LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

09/12/2022. 04:00:41

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El trasvase, ¿qué lógica?

Catedrático de Derecho administrativo y abogado

Santiago González-Varas
Catedrático de Derecho administrativo y abogado

Según el autor, la cuestión del trasvase hacia Cataluña desborda cualquier raciocinio ya que el problema de fondo es que se impone una "lógica autonómica" que hace primar lo individual frente a la "lógica nacional o general"

Santiago González-Varas Ibáñez

Fracasa también la "lógica europea", para contribuir a dar soluciones, pues sobra agua en Francia u otros países que podrían trasvasar a España (¿no estamos en Europa, no está España plagada de europeos?). Fracasa también la "lógica económica", para contribuir a dar soluciones, pues, lejos del argumento de la solidaridad, de esta forma quienes tienen agua la venderían a quienes no la tienen y todo quedaría resuelto. En España la lógica no funciona. Desde luego no pretende uno resolver los problemas, ni tampoco pretende siquiera que se imponga "la lógica". Además, cualquier enfoque, en este controvertido tema, será polémico. Pero sí se advierte algo preocupante en relación con el fundamento de quienes reivindican agua, tan loable pretensión.

El fundamento para esta reivindicación lógica sólo puede estar en la lógica general o nacional. Pero el problema es que en el Estado español uno duda de si realmente se da este fundamento necesario, pues lo mismo que los aragoneses usan el agua como recurso propio, individual, autonómico o egoísta, lo mismo hacen los otros cuando tienen un recurso propio, individual, autonómico o egoísta. En efecto, obsérvese que al igual que en Aragón se impone la lógica "autonomista" del agua en Valencia se impone la lógica "autonomista" del idioma propio, porque en el Estado español actual cada cual impone lo que tiene y puede. Se da a entender así que tampoco priman los intereses generales allí donde surgen estas reivindicaciones.

A los aragoneses que quieren vivir en la Comunidad Valenciana se les impone la lengua, en los colegios a sus hijos, en los concursos públicos si quieren llegar a tener un puesto en la Administración y, hasta para ser conductor de una grúa (apareció la noticia el otro día en los periódicos), se impone esta lógica autonómica excluyente. Y esto es lo realmente preocupante del asunto, ver que puede perder fundamento una pretensión tan lógica como el trasvase.

¿A qué llevan estas reflexiones? Lo lógico sería rescatar la lógica general o nacional, pero lejos de la apariencia, en su sentido propio, en Aragón pero también en los demás lugares, porque en tanto en cuanto no sea así perdería legitimidad cualquier fundamento en clave general allí también se impone lo parcial y excluyente. Y que no se diga que el agua es una cosa y las lenguas otra diferente, pues es evidente que incluso lo segundo es más artificial que lo primero, que es un recurso natural, máxime cuando no hay necesidad alguna de imponer lenguas. Desde luego España debería españolizarse igual que Alemania se alemaniza, por ejemplo. Esta es la lógica de Europa, por cierto.

Evitemos en el futuro que a nadie se le impongan lógicas parcialistas e injustas, sean las que sean, porque de lo contrario toda reivindicación general pierde cualquier fundamento.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.