los Países Bajos, Italia, Alemania, etc. Nadie reprocha nada a nadie por eso. Esas "normas de convivencia" eran violentas; pero "normales". Las que había en América eran mejores; eran menos violentas.

La conquista por España erradicó los sacrificios humanos y la antropofagia allí donde existían. La evangelización fue más seductora que impositiva. Fue mucho peor el trato recibido en la metrópoli por moriscos y judíos españoles;o la persecución de los "otros"  españoles, cristianos reformados: sufrieron expulsión; tortura, muerte.

Si se torturó a los aztecas quemándoles los pies para que dijeran donde tenía Moctezuma el tesoro fue porque era una salvajada "normal". De hecho fue más piadosa que las "torturas legales de la Inquisición". Diciendo donde estaba el tesoro se acababa la tortura. Con la Inquisición, santificada por la Iglesia, tras la tortura estaba la muerte. Ni abjurando de su herejía se libraba uno.

Pero nunca hubo nada como Abu-Graib, 4 siglos después, para divertirse los invasores.

España fue invadida muchas veces: celtas, cartagineses, romanos, suevos, vándalos, alanos, árabes, mauritanos,….. Gracias a todos progresamos en nuestro desarrollo cultural y tecnológico. Nadie se lo reprocha. En poco años México pasó de la prehistoria al S. XVII, avanzó más de XX siglos. Su Universidad, la primera de América, enseñaba a los hijos de los caciques mexicanos y de las autoridades meropolitanas latín, griego y hebreo y la ciencia vigente, como en Salamanca. Ninguna colonización trató así a los conquistados; ninguna los llevó de la prehistoria a la vanguardia del conocimiento existente en el mundo más desarrollado en tan pocos años.

El tópico de la "riqueza robada" oculta que la mayoría de la creada se invirtió en América. España llegó en la prehistoria; las viviendas eran bohíos; los palacios de los Jefes eran ciclópeos; sus obras de ingeniería y arquitectura eran pirámides primitivas.

Tras la guerra civil, eso fue la independencia de América, allí quedó toda la riqueza de las ciudades coloniales, muchas de ellas mejores que las de la metrópoli, hechas por los españoles de España y América. Hoy son su mayor patrimonio cultural, sin menosprecio del precolombino.

La riqueza traída a España era el quinto del rey. Hoy en muchos países de América se paga más del 20 % de impuestos. ¿Qué reciben a cambio?.No un progreso equivalente al del S. XVI: pasar de la prehistoria a la vanguardia del conocimiento y del desarrollo tecnológico, ingenieríl arquitectónico, cultural, …. Sus fuertes la protegieron de las invasiones de ingleses y piratas. La población aborigen se libró del trato dado por los USA a las cinco naciones indias: la extinción. La superviviente hubiera acabado en reservas "American Style", como los sioux, navajos,…. La Formación Profesional y Cultural de América la pagó España: su precio fue el despoblamiento de gente muy valiosa: científicos, juristas, militares: Mutis, Elhuyar, San Martín, etc

La independencia, tras 1810 fue parte de la guerra civil de la metrópoli. Los muertos los puso el pueblo: aquí, españoles, ingleses y franceses; allí, todos españoles: de España, criollos e indígenas. Pudieron, ya independientes, crear los Estados Unidos de América; Era una tarea fácil: la infraestructura necesaria ya existía. Pero los sublevados administraron muy mal su victoria. Siguieron en plena guerra civil todo el S. XIX. Ese error es ya todo suyo; sobre todo el de México. En pocos años perdió el 75 % de su territorio, que luego resultó ser todo él un mar de petróleo.

Si su ejército y el metropolítano hubieran protegido sus fronteras, hoy la primera potencia del mundo hubiera sido los Estados Unidos de México. En el Sur habría sólo tres o cuatro naciones.

En 2010 se conmemorará el inicio de todas esas guerras civiles: todos culpables, todos víctimas; todas inútiles. Iberoamérica es la herencia común; hagamos hoy real aquella oportunidad perdida y empeñémonos en reconstruir el futuro cuya oportunidad arruinamos en el pasado..

¿Deudas históricas?. Si hacemos cuentas, no se yo quien es el deudor y quien el acreedor.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.