LegalToday

Por y para abogados

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

03/07/2020. 20:22:04

LegalToday

Por y para abogados

blog Entendiendo las Finanzas

“El poder de la imaginación nos hace infinitos”

Director Financiero del Grupo Hispamaroc

Esta frase que acuñó John Muir, naturalista escocés que escribió más de 300 artículos y 10 libros narrando sus viajes por todo el mundo, podría ser nuestra máxima a la hora de afrontar la situación de incertidumbre de estos duros momentos que nos ha tocado vivir. Es decir, que en nosotros y en la capacidad de creatividad o ingenio que sepamos desarrollar reside la clave para superar con éxito el duro reto empresarial al que nos enfrentamos.

Cerebro

Pongámonos en situación. Desde el pasado 14 de Marzo con la promulgación del RD 463/2020 en el que se declara el estado de alarma en todo el territorio nacional y la aplicación de una serie de medidas adoptadas por el Gobierno, las empresas no dejan de pensar en cómo paliar los gravísimos efectos económicos derivados de este entorno.

La actividad comercial se ha visto drásticamente reducida y la situación de muchas compañías, especialmente pymes, se está llevando al límite.

Hace relativamente poco proclamábamos a los cuatro vientos que el crecimiento de nuestra economía era superior a la gran mayoría de los países de la U.E. a pesar que todos los indicadores mostraban la desaceleración de la economía mundial.

Ayer mismo la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, manifestaba que era "demasiado pronto" para saber si nuestra economía entraría en recesión.

Parece que esa impresión no concuerda mucho con los datos publicados esta misma semana en el informe "Economic effects of coronavirus outbreak (COVID-19) on the world economy", del profesor del IESE Nuno Fernandes en el que advierte  de una caída cercana al 4% en nuestro PIB, pasando de un 1,8% hasta un -2,1%. Pero no solo en España, sino que cada mes que pasemos en esta situación el PIB mundial caerá entre un 2% y un 2,5%.

Leíamos hace unos días en Expansión que JPMorgan también avisaba de que el PIB de la UE podría desplomarse hasta un 22% en el segundo trimestre del año como resultado de la crisis del coronavirus.
Realmente nadie sabe lo que va a pasar porque nunca hemos tenido una crisis sanitaria de este calibre en tiempos de economía moderna, y se nos hace casi imposible medir los impactos en tiempo real.

Pero no podemos obviar señales como el hundimiento de las Bolsas de todo el mundo para adivinar las dificultades que nos vamos a encontrar en las economías globales.

No pretendo inundar esta modesta opinión de datos catastrofistas y muchísimo menos instruir de macroeconomía. Mis múltiples carencias en este sentido me hacen pensar que quizás deba centrarme en qué podemos hacer las Pymes para amortiguar esta situación.

Mejor apliquemos la enrevesada frase del genio Albert Einstein.  "Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado".

El COVID-19 ha dado un vuelco total a los hábitos de las empresas y es el momento de tirar de imaginación. Partimos de la base que estamos en una situación excepcional que requiere decisiones extraordinarias.

Muchas veces hemos oído hablar de que los momentos de inestabilidad son oportunos para revisar nuestros costes; comprobar si realmente tenemos una estructura dimensionada con nuestra realidad. Una  organización eficaz de los recursos, tanto fijos como variables, deriva en una gestión adecuada del negocio. Cada uno de nosotros conoce el funcionamiento de nuestras empresas y debemos usar ese know-how para mejorar la eficiencia. Pongamos en práctica ese conocimiento revisando todos los procesos de nuestra empresa: la gestión de los stocks, la energía, los suministros, los procesos de compras, la digitalización, la tesorería, la fiscalidad. Pequeñas decisiones que ayudan y que debemos tomarlas, aunque no dejan de ser coyunturales.

Por otro lado, los cambios en la manera de trabajar también pueden generar oportunidades de  negocio. Aunque hay que tener cuidado con lo que hacemos, porque sin serlo, puede parecer que  nos estamos beneficiando  de una situación límite y eso podría dañar nuestra reputación corporativa. No se trata de ser "oportunistas", se trata de generar circunstancias positivas, de cambiar hábitos que puedan paliar, en parte, el desastre económico generado y la disminución del crecimiento. Seguir con la actividad pero ayudando.

En estos últimos días, donde vivimos pegados a las pantallas, nos inundan  noticias en todos los medios con varias iniciativas altruistas de multinacionales para ayudar a combatir la pandemia. A modo ilustrativo me gustaría destacar algún ejemplo de cómo los pequeños negocios se reinventan. Casos dignos de admiración como el de una empresa alicantina que se dedicaba a la fabricación de rótulos de metacrilato para publicidad y que desde el comienzo de la crisis no para de fabricar mamparas destinadas a aumentar la protección de los trabajadores de farmacias y gasolineras. O el de la empresa sevillana que producía polos para uniformes y con el excedente de telas está elaborando mascarillas y batas de quirófano.

Estemos preparados para actuar ante cualquier circunstancia. El tiempo transcurre muy despacio en nuestras casas pero muy rápido ahí fuera y el impacto de la crisis puede provocar un escenario jamás imaginado. Mientras que los verdaderos héroes de este dramático escenario reciben merecidos aplausos cada día mientras intentan salvar vidas de personas anónimas arriesgando la suya propia, aportemos nosotros ese pequeño granito de arena e intentemos salvar empresas ante este futuro incierto.

Blog

Blog Entendiendo las finanzas

Te recomiendo

Entendiendo las finanzas nace como un espacio donde desarrollar temas relacionados con el mundo de las finanzas en la empresa. Un lugar donde poder profundizar y debatir en torno a asuntos de actualidad financiera y cultura empresarial desde el punto de vista de un CFO. Endeudamiento, Cashflow, presupuestos, optimización de beneficios, gestión de crisis, KPIs y medición de impactos,… en definitiva, todo aquello relacionado con la función financiera en pequeñas y grandes empresas.

Queremos que sea un blog de opinión y cercano a la realidad, por lo que los artículos y temas tratados tendrán, en muchos casos, su origen en la experiencia personal de los colaboradores, los cuales serán de los más diversos sectores. De esta forma, en lugar de adoctrinar y dar clases magistrales, pondremos en valor los diferentes puntos de vista haciendo nuestros artículos fáciles de leer y cercanos.