LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

04/12/2022. 22:01:52

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La Propuesta Majareta

director de Goberna & Derecho

Joffre Campaña Mora
director de Goberna & Derecho

El autor realiza un análisis sobre una propuesta "majareta" (alocada, en argot guayaquileño), mediante la cual el gobierno ecuatoriano pretende reformar el sistema de administración distrital

Joffre Campaña

La última propuesta de la tecnocracia que dirige al gobierno ecuatoriano consiste en dividir a Guayaquil en varios distritos, de tal suerte que la ciudad sea administrada por varios alcaldes. No ha sido suficiente dividir a la provincia del Guayas con fines meramente electoreros. Tampoco ha sido suficiente burlarse de la voluntad popular expresada en las urnas el 15 de abril de 2007 por el que se aprobó un Estatuto que el Congreso Constituyente ha despreciado, ni eliminar la facultad de los ciudadanos para asignar el 25% del impuesto a la renta a los municipios, ni ha sido suficiente restar recursos a la Corporación para la Seguridad Ciudadana, afectando con ello a la seguridad de los guayaquileños, ni tildar como socialcristianos a quienes no comulgan con las ideas de Chávez y de Evo Morales. Tampoco les ha bastado con tratar de impedir la obra pública municipal manipulando al Tribunal Constitucional y logrando, con argumentos fatuos, que las licencias ambientales, que son un requisito para la ejecución de obras públicas deban solicitarse ahora en Quito; ni les ha sido suficiente convertir al abogado del Estado en abogado del Gobierno para tratar de impedir que las fundaciones públicas municipales continúen contrastando, con sus resultados, la inoperancia del gobierno que ni siquiera mediante decretos de emergencia -absolutamente inconstitucionales- ha logrado construir algo importante. No, ahora necesitan frenar el desarrollo imparable de la ciudad, atacando a la institucionalidad municipal con una propuesta majareta.

Ciertamente que proponer un sistema de administración distrital para una ciudad que no tiene problemas de gestión de los servicios públicos municipales constituye una demostración de que lo único que interesa a sus proponentes es destruir aquello que funciona, lo cual se va ya convirtiendo en una constante.

Es verdad que procesos de reforma administrativa son necesarios en la Municipalidad de Guayaquil. Eso nadie lo duda, como tampoco puede discutirse que la máxima eficiencia administrativa se logra cuando los ciudadanos participan junto con la administración municipal en la búsqueda de los más altos niveles de bienestar dentro de las áreas de competencia local. Habilitar oficinas municipales en áreas periféricas es,  por tanto, entre otras acciones, una necesidad.

La reforma administrativa así orientada es bienvenida. Pero pretender aumentar el conflicto, esta vez al propiciar enfrentamientos políticos no derivados de la lucha de clases o de las ideologías, sino a través del diseño de una estructura administrativa que propicie caudillismos distritales para destruir la gestión local, lo que llega a límites que rebasan lo tolerable. Tal vez sea hora de pensar y diseñar una Administración Única para Guayaquil. La tesis no es nueva. Fue desarrollada en Galicia por Fraga Iribarne y luego impulsada académicamente por Rodríguez-Arana.

Con la Administración Única, la ciudad de Guayaquil, a través de sus órganos de gobierno, ejercitaría las competencias propias de los Municipios y asumiría, por delegación, aquellas propias del Gobierno Central en el territorio local. Las políticas nacionales de las competencias asumidas se cumplirían a cabalidad, pero la ejecución correspondería al Gobierno Local. Este puede ser un tema para una inminente consulta popular local.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.