LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

09/12/2022. 03:10:39

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

ESG ¿Hemos finalmente comprendido la «Uberización» legal?

Abogado en Canadá, Argentina y Brasil
Profesor de ética profesional y de derecho internacional de los negocios de la Cooley Law School, Western Michigan University, Estados Unidos Phd. Universidad de Paris 2
Founder at The Latin Lawyer Law Corporation
alex@latinlawyer.ca

La fábula del unicornio y el caballo: un conflicto de modelo regulatorio corporativo creado por plataformas digitales

Apuntes sobre una nueva decisión que hizo pagar a Uber 100 millones de dólares en cargas e impuestos laborales adeudados al estado de Nueva Jersey

En 2018, el escritor de Michigan, David Miles publicó su libro para niños “El Unicornio y el Caballo” apenas tres años después de que Uber fuera consagrado como el start up más valuado del mundo. Su libro infantil narra la historia de un bello unicornio con asta de ébano y crin de arcoíris terriblemente envidiado por un cansado y rústico caballo de tiro. Unicornio y caballo son muy diferentes, uno come cupcakes rosados y el otro apenas heno, la belleza del unicornio provoca admiración, el desgaste físico del caballo en cambio atrae a las moscas. El unicornio produce los arcoíris a su paso mientras el caballo solo se enloda con la lluvia.

El lunes 12 de setiembre último, el arcoíris del unicornio Uber Technologies Inc. se nubló con el pago de 100 millones de dólares adeudados en cargas sociales al estado de Nueva Jersey por clasificar irregularmente a los conductores de taxis como trabajadores autónomos.

¿El unicornio es en realidad un caballo disfrazado? o ¿El unicornio usó inteligentemente el arcoíris de su negocio para financiarse durante años sin cumplir con las obligaciones laborales como las debe regulatoriamente cualquier negocio que tira del carro?

Las respuestas podrían surgir de una fuga de archivos de Uber que llegó a manos del diario inglés The Guardian.

The Uber Files. Los escándalos de Uber ya fueron motivo de libros, series de TV e investigaciones, pero nunca se vio nada como estos archivos. El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) los publicó a fin de julio bautizados como “The Uber Files” (www.icij.org), revelando 124.000 archivos de los directores corporativos del unicornio cedidos por The Guardian, que mostrarían cómo la empresa conquistó su espacio de mercado en el mundo, produjo su arcoíris, engañando a los investigadores, seduciendo a las autoridades y hasta explotando la violencia social. Esos documentos son indiciarios de que el gigante tecnológico habría ingresado en las principales ciudades del mundo, captando la admiración de los oligarcas y eludiendo impuestos para consagrar su caótica expansión. En suma, sedujo supuestamente a esos nuevos mercados con su arcoíris y la belleza (¿financiera?) de un unicornio.

Es público que, a mediados del 2015, los taxistas de Marsella sembraron el caos en la ciudad quemando neumáticos y bloqueando el aeropuerto para evitar que Uber, el unicornio nacido del otro lado del planeta, en el Silicon Valley, operase sin licencias y con choferes autónomos para arruinarles el modelo histórico de su negocio, su forma tradicional de tirar del carro. El esfuerzo del caballo se transformó en ira y la impotencia de competir con el unicornio acumuló una explicable envidia por el arcoíris.

¿Le sirvió al caballo envidiar y violentarse? Como en la fábula de Miles, el caballo comenzó a envidiar al unicornio antes de comprender que tal vez, le serviría más aproximarse hacia alguna forma de amistad o de consenso. Era demasiado duro para el caballo admirar la belleza del unicornio.

Entre los archivos de Uber, también aparecería el primer ministro holandés, Mark Rutte recomendándole a Travis Kalanick, fundador de Uber en el 2016 como cambiar la imagen de su empresa y transformar la agresividad de entrar en los mercados sin las debidas licencias administrativas en una formula atractiva, mostrando el cariño por las comunicaciones y la simplificación del transporte en taxi proponiendo a los taxistas una alternativa para cambiar su negocio.

Según ICIJ, los files exhiben a directores de Uber debatiendo estrategias comunicacionales para aprovechar la violencia de las manifestaciones de taxistas. La organización explica que también se exteriorizan celebraciones en eventos e intercambios corporativos estratégicos para eludir impuestos, tal como lo destaparía una reunión entre un embajador estadounidense y un inversor de Uber en una sauna finlandesa o un oligarca ruso entreteniendo a ejecutivos de Uber con una banda de música cosaca.

El unicornio goza de influencia y estrategia para seducir con su arcoíris. Se menciona, asimismo, que el abogado del unicornio llegó a circularizar un manual de cómo debían comportarse los choferes de Uber si eran detenidos o investigados por oficiales u agentes de fiscalización para evitar cualquier acopio de evidencia comprometedora.  

