LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

09/12/2022. 23:49:37

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Repúblicas bananeras

es colaborador de Legal Today

El autor analiza la creciente politización de la justicia y la acción de los medios de comunicación en dicho proceso

Me ha llamado la atención la batalla estival desatada entre el grupo PRISA y el gobierno del Presidente Rodríguez Zapatero. Cualquier persona que viva durante varios años en este país rápidamente toma consciencia de la importancia de ciertos grupos mediáticos en la acción política de los partidos de masas. La atención, por supuesto, termina recalando en las alianzas, en apariencia inexpugnables, con que se controla el poder en la península.

En una reciente entrevista al consejero delegado del grupo PRISA, el señor Cebrián carga contra un gobierno que otorga la TDT de pago pretendiendo "liquidar el felipismo" y organizar un "grupito de medios" que respondan a sus directrices gubernamentales. Denuncia, además, la alevosía -agostidad, le llama, con evidente lirismo periodístico – con que nace el decreto de urgencia, a todas luces desfavorable para sus intereses empresariales.

Hasta allí, todo bien. Se trata de una posición legítima, defendible dentro del marco de la legalidad y cuestionable en tanto materia de juicio. Sin embargo, hay algo en lo que no concuerdo con el "argumentarlo" del hombre de PRISA. Sostiene Cebrián que la acción alevosa del gobierno asemeja al país con una república bananera que genera inseguridad jurídica. Yo creo que el tema es más complejo de lo que nos pinta el editor.

La politización de la justicia, la división de poderes y la calidad democrática de este país -todas cariátides que preocupan a Cebrián- no sólo han sido puestas en tela de juicio por este decreto de urgencia, hoy tan cuestionado. Al margen de ello, la acción permanente de ciertos medios de comunicación que aplauden caprichosa y arbitrariamente los devaneos del gobierno coadyuva a sembrar el terreno de la justicia española de una hierba mala de poder que ahora es imposible arrancar de cuajo. Sí, pese a quién le pese, con su afán cortesano, los medios de comunicación también son responsables de la politización de la justicia y del mercado, de esta exacerbada irrupción de la potestas en un terreno que jamás debió ser profanado.

Si queremos una democracia moderna fundada en el respeto a las leyes y las instituciones -también al Tribunal de la Competencia- tenemos que frenar el intervencionismo estatal siempre, no sólo cuando nos convenga. Y en todos los terrenos.  Rasgarse las vestiduras ante un hecho concreto que afecta nuestros bolsillos nos quita legitimidad, más aún si se trata de un gobierno cuyas políticas disolventes aplaudimos un día sí y el otro también. El señor Cebrián acierta en un punto en concreto. Algunas maniobras son dignas de repúblicas bananeras. Y muchas opiniones también. Faltaba más.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.