Jurídicamente, la idea de desafiar las leyes tradicionales de un mercado mediante la imposición de un modelo de negocio tecnológico innovador y disruptivo engalana la fantasía del unicornio. La violencia, rebeldía y envidia del caballo a su vez, promocionan al unicornio porque prometen un cambio revolucionario del marco regulatorio tradicional. Pero esa promesa tiene límite.

El final del arcoíris. El lunes 12 de setiembre, Uber pagó 100 millones de dólares de deuda por violación de las leyes laborales de Nueva Jersey. La tendencia a reconocer como empleados a los choferes de Uber es imparable en todo el mundo. Pero el unicornio parece estar financieramente preparado para ello.

El departamento de empleo de Nueva Jersey multó a UBER en 2019 por impuestos laborales impagos entre 2014 y 2018 por haber clasificado erróneamente a los choferes de taxi como autónomos. Uber disputó la multa y tuvo que soportar en contra de su consentimiento una pesada auditoria que llegó a esa enorme cifra deudora en impuestos laborales que el unicornio pagó sin recurrir.

¿Se financió entonces con su arcoíris? y ¿Es licito aprovechar un modelo regulatorio disruptivo?

La “Uberización” legal: ¿disruptiva, ilegal o elusiva?  “We’re just fucking ilegal”,respondió, según ICIJ, el jefe de comunicaciones de Uber a un colega cuando las autoridades tailandesas amenazaban cerrar el negocio.

De acuerdo con The Uber Files, Uber llegó a operar en más de 80 países, pero tuvo también que salir de mercados importantes como China, Indonesia, Filipinas, Rusia, Tailandia debido a sus prácticas de elusión fiscal, competencia desleal y violación de los derechos sociales.

La portavoz de la empresa Jill Hazelbaker explica que a partir de 2017 el unicornio corrigió su práctica comercial errónea enterrando su infame pasado corporativo. Uber es ahora una empresa diferente desde que Dara Khosrowshashi se convirtió en su CEO en 2017 y los errores fueron admitidos y/o corregidos.

El pago de esa tremenda multa, la más alta en su especie, solo da prueba de una regularización hacia el pasado, condenando a Uber y su filial Raise. A pesar de ello, el unicornio continúa a afirmar que, tras el cumplimiento, continua a considerar a los conductores de taxi como trabajadores independientes, garantizándoles su flexibilidad en la prestación de su servicio y solicita a los legisladores que revean la clasificación laboral de esa función en el futuro.

No tiene prisa por que las reglas cambien, porque el beneficio financiero del unicornio disruptivo es significativo. Como ocurrió en otras empresas que siguieron ese modelo de plataforma digital con “third party providers” el pago de multas atrasadas parece compensar los lucros. En efecto, los 100 millones de Uber no son más que una parte de lo que le reclamaba el estado de Nueva Jersey inicialmente, mientras que el modelo jurídico del arcoíris ya fue globalizado a través de las plataformas digitales.

Uberización europea. En setiembre, sindicatos y conductores de taxi, repartidores de bicicleta, camareras de departamentos de alquiler, entre otros trabajadores de plataformas digitales, provenientes de más de 20 países de la Unión Europea manifestaron por tercera vez en Bruselas reclamando la mejora de las sus condiciones laborales. En noviembre, el Parlamento Europeo se prepara para debatir un proyecto bajo el nombre de Ley Rider. La norma alcanzaría hoy a 4 millones de trabajadores europeos de plataformas digitales aproximadamente y el 8 de diciembre una directiva será analizada por el Consejo Europeo.

La convivencia de dos modelos jurídicos. La Uberización legal se presentó globalmente como un modelo de flexibilización laboral, fiscal y comercial, que permite a muchas personas ganar dinero sin ser empleados y a las empresas de tecnología como UBER desarrollar un modelo jurídico y comercial disruptivo. Siguiendo la fábula de David Miles, generó un arcoíris alimentado con suculentos cupcakes para los unicornios.

Pero la disrupción regulatoria no es un elemento fundamental para justificar un nuevo modelo legal, porque, por ejemplo, la premisa de que un empleado no puede tener un trabajo flexible es muy cuestionable.

Si bien no existe una real revolución jurídica que respalde esta inferencia de falta general de flexibilidad en un empleo, esta rebeldía introducida por UBER ha dominado el mercado casi una década.   

Hoy en día, se puede trabajar como empleado jurídicamente protegido e incluso, como ha sido demostrado en tiempos de pandemia, cumplirle al empleador con trabajo desde el hogar. El lugar de trabajo ha perdido casi completamente su tradicional significancia jurídica.

La clasificación de los conductores de Uber generó controversias y rebelión alrededor del mundo jurídico, se nutrió de una envidia entre dos modelos jurídicos que, al parecer, ya se apaga. No falta mucho para que como en la fábula de Miles, el caballo y el unicornio se entiendan para resolver sus diferencias manteniendo ambos modelos, tradicional y disruptivo como dos fórmulas versátiles para un mismo negocio.

El Caballo y el Unicornio podrán en breve correr juntos por el prado como buenos amigos.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.